Grabaciones telefónicas comprometen a yerno de Lula

Una escucha telefónica autorizada por la justicia vincula a Marcelo Sato, yerno del presidente brasileño, Luiz Inacio “Lula” da Silva, con Joao Quimio Nojiri, un empresario acusado de fraude, corrupción y asociación para delinquir. Nojiri habría sido recibido oficialmente por Lula en el Palacio presidencial.

En una conversación grabada por la Policía Federal, Sato le pide al empresario Joao Quimio Nojiri un depósito de 10.000 reales (unos 5.815 dólares) para financiar necesidades de Lurian, su esposa e hija mayor del jefe de Estado, de acuerdo con Veja.

Según las fuentes de la Policía Federal consultadas por el semanario, el yerno del presidente recibiría dineros de procedencia desconocida a cambio de favores políticos ofrecidos a Nojiri, entre los cuales citas con autoridades y hasta con el propio presidente.

El empresario que supuestamente hizo el depósito en la cuenta bancaria del yerno del presidente fue arrestado en junio de 2008 acusado de comandar una red de corrupción y de millonarios desvíos de recursos públicos en los estados de Sao Paulo y Santa Catarina.

Según Veja, las investigaciones de la Policía Federal indican que el yerno del presidente consigue confirmar citas, reuniones y audiencias en Brasilia con importantes políticos y autoridades.

La publicación agrega que Sato contaría con la ayuda del diputado Decio Lima, parlamentario del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), la formación fundada y liderada por Lula. En una de las conversaciones grabadas, según el semanario, Sato dice haber conseguido un encuentro con Lula en el Palacio presidencial de Planalto al final de la agenda oficial del mandatario. La Presidencia de la República, por su parte, asegura que en la agenda de Lula nunca fue incluido un encuentro con el empresario investigado.

Consultado por Veja, Sato dijo ser amigo de Nojiri hace más de 10 años y alega que los recursos solicitados fueron un préstamo personal que ya pagó. “No conozco ese hombre. Nunca escuché nada de él y no sé de ningún dinero”, dijo por su parte la hija del presidente igualmente consultada por el semanario.

Por otra parte, Lula asistió la noche del sábado a la proyección de la película “Lula, o filho do Brasil”, un relato dramático de su propia vida desde su infancia pobre hasta que llega a convertirse en líder sindical.

Lula asistió a la proyección junto con su esposa, Marisa Letizia, varios de sus ministros y más de 2.000 invitados en los estudios Vera Cruz, en Sao Bernardo do Campo, municipio vecino a Sao Paulo donde comenzó su andadura sindical y política en los años 70.

El filme, del director Fabio Barreto, cuenta los primeros 35 años de la vida del actual presidente y había sido exhibido por primera vez hace dos semanas en la inauguración del Festival de Cine de Brasilia, a la cual no asistió el mandatario. El estreno nacional de “Lula, o filho do Brasil” está previsto para el próximo 1 de enero.

Comentarios (0)
Agregar comentario