Combo Sonoro

“Combo Show” es el séptimo disco de estudio de Chancho en Piedra, que a esta altura ya es un clásico dentro del rock-funk nacional.

El titulo y el arte del álbum aluden a la estética del boxeo de los años ´50 y ´60, pero también a la sonoridad, un combo sonoro, que incluye estilo, presencia y sonido inconfundibles.

En una acepción aparte, Felipe Ilabaca, bajista de la banda, señala que también “es una metáfora de lo que significa dedicarse a la música, especialmente en estos años tan complicados. Seguir sosteniéndose como una banda de rock, editando música original, es casi tan romántico como un pugilista que se para en un ring”.

En los doce cortes que forman este “Combo Show”, Chancho en Piedra deja de lado la búsqueda sonora de placas como “El tinto elemento” (2002) y “Desde el batiscafo” (2005), y vuelven a establecer sus términos con golpes directos de funk, rock y soul. Dentro de su “sonido marca registrada” están las pegajosas “Cuatro vientos”, “De amarillo a gris” y “Robo hormiga”; así como también el desenfreno de “Sex Shop”, el infalible primer single. Los temas se suceden claros y directos como ganchos al mentón en “Siameses”, “Una Aguja en el Pajar” y “Ella quiere”, que es una denuncia no en contra de la televisión, sino que al “medio de comunicación mal utilizado”.

Se nota un sonido totalmente afianzado de la banda, que con una economía de recursos, logra subrayar una formula musical ya consagrada. Sobre esto, Ilabaca agrega que se trata de “funky mezclado con rock, que en esta oportunidad estuvo mezclado con más soul que en oportunidades anteriores. Es un disco que contiene música muy entretenida, para bailar y disfrutar. Tal vez en menos rockero que otros. Es más soulero, y eso nos gusta porque tiene que ver con lo que estamos vibrando en esta época de nuestra vida”.

“Combo Show” fue grabado en junio y julio de este año en los estudios Triana, de Santiago, pero tuvo una pre-producción realizada en marzo y abril en el “Taller Blanco” de Valparaíso. La creación de los demos y las maquetas, iban confluyendo con los cerros y el mar del puerto, pero más aún, con su gente. Lalo Ibeas, vocalista de Chancho en Piedra, señala que “tenemos grandes amigos en Valparaíso, algunos participaron en el disco, como Michael Montero y otra gente del “Taller Blanco”, que es un centro cultural. Fue súper importante este disco para la banda, así que es un trabajo, en gran medida, dedicado a toda la gente de allá”.

A diferencia de otras oportunidades, “Los chancho” se deshicieron de la televisión durante la pre-producción, por lo que las ideas fueron surgiendo incluso desde la literatura. Es el caso de “Asimov”, una canción de guitarra sucia y rock directo, dedicada al celebre escritor Isaac Asimov. Justamente, Lalo Ibeas es un ultra fanático de su trabajo: “Independiente del lado más literario de él, me interesan también sus libros de difusión científica, en los que explica cosas que en el colegio nunca pude entender. Explica por ejemplo, hoyos negros, kuants y cosas cabezonas, de una forma sencilla. Aconsejo leer unos libros que tiene sobre grandes estandartes de la ciencia o gente que ha contribuido a que el mundo sea como es ahora”.

Otra contribución de la gente del “Taller Blanco”, fue presentarles a Carlos Martínez, “el último pregonero”, una historia que los inspiró para componer el primer tema del disco. Ibeas agrega: “lo conocimos directamente, sus hijos se dedican a otra cosa, y él rescata al personaje, vestido clásicamente, como en la época de la Colonia. Nos mostró sus libros llenos de poesía y yo también le mostré mis trabajos, entonces fue como un intercambio generacional. Después cuando estábamos ensayando, el tema surgió espontáneamente. Es algo bonito, ver a la publicidad que nace como una poesía y no un negocio, como es hoy en día”.

Por otra parte, el humor ligado al porno y el sexo siempre tiene su pequeño momento dentro de los discos de Chancho en Piedra. En esta oportunidad está el caso de “Sex Shop” y “Pulguitas”, inspirada en el clásico erótico “Memorias de una pulga”. Lalo explica que “lo abordamos desde el lado gracioso, no es la parte esencial ni fundamental de la vida de uno, pero para pasarlo bien y reírse forma parte de nuestro humor. Creo que todo chileno tiene un poco de picardía, tratamos de rescatar eso, y el chiste de doble sentido de sexo, hecho de una forma no ordinaria, siempre es gracioso”.

“Combo Show” tendrá su respectivo lanzamiento el próximo sábado 3 de octubre, en el Teatro Caupolicán, con entradas de $6000 y $10000 pesos en Ticket Master.

Comentarios (0)
Agregar comentario