Luis Miguel, la serie: Una buena jugada

La curiosidad del público se ve recompensada cada vez que se muestra en extenso la tormentosa relación con su padre y la extraña desaparición de su madre, la italiana Marcela Basteri.

Por Miguel Reyes Almarza*

Uno de los estrenos más esperados del 2018, la historia que relata la vida de uno de los cantantes más importantes de la canción popular latinoamericana, Luis Miguel Gallego Basteri, mejor conocido como Luis Miguel. La serie explora la complicada vida del cantante sometido al rigor y la frustración de su padre, el cantante gallego Luis Rey quien logró hacer de un niño normal un personaje adorado por millones de fans en todo el mundo.

La obra de corte biográfico es una producción de la cadena norteamericana Telemundo y original de Netflix. Ad portas de su décimo episodio, de un total de 13, la serie se ha convertido en una de las más vistas de habla hispana. El ídolo de México, es interpretado en su etapa juvenil por su compatriota, el actor y cantante, Diego Boneta (Rebelde, Pretty Little Liars etc.) y en su infancia por Izan Llunas de 13 años, el nieto del cantante español Dyango.

La producción de la serie cuenta con la asesoría directa del cantante azteca. Desde un par de cameos hasta el relato directo de ciertos acontecimientos como insumo para los guionistas, Luis Miguel ha supervisado de cerca el desarrollo de la producción, y esto no es menor considerando lo hermético que ha sido siempre con su vida personal. La curiosidad del público se ve recompensada cada vez que se muestra en extenso la tormentosa relación con su padre y la extraña desaparición de su madre, la italiana Marcela Basteri.

Es aquí también cuando surgen ciertas dudas sobre la historia oficial que intenta consolidar el cantante. Sin un éxito importante desde el 2006, año en que llegó al puesto 51 del Billboard con su álbum ‘Navidades’, Luis Miguel ha estado más en la palestra debido a sus excesos con el alcohol, su problema de peso y calvicie prematura así como la demanda de su ex pareja, la actriz y cantante mexicana Aracely Arámbula quién no desaprovecha instancias para informarle por la prensa que debe pagar la pensión de sus hijos Miguel y Daniel.

¿Una serie de ficción o un lavado de imagen? ¿Una deuda con su familia o el relanzamiento tardío de su carrera? Lo cierto es que la serie es un éxito y tendremos que esperar a ver cómo Luis Miguel consolida esta gran vitrina para sus futuros proyectos artísticos.

*Periodista.

basteriluis miguelserie
Comentarios (1)
Agregar comentario
  • Anónimo

    Sin lugar a dudas que es interesante la vida del cantante, el alto precio que tuvo que pagar por la fama, pero me llama mucho la atención la bondad que se muestra de parte de él, que no se haya enterado de los problemas de pago impuestos, etc, creo que hay mucho de “lavado de imagen”