Presidente (s) de la Corte Suprema critica el concepto de "puerta giratoria" en campaña presidencial

El presidente (s) de la Corte Suprema, Milton Juica, fue enfático en rechazar los cuestionamientos respecto de la existencia de una supuesta “puerta giratoria” que no sancionaría a quienes cometen delitos, tal como lo han indicado diversos candidatos a la Presidencia de la República.

Aunque sin dar nombres, las críticas apuntan directamente al abanderado de la Coalición por el Cambio, Sebastián Piñera, quien ha hecho parte de su campaña el concepto de puerta giratoria. “Creo que es sorprendente que personas que están postulando a cargos de representación popular no tomen en serio el tema de la seguridad ciudadana, que existe. Pero no confundamos causas con efectos, son cosas distintas. La seguridad ciudadana es un tema del Estado y de prevención. Los jueces no están para ir a las poblaciones y ver que la gente no cometa delitos, ahí tienen que operar otras instituciones y tienen que haber esfuerzos económicos para potenciar las policías o la seguridad. Los jueces actúan sobre hechos consumados, cuando se ha cometido delitos, para su represión (…) El problema de fondo es que estamos viviendo en una sociedad con muchas desigualdades sociales, mucha pobreza y mucha cesantía”, indicó Juica.
Sobre el mismo punto, añadió que “la puerta giratoria es un slogan que no tiene un sustento objetivo básico, las cifras demuestran lo contrario. Los jueces están guiados por un Código que dice lo contrario a que se afirma en esas declaraciones. Aquí el tema es muy simple, si quieren ser más represivos hay que derogar la norma que establece las libertades provisionales y debe hacerse más fuerte la prisión preventiva… Pero hay un problema de fondo, porque vamos a tener mucha más gente inocente presa y no sé quién va a responder de ese resultado”.

Comentarios (1)
Agregar comentario
  • Prowlershark

    No es la primera vez que escucho por parte de una autoridad del Poder Judicial una declaración de FONDO respecto de las estupideces de FORMA de la prensa fascista de este país, que inventa lo que se le ocurre con tal de vender un misero diario más.