Gobierno llama al diálogo luego de marcha estudiantil que terminó con más de 100 detenidos por desórdenes

La convocatoria reunió a más de 25 mil personas en Santiago, y tuvo ecos en otras ciudades del país, como Valparaíso, Talca y Concepción. La marcha terminó con incidentes en la capital, que dejaron a 9 efectivos policiales heridos, y cuantiosos daños a la propiedad privada por destrozos. El Ejecutivo sigue sosteniendo su llamado a los estudiantes de sentarse a conversar y no tomarse los colegios.

La intensa jornada de movilizaciones estudiantiles, convocada por la Federación Metropolitana de Estudiantes Secundarios (Femes) y la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), reunió a más de 25 mil personas marchando por el centro de Santiago, exigiendo mejoras en la educación. En el lado negativo, más de 100 detenidos, 9 efectivos policiales y un periodista heridos, además de cuantiosos daños a la propiedad privada por destrozos en locales comerciales, se cuentan dentro de las consecuencias. Cabe destacar que se dejó en evidencia la distinción entre estudiantes y encapuchados que se infiltraron en la marcha, lo que se pudo apreciar inclusive en transmisiones televisivas.

El recorrido hecho por los jóvenes fue acordado con la autoridad, desde el Parque Forestal hasta el Ministerio de Educación (Mineduc). Con pancartas, gritos y todo tipo de originales expresiones, los estudiantes reivindicaron sus demandas, entre las cuales se cuentan la desmunicipalización de la educación, la gratuidad del pasaje escolar los 365 días del año, mejoras en infraestructura de liceos técnicos profesionales, y soluciones para los establecimientos que sufrieron daños con el terremoto de 2010.

El Gobierno, a través de la vocera Ena Von Baer, llamó una vez más a conversar, recalcando que el Ejecutivo está abierto al diálogo con todos los sectores, “porque sabemos que hemos avanzado mucho en educación pero también estamos sumamente claros en que tenemos tareas pendientes, tanto en lo que es la educación secundaria como es la educación superior”. Añadió que “el llamado del ministro Lavín ha sido reiterativo: sentémonos a una mesa, dialoguemos, avancemos en los desafíos que tenemos pendientes pero no nos tomemos los colegios”. Este llamado corresponde a la tónica del Gobierno en las últimas semanas, mientras los estudiantes han optado por una combinación entre movilizaciones, tomas, petitorios y reuniones.

Respecto de la extensión del pase escolar, Von Baer dijo que están dispuestos a conversar, y que es importante que no se produzcan abusos con el uso de la tarjeta, que “se utilice realmente para lo que está, para estudiar”, enfatizó. Por último, pidió la ministra que no se realicen destrozos en los colegios en toma, a la vez que se permita la reanudación de las clases, para no perjudicar a los otros alumnos.

A la marcha adhirieron secundarios en otras ciudades del país. En Valparaíso, más de 5 mil estudiantes marcharon, mientras que en Talca eran más de mil y en Concepción más de 4 mil.

Comentarios (1)
Agregar comentario
  • Miguel Sanfurgo L

    Creo que se esta agotando la paciencia de los
    ciudadanos y Juventud la gente quiere hoy
    “Hechos y NO más palabras al viento” Atte
    y gracias Uds la Prensa juega un rol Ético
    de informar