Causas y efectos de la salida de Cynthia Carroll de minera transnacional Anglo-American

(LONDRES) Tras seis años de gestión, la estadounidense Cynthia Carroll, gerente general del grupo minero Anglo-American, dejará la firma el 2013 como resultado de las críticas de los accionistas a diversos pasos en falso dados durante su gestión, que incluyen el conflicto con CODELCO por el yacimiento de Los Bronces.

Por José Higuera (Especial para EP)

De profesión geóloga y hoy con 55 años de edad, fue el primer gerente general de sexo femenino, de origen no sudafricano y reclutado fuera de la compañía para encabezar el poderoso grupo minero.

Carroll es hoy una de las cuatro más poderosas mujeres de negocios del mundo. Se estima que la ejecutiva hará dejación efectiva de su cargo a mediados del 2013, para cuando su sucesor habrá sido seleccionado y nombrado.

Entre los potenciales reemplazantes se menciona al brasileño Alex Vanselow, ex jefe de finanzas de BHP Billiton; y el canadiense Aaron Regent, el ex gerente general de Barrick Gold. También se menciona al sudafricano Mick Davis, que está dejando su cargo de gerente general en Xtrata, pero el presidente del directorio de Anglo-American, Sir John Parker, ha dicho que la firma “no podría costear” su contratación.

Los accionistas acusan a Carroll de perder oportunidades en África, especialmente en Sudáfrica, donde una serie de conflictos han dañado la productividad de las operaciones del grupo. La subsidiaria Anglo American Platinum despidió allí a 12 mil trabajadores a principios del mes en curso, mientras que otros problemas han originado un aumento de los costos en el proyecto de extracción de hierro Minas-Rio en Brasil.

Otra de las causas del descontento con la gerente es la batalla legal iniciada en Chile con la minera estatal CODELCO, por la propiedad y destino del mineral Los Bronces. Por iniciativa de Carroll, Anglo-American intentó oponerse al derecho de la firma chilena de incrementar su participación a un 49 por ciento en conjunto el grupo japonés Mitsui, de acuerdo a lo convenido contractualmente. CODELCO contraatacó legalmente para defender sus derechos. Ambas compañías cerraron el episodio en agosto pasado, con un acuerdo que puso fin a diez meses de disputa. Aunque el mismo hace que todas las partes aparezcan como ganadores, los observadores coinciden en que el verdadero triunfador fue el consorcio chileno.

El anuncio del retiro de Carroll hizo que el valor de las acciones de Anglo-American en la Bolsa de Londres subiera en un 3,6 por ciento, quedando a 19,26 libras esterlinas, quedando como la empresa de mayor alza entre las que encabezan el índice bursatil.

Aunque algunos analistas defienden la gestión de la gerente, otros señalan que incurrió en errores de colocación de capital, en un pobre manejo de proyectos y una igualmente pobre conducción de las operaciones del grupo. En el último caso apuntan que bajo su control Anglo-American tuvo que despedir a 26 mil empleados para controlar costos en alza, en condiciones que pusieron en tela de juicio el grado de respeto a los derechos laborales de la firma.

El grupo también perdió un tercio del valor que tenía cuando ella tomo el control en el 2007, siendo valuada hoy en 25 mil millones de dólares menos, mientras que las otras mineras transnacionales del mismo calibre han mantenido el valor que tenían entonces.

Cynthia Carroll cobró 3,25 millones de dólares por concepto de salario y bonos en el 2011, más 675 mil dólares adicionales, correspondientes a bonificaciones devengadas ese mismo año de la participación accionaría incluida en su contrato. También le corresponden otros dividendos accionarios correspondientes a incentivos de largo plazo, que aún no han sido pagados. Anglo-American aún no ha informado cuanto recibirá al dejar la compañía. La costumbre es que a los gerentes generales se les pague de acuerdo al avance logrado, dentro del plan de desarrollo acordado al momento de su contratación.

Comentarios (0)
Agregar comentario