Autoridades y especialistas alertan sobre los efectos del virus ISA en Magallanes

(Por Tamara González Ayala) Un parlamentario y un dirigente gremial del turismo señalan que la instalación de la industria de los salmones en la zona afectará en forma negativa otras actividades económicas.

Varias molestias ha causado el brote de virus ISA, descubierto hace unos días en la industria salmonera de la región de Magallanes, ya que esto no sólo pone en riesgo la biodiversidad de las aguas de la zona, sino que también hace peligrar la industria turística. Además, diversas autoridades han advertido la peligrosidad de esta actividad.

 El director (S) de la Cámara de Turismo Austro Chile, José Viera Giusti indicó, a través de la organización Ecocéanos que “la confirmación de la presencia del virus ISA en Magallanes debiera ser la última luz de alarma a la conciencia de las autoridades y a la comunidad respecto de la barbarie que estamos a punto de perpetrar: dar la bienvenida en Magallanes a la salmonicultura, una de las industrias más perniciosas y destructivas de aquello mismo que declaran querer fomentar, el bienestar de la población en el área en la que se instalan”.

Por su parte, el senador socialista, Pedro Muñoz aseguró que “la salmonicultura es un riesgo para el turismo y la pesca artesanal, pero parece que en el Gobierno no se advierte esto y hay una obsesión por desarrollarla a toda costa, basándose en una supuesta creación de empleo que se sabe es estacional, precario, mal remunerado e inseguro”.

 Hace unos días, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) descubrió el brote del virus en unas jaulas del centro Bahía Perales, perteneciente a la Compañía Nacional Salmones Magallanes (Acuimag), de la familia Galmez.

Ante lo cual, el médico veterinario Juan Carlos Cárdenas afirmó que “con la presencia del primer brote de virus ISA, la región de Magallanes y Antártica chilena acaba de perder su principal patrimonio sanitario a consecuencia de lo que era hasta ayer su aislamiento geográfico: el de ser una mega región libre de los principales patógenos, virus, bacterias y ectoparásitos, que asolan a la industria acuícola y ecosistemas marinos a nivel mundial”.

La causa del problema

En agosto, durante la gira Bicentenario, el presidente Sebastián Piñera anunció la implementación del “Plan Magallanes”, un proyecto de desarrollo para los próximos cuatro años, y que cuenta con cinco pilares fundamentales.

“Recuperar la industria de la energía, que sigue viva y que requiere nuevos impulsos y nuevas tecnologías; desarrollar la industria de la minería; potenciar la agricultura y la ganadería; traer y crear una industria de pesca sana y de acuicultura; y, por sobre todo, potenciar la industria del turismo. Esos son los cinco motores y para eso estamos con un Plan Magallánico que va a significar una enorme inversión en infraestructura”, explicó el mandatario en aquella oportunidad.

Sin embargo, Muñoz criticó este plan, señalando que “la propuesta gubernamental contempla medidas contradictorias, porque no se puede al mismo tiempo plantear desarrollar el turismo de intereses especiales y el carácter natural de la Patagonia con impulsar actividades como la minería y la salmonicultura, cuyo impacto negativo en el entorno está comprobado”.

Comentarios (0)
Agregar comentario