Jaime “Pillo” Vera, ex jugador y entrenador: “Arturo Vidal es el mejor jugador que he visto pasar por Colo Colo”

El volante lo invitó para que conociera las metodologías de entrenamiento que se desarrollan en el Bayer. Vera quedó impresionado, no tan sólo con las instalaciones y manera de trabajar, sino también con el Vidal que se encontró. “Un hombre maduro, preocupado por su familia y especialmente de los necesario para alargar lo más posible su carrera”, cuenta en esta entrevista.

Por Andrés Ampuero

A los 12 años, mientras defendía a su club de barrio Santa Teresita de Vivaceta fue descubierto por el ex jugador (década 50 y 60) y formador de jugadores de Colo Colo, Bernardo Bello. Era un amistoso y el rival era la Universidad Católica, el resultado fue 3×0, todos los goles los hizo Jaime Vera (55 años). Impresionado por su talento, Bello lo invita a integrase a las divisiones menores del Cacique, pero para sorpresa del Formador Jaime rechaza el ofrecimiento. “Toda mi familia era hincha de la Universidad de Chile y hasta ese momento yo también”.  Sin embargo, un compañero de equipo insistió y le hizo ver la oportunidad que estaba rechazando, ese amigo era el ex jugador (década 80) y actual formador en Colo Colo, Hugo González. Recapacitó su decisión, sin embargo puso una condición,” voy si me acompaña Hugo”. Desde ese momento comenzó la trayectoria de Jaime Vera en el Fútbol y de paso se inició una relación de amor incondicional con Colo Colo. “En Pedreros me formé desde niño y he sido jugador, entrenador de las inferiores y ayudante técnico del primer equipo, he pasado muchas cosas en el club”.  

En el Cacique alcanzó 6 títulos nacionales y levantar la primera con Colo Colo lo dejó marcado en 1981, tenía 17 años. Meses antes el mismo Bello le había informado que era integrado al primer equipo, no lo podía creer, iba a compartir camarín y una cancha con su ídolo, Carlos Caszely. Junto con el Chino conformaban el plantel los Sub Campeones de América Leonel Herrera y Mario Galindo, se siente formado por ese grupo. “No podíamos hablar frente a los crack, era sólo jugar, si les faltábamos el respeto nos podían hasta golpear. Un túnel o una patada en el entrenamiento no se podía”. Con esa misma vehemencia, los “viejos” (como los llama Vera) también los protegían frente a los rivales. “Cuando jugábamos los experimentados nos defendían a muerte y uno se sentía respaldado. No nos podían tocar los rivales”. A pesar de su corta edad el grupo lo invitaba a las negociaciones de los premios frente a los dirigentes, sospecha que lo estaban preparando para el futuro. “Me invitaban como oyente, sólo escuchaba y aprendía”. También lo prepararon para enfrentar a la prensa, ante los dirigentes, con los entrenadores y entre los propios compañeros.  Así fue aprendiendo los códigos.

Panathinaikos de Grecia

En Chile Vera ya era un jugador consagrado y la ilusión de probar suerte en el exterior chocaban con las pocas oportunidades que se presentaban por esa época. No existían los representantes, sin comunicación globalizada y con escasos cupos para extranjeros en el viejo continente. Hasta que uno de sus amigos y ex compañeros en Colo Colo, que jugaba por entonces en el club Panathinaikos en Grecia, Alejandro Hisis lo recomienda. “El entrenador le pregunta por un mediocampista y le da mi nombre. Viajan a verme y comienza el primero de cinco años maravillosos en Atenas”. En Grecia fue elegido el Mejor Extranjero y el cariño alcanzado con la hinchada dura hasta la actualidad. Hace pocos años en una encuesta obtuvo el reconocimiento como el Mejor extranjero en la historia que ha pasado por el Panathinaikos.

La quiebra de 2002

El año de la quiebra de Colo Colo encuentra a Jaime Vera como ayudante técnico de Jaime Pizarro en el primer equipo. Fue una experiencia tan emotiva como las Copas obtenidas en su etapa de jugador. No había recursos, ni siquiera para mantener las canchas en optimas condiciones. El recordado y fallecido Ceballito, otrora responsable de la mantención de los campos de juego del club y Pinto Durán debía hacer magia. Con los chicos de las divisiones menores trataban de mantener los campos en buen estado, “Ceballitos cortaba el pasto y los jóvenes sub 16 y 17 lo recogían”. La crisis obligó al cuerpo técnico a conseguir dinero con amistades colocolinas para comprar petróleo y hacer funcionar las maquinas que regaban el césped. Tanto esfuerzo y sacrificio tuvo su recompensa con el título obtenido con prácticamente todo el plantel formado en la Ruca, 14 de 21 pasaron por la cantera, entre ellos: Eduardo Lobos, Luis Mena, Braulio Leal, David Henríquez, Luis Ignacio Quinteros y Manuel Neira. “Fue espectacular, en base a trabajo salimos adelante”, señala emocionado Vera.

