Hanoch Rosen en Chile: El mimo israelí que “dialoga” con el mundo 3D

Hasta el 17 de julio, en el Teatro Nescafé de las Artes, se presentará “Speechless! el viaje de un hombre en un mundo 3D”, un show único que representa la apuesta moderna de la pantomima, en el estreno del artista israelí en Chile. Su protagonista es considerado -a nivel mundial- como “el príncipe de la pantomima”.

Hanoch Rosen viene a presentar su séptima creación, denominada “Speechless! el viaje de un hombre en un mundo 3D”, un espectáculo donde el artista potencia su creatividad con la innovación, buscando llegar así a las nuevas generaciones al combinar el antiguo arte de la imitación con la incorporación de tecnología de punta en su show.

Es así como en una hora y media de espectáculo, la mímica se entremezcla con videos, animación 3D, efectos especiales y de sonido, con los que se busca sorprender al espectador y conducirlo en un viaje sensorial por el que pasa de la risa a la nostalgia y del amor al llanto. El artista logra refrescar la pantomima, creando su versión moderna, cuyo elemento fundamental es la perfecta sincronización entre su cuerpo y las imágenes proyectadas.

En Speechless! Rosen describe y muestra al hombre del siglo XXI en una constante confrontación con el mundo que le rodea. Sin ninguna palabra de por medio, con mucho humor y de la mano de una sorprendente observación de la realidad, presenta de manera original, divertida y a veces trágica un espejo que refleja la vida cotidiana, para el cual trabaja con las aspiraciones, ambiciones, esperanzas y sueños de los hombres contra la realidad.

“No digo palabras en el show, pero cuento una historia, una historia sobre un hombre y su viaje en el mundo. Es la historia de todos nosotros, cosas que sabemos de nuestra vida, momentos que reconocemos, nos identificamos con los pensamientos, los sentimientos que nos son familiares. Es la historia de un hombre en el siglo 21, tratando de mantener el ritmo de la vida, tratando de hacer frente a sus demandas y retos. Todos esos momentos de la vida se describen en movimiento, en un lenguaje físico, lleno de movimiento corporal, expresiones faciales, danza, teatro, pantomima, todo ello integrado con la música, sonido y video, actualizados con tecnología de imágenes fuera del escenario, con pantallas LED y animación en 3D.
“Quiero que el público se ría, piense, se emocione, todo sin decir una palabra”, explica el artista.

Respecto de la incorporación de la tecnología en su espectáculo, Rosen explica que espera haber encontrado la manera de integrarse con la tecnología visual de tal forma que el alma siga siendo el tema principal. “Para llegar a una audiencia que proviene de la generación de Facebook, yo tenía que encontrar el equilibrio correcto entre el arte de la tecnología y el arte puro de teatro. Para eso, siento que las pantallas y la animación 3D son como socios y no como enemigos que están luchando por la atención de la audiencia”.

En Chile se realizarán cinco funciones del 14 al 17 de julio en el teatro Nescafé de las Artes. Las entradas ya están a la venta a través del sistema Ticketmaster y los precios van desde los $8.000 hasta los $25.000 pesos. Descuento de un 20% a través del Club de Lectores de El Mercurio.

Sobre el artista

Hanoch Rosen nació en Londres, pero a temprana edad su familia emigra a Israel, país donde fue criado. Durante su adolescencia realiza teatro callejero en Alemania, instancia en la cual se da cuenta que la mímica sería el lenguaje que lo mantendría comunicado, motivación por la que fue desarrollando este arte, perfeccionando su actuar a través de estudios y distintas interpretaciones.

Antes de tener que cumplir con el servicio militar, Hanoch viaja a París para estudiar pantomima con Etienne Le Crux, profesor del gran Marcel Marceau, y quien es considerado como el padre moderno de este arte. Su crecimiento fue tal que lo llevó a ser aceptado entre las rígidas filas del ejército como todo un exponente de este arte, permitiéndole actuar durante sus tres años de estadía en numerosos espectáculos a lo largo de Israel, giras que se prolongaron una vez concluido su periodo militar.

Ya en 1985 Rosen decide profundizar sus estudios en Estados Unidos, instalándose dos años más tarde en Nueva York, donde interpretó “Don’t Pin me Down”, obra que presentó primero en Israel con más de 1.000 funciones y que luego en Broadway le permitió gozar de una alta exposición y popularidad.

Pero sus éxitos se irían consolidando en 1994 de la mano de su show “Entertainment without words”, el que fue exhibido en docenas de festivales, estando en Estados Unidos, China, Singapur, Brasil, Colombia, Italia, Alemania, por sólo nombrar algunos países.

Es así como su carrera ha ido progresando con el paso de los años, impactando al público a través de distintas piezas artísticas que no dejan de sorprender. Hoy es el turno de Speechless! el viaje de un hombre en un mundo 3D.

Comentarios (0)
Agregar comentario