Todos los Chiles posibles

Joel Muñoz

Publicista

Mientras asistimos a una batalla electoral sin ideas y sin proyectos consistentes para el país, en los territorios se está jugando la verdadera batalla del futuro. La construcción de una economía basada en la creatividad, la innovación y la generación de valor agregado es una misión que va más allá de quién gobierne. Los emprendedores lo saben. En cada territorio del país se articulan las fuerzas productivas, los servicios, las instituciones y las universidades, con todas las dificultades que presenta la cultura del individualismo y la desconfianza. Con todas las barreras de la burocracia y las fuerzas de la costumbre. Con todas los problemas de un sistema centralizado que impide que emerjan las identidades locales y regionales.

Un territorio es un espacio físico que contiene un potencial productivo común, que es el motor de la vida no sólo económica, sino también social, cultural y educativa. Desde estos espacios se construye otro país, basado en muchos Chiles, con ofertas múltiples que deberán florecer para el mercado nacional y global. Las comunicaciones, el marketing y la publicidad pueden hacer un gran aporte a este desarrollo estratégico del país. Primero, para facilitar y acelerar la asociatividad entre los diversos actores y luego, para proyectar la identidad comercial y cultural de cada territorio al mundo.

Es un desafío nuevo, que necesita de especialistas en todos los Chiles posibles, conocedores de los valores y del capital de cada territorio, expertos en la gente de cada lugar, en sus costumbres y tradiciones, como en sus posibilidades de futuro. Es una tarea creativa, que exige mirar el país desde un punto de vista no usual, se trata de pensar cada territorio como si fuera el centro de Chile. Y en cada lugar comprender la identidad que surge de la actividad productiva. En un lugar será la actividad minera, en otros la forestal, la acuicultura, el turismo, los servicios, los alimentos, el capital humano, en fin.

Es una oportunidad social, que sólo puede ser realizada con éxito si hay participación ciudadana plena, con todos los actores que dan vida al territorio. Cada espacio deberá convertirse en una marca que perdure en el tiempo. La construcción de esta identidad no puede ser al azar, ni sólo ser una expresión de deseo de quienes participan de estos esfuerzos. Las marcas y sus promesas deben ser sostenibles y responder a las demandas y expectativas de los mercados.

Como profesional de esta área, si uno observa esta emergente actividad territorial como indispensable para el futuro, se hace difícil comprender al menos dos cosas: La primera: ¿Por qué el desarrollo territorial no forma parte central de los discursos políticos de futuro? La segunda: ¿Por qué las universidades no están formando profesionales expertos en desarrollo territorial?

Tal vez porque los responsables de las políticas de desarrollo no han logrado instalar una imagen objetivo de lo que será Chile en 10, 30 ó 50 años. Los chilenos y chilenas no hemos visualizado, un país distinto al que hoy tenemos. Nadie está mostrando el sueño posible de los territorios con identidad económica y cultural propia, junto con los beneficios que esto puede traer para todos.

Este es un buen momento para imaginar tantos Chiles como territorios productivos existen y los que emerjan como resultado de la innovación. Un país con decenas de marcas representativas de cada identidad, que contengan lo mejor de lo nuestro. Pensando siempre que detrás de estas “marcas” y este “marketing” está la posibilidad de realización y bienestar de millones de chilenos diversos, originales, orgullosos de lo que hacen, integrados asociativamente gracias a la cultura de la cooperación territorial.

* Edición Nro. 173 de El Periodista

Comentarios (1)
Agregar comentario
  • José Castro

    Don Joel Muñoz, solicito a Ud., si lo tiene a bien informarme de como averiguar acerca de la ULARE ya que yo estudie la carrera de derecho pero congele mis estudios y hoy no encuentro ningún registro ni como solicitar certificados u otors documento que avalen mis estudios, en internet he buscado hasta el cansancio y no logro tener respuesta, y , como soy de provincia me cuenta viajar a tratar de localizarlos, cualquier información solicito con el debido respeto informarme. Saluda cordialmente a Ud.,

    José Castro