Pasta de Técnico

El Pillo Vera toda su vida supo que iba a hacer entrenador. Desde pequeño acompañaba a Roberto, su padre que era el estratega de la primera de Santa Teresita, “era su aguatero”. Creció escuchando sus charlas, le impresionaba como les hablaba a los jugadores y el respeto que le tenían sus dirigidos, “yo quiero ser así”, se ilusionaba.

Esa inquietud por dirigir lo acompañó en toda su etapa de jugador profesional y en los clubes donde jugó era el organizador de los partidos de esparcimiento de los cuerpos técnicos y aprovechaba la instancia para tomar el papel de DT, ganaba experiencia.

Luego de su retiro y con su título de entrenador se integró a las divisiones inferiores de Colo Colo. Pasó por todas las series, desde la sub13 hasta ayudante del primer equipo.

Con el pasó de los años comenzó a sentir la necesidad de dirigir a equipos profesionales, inició el camino en Ñublense y Puerto Montt en Primera B. Luego vino el paso a la primera A en Universidad de Concepción, Antofagasta e Iquique. Con los Dragones levantó una Copa Chile y clasificó a dos Copas Sudamericanas y una Copa Libertadores.

Finalmente vendría un desafío mayor, invitado por Claudio Borghi se integra como ayudante al staff de la Selección Nacional adulta. Donde conforma y dirige la selección sub-23, además reemplazar por cuatro partidos a un suspendido Bichi.

El “Celia” Vidal

Para Vera el mejor jugador que ha visto pasar por Colo Colo es el “Celia”, apodo que le ponen a Arturo Vidal en las inferiores. El autor fue su entrenador Hugo González por su piel morena y su blanca y radiante dentadura que dejaba ver cada vez que sonreía. Es el mismo González que le comenta al “Pillo” Vera que el “Celia” iba a hacer muy bueno, extraordinario. Pero Vera lo puso en duda por su contextura física en su adolescencia, era muy flaco. Fue en un clásico Colo Colo y la U de la sub15 en el antiguo Caracol Azul donde se convence de la joya de jugador que se venía para el fútbol chileno. “En un centro a favor de Colo Colo al área de la U veo a un jugador que pega un espectacular brinco para conectar un hermoso cabezazo y ponerla en el segundo palo”, el anotador era Arturo Vidal. Impresionado le consulta a González por el muchacho, “es el Celia que te comenté la otra vez, será un crack”, se apura en afirmar Hugo.

Desde entonces Jaime y Arturo desarrollan una amistad que dura hasta el día de hoy.  El Rey Arturo lo invitó hace algunos meses para que conociera las metodologías de entrenamiento que se desarrollan en el Bayer. Vera viajó a Alemania y quedó impresionado no tan sólo con las instalaciones y manera de trabajar, sino también con el Vidal que se encontró después de mucho tiempo sin verlo. “Me encontré con un hombre maduro, preocupado por su familia y especialmente de los necesario para alargar lo más posible su carrera, está consciente que el contrato que viene es probablemente el último gran vínculo de su carrera”. Es tanta su preocupación que tiene una maquina hiperbárica en su casa, donde duerme la siesta y de esa forma cuidar su cuerpo.

Crisis en Colo Colo

Aunque desea no opinar demasiado por la crisis que vive Colo Colo por respeto a los jugadores y cuerpo técnico recuerda que los Albos en su historia siempre han vivido momentos de dificultades. Aunque reconoce que las semanas recién pasadas fueron difíciles para el plantel, dos derrotas consecutivas, en la Libertadores ante un débil equipo de Delfín y con San Luis por el torneo local. “Lo mejor que se puede hacer en estos casos es trabajar para revertirlo, son muy buenos jugadores con experiencia y tienen materia prima” finaliza Jaime Pillo Vera.

 

Comentarios (0)
Agregar comentario