Colegio de Profesores: nueva Ley de Educación Pública mantiene pilares del actual modelo

El parlamento despachó la ley de Nueva Educación Pública (NEP), iniciativa largamente anhelada por los docentes pues por más de 30 años hemos sufrido con la municipalización.

Por  Carlos Díaz Marchant*

Esperábamos la vuelta de los colegios al Estado, el fortalecimiento de la educación pública y la instauración de un nuevo modelo que revirtiera, en profundidad, el actual sistema estandarizado que rige la educación chilena. Lamentablemente nada de esto ocurrió y el gobierno, en acuerdo con la derecha, promulgaron una ley que mantiene intactos pilares esenciales del modelo existente.

El cuerpo legal está contenido en 191 páginas, con 84 artículos permanentes y 55 transitorios. Se crean los Servicios Locales de Educación (SLE), el primero parte a inicios de 2018 y comprende Lo Prado, Pudahuel y Cerro Navia. El segundo lo hará a mediados de 2018 en Coquimbo y Andacollo.

El acuerdo de última hora entre gobierno y derecha empeoró aún más esta ley, de hecho el artículo 6° transitorio da atribuciones al próximo Presidente de la República para modificar el calendario de instalación, permitiendo que el último SLE inicie recién en 2030. Además el artículo 7° transitorio crea el Consejo de Evaluación del Sistema de Educación Pública, que faculta al próximo gobierno a evaluar el sistema en 2021, para tomar determinaciones respecto de su continuidad. El acuerdo gobierno-derecha concordó también la redacción del artículo 10° transitorio que permite a las municipalidades o corporaciones municipales solicitar no ser traspasadas al SLE en los plazos contenidos en esta ley. Todo esto produce más incertidumbre respecto del futuro de la educación pública, alargando exageradamente los plazos y permitiendo la coexistencia, por años, de 2 tipos de educación pública: municipal y SLE.

Marchas, campanazos, velatones, conversaciones con diputados, senadores y autoridades ministeriales, caminata a Valparaíso e incluso un paro nacional de docentes fueron los medios a través de los cuales nos hicimos escuchar como gremio. Ahí está la reducción a 35 alumnos por curso (artículo 19°) y frenamos los intentos de generar una segunda deuda histórica (artículo 34° transitorio). Esto último es un gran logro de la actual conducción del Colegio de Profesores pues no existía ninguna voluntad de parte de los alcaldes, ni del gobierno, por resolver esta situación.

*Presidente Regional Metropolitano –  Colegio de Profesores

Comentarios (0)
Agregar comentario