Alarma nuclear crece después de una nueva explosión en Fukushima

(Por Patricio Salinas A.) Una nueva explosión, la tercera, esta vez en el reactor 2 de Fukushima ha disparado las alarmas. El gobierno nipón reconoce la existencia de “daños en la piscina de condensación” y la existencia de grietas en la vasija del reactor pero niega la posibilidad de una fuga descontrolada. Los expertos europeos se muestran escépticos y dudan de las informaciones de las autoridades del Japón.

La alarma aumenta en torno a la central nuclear de Fukushima, afectada en tres de sus reactores por el terremoto que devastó Japón. La radioactividad aumenta, llegando incluso a Tokio. Cerca de 50 ingenieros luchan por frenar el desastre.  El gobierno pide no salir a la calle en un radio de 30 kms. Sin embargo, las autoridades niponas continúan con un discurso de “tonos bajos” con la intención de no desatar el pánico entre la población.  Un portavoz ha reconocido  que la vasija de contención del reactor 2 puede haberse agrietado, pero asegura que el edificio de contención no ha quedado dañado, descartando la posibilidad de una fuga de radiactividad de grandes dimensiones.

Sin embargo, se alza la voz de varios connotados expertos europeos que dudan de la veracidad de la información que entregan las autoridades de Japón. André-Claude Lacoste, presidente de la Autoridad de Seguridad Nuclear francesa, se ha permitido dudar abiertamente del nivel 4 (“accidente con consecuencias de alcance local”) con que las autoridades niponas han calificado  el  accidente que ha afectado a los reactores  nucleares.  Lacoste afirmó que los sucesos de Fukushima estaban  “más allá de Three Miles Island, sin llegar al nivel de Chernóbil”. Lo que en la practica se ubicaría en un nivel 6 equivalente, según la normativa, a “accidente grave”.

Mucho más lejos en su crítica a las autoridades niponas llega el experto y docente sueco Frigyes Reisch, quién señala que “Japón miente para defender los grandes intereses económicos que están detrás de las centrales nucleares” . Frigyes Reisch, quien trabaja como experto en seguridad  en la Central Estatal de Inspección Nuclear de Suecia, afirma que este país “es uno de los grandes productores de centrales nucleares y en caso de un accidente mayor, sería un gran golpe a esa industria”. El experto sueco piensa que los acontecimientos en  Fukushima son ya comparables a los niveles de Chernóbil, vale decir, deberían tener nivel 7 (“accidente grave”).

Pero también voces de crítica se escuchan dentro de Japón, quienes recuerdan que la empresa Electric Power Company (TEPCO)  a cargo de la planta dañada Fukushima Daiichi, esta acusada de graves irregularidades, tales como falsificación de informes de seguridad y falta de fiscalización. Aún más, el gobierno nipón se vió obligada a cerrar  el año 2002 algunas centrales nucleares gestionadas por TEPCO por  llevar veinte años falsificando informes de seguridad. No es casual que,  Katsushiko Ishibashi, experto en seguridad nuclear, opine que la falla en Fukushima Daiichi no sea sólo culpa del terremoto: “Si la central estuviera correctamente revisada y actualizada no debería haber tantos problemas, pero parece que no es así”.

La empresa de la central ha descrito un “escenario muy desfavorable” en Fukushima tras los nuevos acontecimientos. Después de la explosión se procedió a la evacuación de los trabajadores de la central a un lugar seguro. Varios técnicos ya han desistido y optado simplemente por abandonar las plantas. Las embajadas de varios países europeos recomiendan a sus ciudadanos abandonar el país.  Varios estados europeos están dispuestos a revisar sus actuales políticas de conservar sus centrales nucleares, entre ellos, Alemania y Suiza.

Comentarios (3)
Agregar comentario
  • Carola

    Los “intereses creados” son una variable que se considera en todas partes del mundo. Por lo tanto, no seamos ingenuos, el mundo empresarial y político de nuestro país, también tiene los suyos. Debemos ser más agudos y responder como sociedad, frente a las propuestas que lanzan algunos miembros del gobierno sobre la energía nuclear y “otros expertos” interesados.
    La magnitud económica, el manejo de residuos, los factores asociados a la seguridad y las fatales repercusiones para la vida son argumentos de peso para discutir con información clara y transparente.

  • Otto

    La catástrofe nuclear desatada en Japón tras el terremoto y posterior tsunami resuelve, aparentemente, por la vía de los porfiados hechos, en medida importante la discusión en Chile sobre el tema de energia nuclear, país tanto o más sísmico que Japón y aún pobre.
    Pero las cosas no son así: En el negocio de la energía nuclear hay mucho dinero en juego, y los que están en ese juego son pacientes, dejarán que pase el escándalo y volverán a presionar, generarán informes “expertos” e instalarán de nuevo el tema. Y harán lo que siempre han hecho; comprar, y no estoy hablando de insumos.
    Por ello hay que preparar profesionales de excelencia en la materia porque esta es una pelea larga y difícil, y por sobre todo hay que fortalecer la concinecia sobre los riesgos

  • WASHINGTON HERRERA

    Tienes toda la razón Amiga Carola, en tus juicios sobre esta catástrofe que aflige a la humanidad en estos momentos.Los seres humanos aún no estamos preparados para controlar la energía atómica con toda seguridad.
    Felicito al Mostrador, por entregar la información con la gravedad que significa esta catástrofe, ya que los países de la UE EN ESTOS MOMENTOS ESTAN TOMANDO DECISIONES QUE SON IMPORTANTE PARA SUS CENTRALES, EN LOS PAISES EUROPEO. en que están pidiendo que realicen un test voluntario de resistencia a sus centrales nucleares.
    En relación a lo que esta ocurriendo en estos momentos,en Japon.es de incertidumbre y complejidad ya que el daño es grave en el reactor1 en sus barras con un 70% y el reactor2 en un 33%,ojala ocurra el milagro para mitigar el sufrimiento a su pueblo por efecto de la radiación.
    Destaco el sacrificio de los Ingenieros Nucleares que se están sacrificando por controlar esta tragedia, serán los héroes de esta catástrofe, pedir por ellos por su entrega.
    Por ultimo en relación a los intereses afectados en esta catástrofes, por supuesto son serios, se tendrá que evaluar cualquier proyecto de este tipo en nuestro país,nuestros especialistas en la materia que tenemos ya que contamos con dos centrales, las cuales deberán estar bien controladas, así lo espero, tendrán mucho que decir, si es viable para desarrollarla en Chile.