Ecologistas, humanistas y progresistas entregan propuesta de reforma estructural al sistema educacional chileno

En conjunto, los tres ex candidatos presidenciales y el prosecretario del Colegio de Profesores enfatizaron en que, “es necesaria una cirugía mayor y no parches en la educación, ella es un bien social y un derecho humano fundamental”.

Tres ex candidatos presidenciales y el prosecretario del Colegio de Profesores dieron a conocer hoy un  documento donde expresan sus diferencias con la propuesta de la oposición representada en el parlamento y las ofertas realizadas por el Ejecutivo en la búsqueda de una solución a las movilizaciones estudiantiles a favor de la educación pública, gratuita y de calidad.

Sara Larraín, del Partido Ecologista;Tomas Hirsch, del Partido Humanista y Marco Enríquez-Ominami,  del Partido Progresista, dieron a conocer un documento de ocho puntos  en el que llaman a recuperar el derecho a la educación y el fortalecimiento de la Educación Pública desde preescolar a la educación superior, desmunicipalizar y crear un sistema estatal descentralizado para la educación pública escolar, terminar con el lucro en la educación, fortalecer la profesión docente, revitalizar la educación técnico profesional secundaria, revisar a fondo la concepción educativa imperante, tender hacia la gratuidad en la educación superior pública y en lo inmediato aplicar aranceles diferenciados y regular los aranceles de las instituciones privadas y una reforma tributaria para financiar las reformar que se dieron a conocer.

El prosecretario nacional del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, criticó el rol de la oposición en la búsqueda de soluciones: “La oposición ha jugado un pobre papel, al parecer más interesada en sacar pequeños dividendos políticos  que  realmente impulsar con convicción los cambios que Chile necesita “. Aguilar valoró igualmente los pasos dados por el movimiento estudiantil, “los jóvenes estudiantes que han sido el motor fundamental y grandes gestores del positivo remezón que han provocado en una sociedad que parecía anquilosada y condenada a un malsano inmovilismo”.

Por su parte Sara Larraín, líder del Partido Ecologista, además de expresar su solidaridad con el movimiento estudiantil, criticó duramente a la clase política tradicional, “desde nuestra perspectiva  la clase política con representación parlamentaria no le dio el ancho para expresar las demandas de sus representados ,  queremos enmarcarnos y ponernos al lado del movimiento social , creemos que acá hay una tremenda responsabilidad política que no se asumió como se debió haber asumido , era la tremenda oportunidad de corregir  la irresponsabilidad del sector político con los pingüinos al inicio el gobierno de Bachelet, seguimos arrastrando los mismos pragmatismos,  que lo que hacen es profundizar el problema y obviamente la situación en la educación es más tensa, más inequitativa  y obviamente más orientada a un proyecto de país que no nos interpreta. Para nosotros la educación es un derecho y no una mercancía, como también el agua y la salud”.

Tomas Hirsch, del Partido Humanista, aseguró que la crisis en la educación tiene solución contrariamente a los que se nos ha querido hacer creer, “se nos ha dicho que se trata de un problema complejísimo , que casi no tiene forma de ser solucionado , que lo que se pide son imposibles, que se está hablando de utopías. La crisis de la educación chilena tiene solución es perfectamente posible, garantizar a los jóvenes chilenos el derecho a la educación y a una educación de buena calidad y a una educación que no dependa de los recursos que tenga cada familia o del endeudamiento que deba asumir “

Por su parte, el Presidente del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami , denunció el engaño con el aumento de becas. “Cuando se propone aumento de becas, se está al mismo tiempo renunciando a dos cosas, cuando uno habla de becas está renunciando a la reforma tributaria, cuando uno habla de becas renuncia a la idea de la gratuidad, las becas suponen un  mecanismo que, considera la posibilidad de acceder a la educación año a año, respecto de un arancel que no está regulado sobre la base de un porcentaje , cuando uno habla de gratuidad hablas de un derecho y por tanto nosotros creemos que la propuesta de la Concertación es insuficiente que le reconoce una vez más a la derecha el paradigma que ellos encarnan, que es la idea de que el financiamiento de la educación es otro terreno más del mercado”, manifestó el ex candidato presidencial.

En conjunto pusieron énfasis en la necesidad de una reforma tributaria, una herramienta para recaudar los fondos necesarios para financiar los cambios que de manera urgente requiere la educación y reiteraron además el apoyo al movimiento estudiantil y contrarios al negocio de la educación que se impuso en dictadura. “Es necesaria una cirugía mayor y no parches en la educación, ella es un bien social y un derecho humano fundamental”, sostuvieron.

Comentarios (1)
Agregar comentario
  • WASHINGTON HERRERA

    los Sres Politicos le siguen quitando el cuerpo a un problema que pusieron en la mesa los jovenes estudiantes de las Universidades y los Secundarios, no se trata de pesos mas o pesos menos, sino de cambios profundos no solamente en la Educación, sino cambios en las extructuras de la Sociedad.
    Los cambios son de la participación de la gente en todo lo que se relaciona en el convivir diario, en donde se quiere un mejor vivir en todo los frentes y no el día a día, de haber proyectos a mediano y largo plazo. Chile está esperando las señales para despegar y todos deben buscar la unidad nacional para salir adelante en democracia.
    La Concertación perdio la oportunidad de haber hechos los cambios en el momento preciso, como no haber propuesto al país una nueva Carta Magna, para estos nuevos tiempos, una politica económica de acuerdo a las riquezas de este país, infraextructuras solidas en todas las Regiones, politicas sociales para las mayorias y no haber propuesto los cambios para elegir a los representate en ambas Camaras, en forma proprcional.Es por eso el disgusto y la apatía de los electores para sus mandatarios,así que no extrañarse por lo que está pasando, ya ocurrio en otros paises en donde los cambios progresista fueron superados por los intereses macro economicos.