Apenas 61 días de presidio (y remitido) fue la condena impuesta a militar responsable de torturas en 1973

El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago Joaquín Billard Acuña dictó sentencia de primera instancia en la investigación por el delito de torturas en contra de Daniel García Soto, cometidas en octubre de 1973 en Talca.

El magistrado Joaquín Billard, en su calidad de ministro en Visita, sentenció al brigadier ® del Ejército Jorge Zucchino Aguirre a la pena de 61 días de presidio por el delito de aplicación de tormentos en contra de la víctima y le concedió el beneficio de la remisión condicional de la misma, quedando el condenado sometido a la observación de Gendarmería por el plazo de un año.

En el aspecto civil se rechazó la demanda de indemnización de perjuicios en contra del Fisco de Chile por incompetencia del tribunal.

De acuerdo a los antecedentes del proceso Daniel García Soto, dirigente estudiantil de la Federación de Estudiantes de la Universidad Técnica del Estado y de Servicio Social de la Universidad de Chile, fue detenido el 19 de octubre de 1973 por personal de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, desde ese lugar fue trasladado hasta el Regimiento de Artillería de Talca donde fue sometido a torturas reiteradas.

Según el tribunal y de acuerdo al relato de García, “la noche del 19 de octubre de 1973, fueron encandilados por tres focos desde distintos lugares y comenzaron a disparar, uno de los proyectiles lo recibió Javier Alvear, quien falleció en el mismo lugar. Posteriormente fueron detenidos y trasladados en una camioneta de Carabineros hasta la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, lugar en el cual lo amarraron al mástil del patio central y Carabinero que pasaba lo golpeaba e insultaba, al día siguiente lo trasladaron a la Tercera Comisaría de Talca, donde fue interrogado por el Mayor de Carabineros que dijo ser de inteligencia, en dicho interrogatorio se le intento involucrar con el grupo del ex intendente de Talca, quienes huían a la Argentina. Posteriormente fue trasladado hasta el Regimiento de Artillería de Talca, lugar en el cual junto a otros detenidos eran mantenidos en una piscina, al llegar la noche lo vendaron y trasladado a una sala donde fue interrogado sobre el grupo del Intendente, a lo cual respondió que no conocía ningún detalle, ante la negativa de sus respuestas fue golpeado duramente en sus oídos, pecho. La noche siguiente se le aplicó corriente eléctrica en los oídos sienes y genitales; los mismos apremios se prolongaron por tres o cuatro días más; todos las sesiones de interrogatorios y torturas eran dirigidas por el Capitán Zucchino. Posteriormente fue trasladado a la Cárcel Pública de Talca. En el año 1974, fue condenado por Consejo de Guerra a la pena de cinco años por los delitos de asociación ilícita, infracción a la ley de armas e infracción a la ley de seguridad interior del estado. En el año 1976, fue trasladado a Santiago a la espera de ser desterrado”.

De acuerdo a las pericias realizadas en el SML, transcurridos 37 años desde la fecha de los tormentos, Daniel García “padece de un trastorno de estrés post traumático el que está estrictamente vinculado a la situación límite vivida, de detención, tortura física y psicológica”.

El condenado era jefe de la sección segunda de la unidad militar antes señalada, lugar donde fue sometido a vejámenes la víctima.

(Fuente: Poder Judicial)

Comentarios (3)
Agregar comentario
  • Bramy

    Este magistrado mejor que se retire a su casa parece que no logra ver la gravedad de las cosas ..que se espera entonces para ahora con razon los encapuchados hacen lo que quieren si la justicia no existe en chile finalmente la sociedad se arta y comienza a ser justicia por su cuenta gracias a estos magistrados que le gusta la ley del embudo

  • Cristian Gutiérrez

    QUIENES SON LOS VIOLENTOS? NO HAY MAYOR ACTO DE VIOLENCIA QUE LA INJUSTICIA Y SI NO HAY JUSTICIA… HAY FUNA!!!!!
    ES LUCHANDO COMO AVANZA EL PUEBLO…

  • HIGINIO

    La justicia en Chile es un pobre remedo al servicio de una clase patronal y de una casta politica corrupta. Lo peor es que creen que su imperio de injusticia será eterno y ni siquiera sospechan que los nuevos tiempos se asoman con oleadas cada vez más potentes.
    Las nubes del Olimpo no dejan que estos dioses vean las existencias humanas en su realidad.
    Un abrazo fraterno y de reconocimiento a Daniel