Si no se llama Dictadura, entonces llamémosle Tiranía

No es sano para Chile que el Ministerio responsable de educar a los niños y niñas, oculte la verdad histórica y dé la razón a Krassnoff, cuando en verdad la supuesta guerra que ahora insólitamente reivindican algunos, tuvo al frente a chilenos subalimentados, con miedo, maltratados, amarrados de manos y con sus ojos vendados.

Escribe Jaime Quintana, senador PPD

Era 1988, corría el mes de octubre, y la noche en cuestión llevaba el numero cinco. Luego de escuchar al General Matthei, no esperamos los cómputos oficiales del gobierno y salimos a la calle a celebrar. Entendimos que era una señal, de que por lo menos la Fuerza Aérea no prestaría su nombre para una aventura destinada a desconocer los resultados.

Ni en mis dos victorias como diputado y en mi último triunfo electoral como senador, tuve tanta alegría desbordada. Gritamos, cantamos la canción nacional y abrazamos a todos quienes llegaban al centro de Temuco a celebrar el regreso del sentido común.

Debo haber tenido 22 años y una militancia socialista que esa noche coronaba su primer triunfo democrático. Sin odio y sin violencia, el pueblo de Chile vencía a una Dictadura oprobiosa, que había gobernado por 17 años, haciendo del exterminio de quienes pensaban diferente, su principal política pública.

Deben haber sido unos 30 minutos de alegría y abrazos, donde sentimos lo hermoso y vital de la libertad. Si bien, en mi región, solo en Temuco y Collipulli había triunfado el NO, nos creíamos con el derecho de decirle a todo el mundo, que habíamos ganado, que esa noche era nuestra. Pero algo pasó que nos borró la risa de la cara y regresamos con el mismo miedo de siempre a dormir a nuestras casas.

Mientras bailábamos de alegría, apareció un comandante, cuyo nombre todos en la oposición sabíamos de memoria y a quien le precedía un currículo de terror. Un viejo socialista gritó en la noche !!!Viene Krassnoff!!!, algunos corrieron, otros no alcanzamos. Pensé en ese momento, que se habían desconocido los resultados y que la historia nos estaba jugando de nuevo una mala pasada. El militar, era por ese entonces quien más poder tenía en la Araucanía. Llevaba 8 meses a cargo del regimiento Tucapel, siendo justamente aquí, donde logró ascender a Coronel. Llegó de pie en la parte trasera de un jeep militar. Desde allí nos preguntó fuerte y girando su cabeza para que todos pudiésemos ver su rostro claramente cosaco, “¿Qué celebran?”. Un amigo, estudiante de medicina, le respondió, “ganamos, ustedes perdieron”; Krassnoff comenzó a reír sin emitir sonido, mostrando una ironía que pobló de silencio esa noche. “!!! se largan ahora del centro!!!, gritó. Mi amigo intentó responderle, pero el viejo socialista, casi le tapa la boca. “Este es mas malo que Pinochet, mejor váyanse pa’ la casa cabros”, nos terminó diciendo.

Hace unas semanas en la comuna de Providencia, se le rindió un homenaje al brigadier Krassnoff y todo Chile volvió a dividirse entre el Si y el No. Soy un defensor de la libertad de expresión, sin embargo creo que esta vez el Alcalde Labbé fue demasiado lejos. En Alemania, nadie osaría realizar un homenaje a un criminal nazi, solo recuerden el revuelo que levantó la frase que Sebastián Piñera escribió en el Libro de Visitas, en su último viaje a Alemania, “Deutschland ubre alles” (Alemania sobre todos) y que recordaba un himno del ejército de Hitler. Si aun hay chilenos que admiran a quienes torturaron, asesinaron e hicieron desaparecer a compatriotas, deben guardarse esas loas para el almuerzo del domingo y las cenas familiares.

Como si lo de LABBE no fuese suficiente, ahora es el Mineduc quien saca de los textos escolares la palabra Dictadura y la reemplaza por Régimen Militar. No es sano para nuestra democracia que en medio de empanaditas y pisco sour se lisonjee a quien sigue jactándose de ser un héroe. No es sano para Chile que el Ministerio responsable de educar a los niños y niñas, oculte la verdad histórica y dé la razón a Krassnoff, cuando en verdad la supuesta guerra que ahora insólitamente reivindican algunos, tuvo al frente a chilenos subalimentados, con miedo, maltratados, amarrados de manos y con sus ojos vendados, si eso no se llama Dictadura, entonces llamémosle Tiranía.

Comentarios (4)
Agregar comentario
  • WASHINGTON HERRERA

    Completamente de acuerdo con tú visión de futuro, has recordado el pasado de un momento de la historia de este país, en donde la gran mayoría de los Chilenos mediante un simple lapiz dijeron No,eran muchos años de un regimen que pensaba diferente a la mayoría y que día a día se hiba degastando en reprimir y provocar un rechazo nacional e internacional.
    Cuanto a costado encontrar el encuentro de todos nosotros, pero no falta de aquellos que les gusta refregar la herida, pero la Historia está ya escrita con la pasión de los antecedentes historicos, que no pueden cambiar lo ocurrido.
    Los últimos hechos que han provocado un rechazo colectivo, como Ud lo indica, son los signos de una epoca ya pasada en el tiempo,que cada día que pasa son más significativas.Los Nuevos Tiempos están diciendo que las Nuevas Generaciones están preocupadas e informadas por lo que estamos dejando.
    Por lo tanto mirar hacia el presente, Chile necesita cosas constructivas no destructivas, un Senador plantea la necesidad de invertir en desarrollar soluciones energeticas,otro buscar la Equidad Social, lo Jovenes una Educación de Calidad, los Trabajadores respeto a su función,como en todos sus derechos,la Economía al servicio del país, la Protección Social sea efectivas desde la infancia a la 4ª edad.Así tendremos un país pacificado en su espíritu por lo acontecido, pero sin olvido.

  • Ernesto

    Latero y retrogrado. Dictador es uno que no entrega el poder, Don Augusto voluntario o no , lo entregó. Tirano es aquel que somete a su pueblo, lo mismo que hace usted con sus palabras y usando este medio, y se suma que de una vez por todas la mayoria trabajamos y duro para que hoy tengamos el país que disfrutamos

  • francisco

    Ernesto, verdad que pinocho no sometió a la nación pues. Si entregó el poder fue porque no le quedó otra, gustoso se habría quedado ahí hasta el 2006.
    Qué nivel de hipocresía el tuyo.

  • cayo

    la pregunta del millon,
    en dictadura, perdon durante el regimen militar
    de DDDDDDon Agusto
    habria existido la posibilidad de escribir libremente lo que piensas,
    otra consulta
    ya quienes dejaron trabajar y llenar sus arcas libremente durante todo este tiempo.