Putin calificó de “agresión” el ataque y China rechazó el uso de la fuerza en Siria

El presidente de Rusia afirmó que contribuye a agravar la situación y dijo que Rusia convoca de urgencia una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. El gobierno chino, por su parte, llamó a reconducir la situación en Siria hacia una vía del diálogo y el derecho internacional

En su declaración, el presidente ruso señaló que el ataque de misiles contra instalaciones militares e infraestructuras civiles en Siria, que se llevó a cabo sin la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en violación de la Carta de la ONU y de las normas y los principios del derecho internacional, es un acto de agresión contra un Estado soberano que se encuentra en la primera línea de la lucha contra el terrorismo”.

“Con sus acciones, EEUU agrava la situación humanitaria en Siria, causa sufrimientos a la población civil, favorece de hecho a los terroristas que llevan siete años martirizando al pueblo sirio y provoca una nueva ola de refugiados desde el país árabe y la región en su conjunto”.

El presidente Putin declaró que “Rusia condena en los términos más serios el ataque a Siria” y “convoca una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar la agresión de EEUU y sus aliados”.

Hoy sábado, el Consejo de la OTAN celebrará una reunión donde el Reino Unido, Francia y EEUU informarán a sus aliados sobre los últimos ataques en Siria, dice el comunicado de la Alianza Atlántica.

“El Consejo la Alianza Atlántica será informado de las acciones emprendidas en Siria”, dice la nota.

Alemania, sin embargo, ya descartó cualquier participación en futuros ataques y España respaldó el ocurrido anoche, argumentando que era legítimo. Por su parte, el presidente de Siria, sostuvo que la acción de anoche unirá más a su pueblo. 

Sobre el supuesto empleo de armas químicas en Siria, alegado como pretexto para el ataque de este 14 de abril y del bombardeo del 7 de abril de 2017 sobre la base aérea de Shairat, el mandatario ruso subrayó que las naciones occidentales no quisieron esperar las conclusiones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. 

“Expertos militares rusos que visitaron la escena del supuesto incidente (en Duma) no han hallado rastros que apunten al empleo del cloro u otro agente químico. Ni un solo vecino local ha confirmado el ataque químico”, remarcó.

A juicio del presidente ruso, la actual escalada militar en torno a Siria “surte un efecto destructivo sobre el conjunto de las relaciones internacionales”.

“La Historia lo pondrá todo en su lugar”, apuntó Putin. “Ya endosó en Washington el peso de la responsabilidad por las represiones sangrientas en Yugoslavia, Irak y Libia”, añadió.

El Ministerio de Defensa ruso estima que EEUU, Francia y Gran Bretaña dispararon más de 100 misiles de crucero y misiles aire-tierra desde buques y aviones emplazados en el mar Rojo, el Mediterráneo y la zona de Al Tanaf, pero la defensa antiaérea siria derribó una parte considerable de estos proyectiles. 

También el Comando General del Ejército sirio reportó que la mayor parte de unos 110 misiles lanzados esta madrugada fueron abatidos.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, general Joseph Dunford, afirmó más temprano que el ataque fue dirigido contra tres instalaciones relacionadas con el programa sirio de armas químicas -dos, al oeste de Homs y una en la zona de Damasco- y que los aliados se habían cuidado de minimizar el riesgo para civiles.

Según el Pentágono, que no ha desvelado por el momento las bajas, se trata de una represalia puntual y por ahora no se prevén más ataques.

El gobierno chino, mientras tanto, rechazó el uso de la fuerza en los asuntos internacionales y llamó a reconducir la situación en Siria hacia una vía del diálogo y el derecho internacional.

“Nos oponemos de forma consecuente al uso de la fuerza en las relaciones internacionales y abogamos por el respeto a la soberanía, la independencia y la integridad territorial de todos los países”, declaró la portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying.

Cualquier acción militar tomada unilateralmente, al margen del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, es contraria a los propósitos y a los principios de la Carta de la ONU, constituye una violación de los principios y las normas básicas del derecho internacional, además de complicar la solución del problema sirio.

“China insta a las partes implicadas a que vuelvan al marco del derecho internacional y resuelvan los problemas mediante el diálogo y las consulta”, dijo Hua.

Con respecto al supuesto empleo de armas químicas en Siria, utilizado como pretexto para atacarla, la portavoz subrayó que “se debe llevar a cabo una investigación exhaustiva, justa y objetiva” y que hay que “sacar conclusiones fiables que resistan la prueba de la historia”. “Antes de esto, las partes no deberían prejuzgar los resultados” agregó. (Sputnik)

fv

(Sputnik)

fv

Comentarios (0)
Agregar comentario