Chile y diez países latinoamericanos reclaman más recursos para solventar emigración venezolana

Representantes de 11 países latinoamericanos, entre ellos Chile, firmaron el martes la Declaración de Quito en la que piden a naciones donantes y organismos internacionales que incrementen la ayuda para atender a los venezolanos que se van de su país debido a la grave crisis económica en que se encuentra.

El documento reconoce la importancia de la cooperación proporcionada por los Estados cooperantes y los organismos internacionales especializados, y urge a que los recursos “se incrementen sustancialmente, de acuerdo a los requerimientos del volumen de personas que han emigrado desde Venezuela hacia otros países de la región”.

En otro punto de la declaración, los 11 gobiernos exhortan a Venezuela a que expida de manera urgente pasaportes y otros documentos necesarios para los ciudadanos que quieran abandonar el país.

Los países que firmaron la Declaración de Quito son: Argentina, Brasil, Costa Rica, Colombia, Chile, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Mientras que Bolivia se abstuvo de firmar la declaración, de acuerdo con las instrucciones recibidas desde La Paz; por su parte, el representante de República Dominicana tampoco firmó el documento por un problema de salud, informó el diario ecuatoriano El Comercio.

Está previsto que estos países realicen una reunión de seguimiento probablemente en la segunda semana de noviembre para evaluar cómo se va desarrollando la situación de los emigrantes venezolanos.

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, a solicitud del secretario general del organismo, Luis Almagro, convocó para este miércoles una sesión extraordinaria para abordar la crisis migratoria por Venezuela.

En la sesión hablarán Almagro, representantes de la Organización Internacional de las Migraciones y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Debido al aumento de la llegada de inmigrantes venezolanos, Ecuador comenzó a pedir pasaporte desde el 18 de agosto a las personas de esa nacionalidad que lleguen al país y lo mismo hizo Perú desde el 25 de este mes.

Además, a fines de agosto Ecuador decidió extender hasta el 30 de septiembre la declaratoria de emergencia migratoria ante el inédito flujo de ciudadanos venezolanos que ingresan al país, confirmó el canciller José Valencia.

La declaratoria de emergencia comenzó a regir el pasado 8 de agosto en las provincias de Pichincha, Carchi (norte) y El Oro (sur), y tiene como objetivo establecer un plan de contingencia y las acciones y mecanismos necesarios para la atención humanitaria.

Por su parte, el presidente de Brasil, Michel Temer, dijo que su Gobierno estudia limitar la entrada diaria de inmigrantes venezolanos por la frontera terrestre del estado de Roraima (norte).

El 28 de agosto pasado, Temer firmó un decreto que autoriza el uso de las Fuerzas Armadas en la región fronteriza con Venezuela entre el 29 de agosto y el 12 de este mes.

El líder brasileño no descartó tomar otras medidas para reorganizar los servicios públicos en Roraima, que están sobrecargados por el gran flujo de inmigrantes.

El ministro para la Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo a fines de agosto que seis millones y medio de colombianos, peruanos y ecuatorianos viven en el país, en relación a la información sobre la situación migratoria venezolana, a la que calificó de falsa.

“Se han generado más de 750 noticias falsas (…) sobre el tema de emigración de venezolanos, pero en ninguna de esas falsas noticias se habla de la migración hacia Venezuela”, afirmó el jerarca en rueda de prensa.

El Gobierno de Venezuela comenzó a implementar el 20 de agosto pasado el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, con el cual espera mejorar los salarios y bajar la hiperinflación, entre otros aspectos. (Sputnik)

zzz/ml/dcl

* ECUADOR * DECLARACIÓN * QUITO * MIGRACIÓN *
Comentarios (0)
Agregar comentario