Se reabre debate independentista en Escocia

Una Escocia independiente del resto del Reino Unido puede convertirse en una de las doce pequeñas economías con más éxito en el mundo, según el estudio de la Comisión para el Crecimiento Sostenible, creada por el Partido Nacional Escocés (SNP) que gobierna en el territorio autonómico.

“No es un informe sobre el momento oportuno de un referéndum, sino más bien se enfoca en el ‘por qué’ de la independencia y en cómo podemos utilizar los poderes que la independencia aportará para construir una economía más fuerte y una sociedad más justa”, ha señalado la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon.

La comisión ofrece un marco optimista de la vía independentista, con Dinamarca, Finlandia o Nueva Zelanda entre los posibles modelos de referencia.

Propone medidas para “sostener el crecimiento en el período incierto del ‘Brexit'”, analiza la posibilidad de una moneda única y aboga por mantener la libra esterlina durante “una larga transición”.

Recomienda, además, destinar los ingresos del gas y del petróleo del mar del Norte a un fondo de inversión en beneficio de las generaciones futuras.

“Proclama el comienzo de un debate basado en la esperanza y la ambición por el futuro del país, más que en la desesperación del ‘Brexit'”, añadió la dirigente independentista.

El estudio será analizado en asambleas nacionales y regionales del territorio, tras la presentación formal del mismo en el congreso del SNP que se celebra el 8 y 9 de junio.

“Este informe muestra que Escocia es una nación rica con recursos enormes, abarcando nuestras fortaleza tradicional en innovación, nuestros sectores de alta tecnología, nuestras reservas energéticas… y por encima de todo, quizá nuestra fortaleza en capital humano”, defendió Sturgeon.

El SNP creó la Comisión de Crecimiento en 2016 y está compuesta por catorce políticos, académicos y empresarios, bajo la dirección del ex parlamentario nacionalista Andrew Wilson.

El electorado votó en contra de la independencia –con un reparto global del 55,3% contra el 44,7%-  en el plebiscito de septiembre 2014.

La mayoría también se opuso a la escisión de la Unión Europea en el referéndum de 2016, que ganó el bando del Brexit en la totalidad del Reino Unido.

El informe de la Comisión permite a Sturgeon mantener vivo el debate sobre el futuro de Escocia mientras Londres negocia con Bruselas los términos de la retirada y la nueva relación con la UE. (Sputnik)

lg/nv

 

 

Comentarios (0)
Agregar comentario