Danae Mlynarz, cientista política PS: “Los partidos no están cumpliendo su rol”

La crítica la realiza desde el interior de su colectividad. Danae Mlynarz es cientista política, militante del Partido Socialista y miembro del Comité Central y la Comisión Política del PS, sin embargo, el diagnóstico que efectúa sobre la democracia interna en su conglomerado y en los partidos políticos en general, no es positivo.

Por Alex Araya Lillo

¿Cuáles son sus críticas a la democracia interna de los partidos y del suyo en específico?

A nivel nacional tenemos un problema de representatividad en esta “democracia representativa”. De esa crisis no se escapan los partidos que tienen procedimientos entre comillas “democráticos” en los cuales sus directivas, sus representantes, tienen instancias colectivas de discusión para tomar ciertas decisiones. Sin embargo, lo que uno constata en la práctica, es cómo para instancias tan importantes como, por ejemplo, la definición de la política de alianzas del partido, ya se sabe lo que va a decir el voto político en La Segunda del día anterior, antes que se tome la decisión en la instancia democráticamente establecida por el partido para ello.

Entonces, como ya se conocen las configuraciones internas que tienen las tendencias,  la participación que se pueda tener como militante, como representante, como miembro de este espacio deliberativo colectivo es bastante menor.

Uno dice ¿para qué voy a ir a perder mi tiempo? El militante ni siquiera llega a ser parte de la decisión del Comité Central o la Comisión Política. Si uno siente eso, ¿qué le queda al militante de base que no se entera de ninguna discusión, de ninguna deliberación? Ellos se enteran por el diario y después por el comunicado de la directiva sobre lo que se decidió.

Yo siento que no hay un respeto a las instancias de democracia interna creadas por el mismo partido. No puede ser que los militantes se enteren por el diario de lo que se va a decidir al día siguiente.

¿Esta falta de democracia interna es generalizada o es de algunos partidos más que de otros?

Tengo la visión de que se da en todos los partidos. Eso lleva a que los militantes seamos una cosa bastante rara en el país, una minoría dentro de la población en general. Somos mirados como bichos raros y la verdad es que, además de ser instancias con problemas de representatividad interna, los partidos tienen problemas para representar las demandas de la ciudadanía. Ya ni siquiera intentan representarlas de forma agregativa, sino que se vive una desconexión de lo que sucede al resto de la sociedad. Los partidos se han vuelto una lucha sólo de poder por poder.

Aquí se habla de la próxima elección, cuáles son los cupos, quiénes van a ser los candidatos, pero bien poco se habla del proyecto que le vamos a ofrecer al país.

¿El problema de la democracia interna es un factor relevante en el desprestigio en que han caído los partidos según las encuestas?

Creo que es un factor, pero no el principal. El preponderante tiene que ver con la canalización de la demanda ciudadana, más que con la falta de democracia interna.

Porque la democracia interna lo afecta a uno, que ya está metido en esto, pero ya es poca la gente que está en los partidos, entonces, la brecha se produce antes.

¿Cómo son tomadas las críticas que usted formula dentro de su partido?

Me preguntan “¿de qué estás hablando, si ya estás aquí, opinando? ¿Cómo que no hay democracia? Aquí el que quiere habla”. Pero una cosa es que el que quiera, hable, pero otra es que te escuchen, te consideren, se converse, se medite y se procese. Eso es lo que yo observo que no existe.

¿No se siente frustrada al sentir que las quejas quedan solo en eso?

Sí, me siento frustrada. Además me da pena porque siento que los partidos son muy útiles para la democracia y no están cumpliendo su rol, y nos estamos haciendo daño a nosotros mismos. Aquí hay un problema de la clase política en general, con una institucionalidad que no da cuenta de la realidad y que no representa a las personas. El sistema binominal, la constitución: tenemos muchos defectos y además en el tema interno hay un problema de práctica, de desconfianza y desafección.

¿Y qué piensa hacer ante eso? ¿Seguir reclamando o buscar alguna instancia para influir en un cambio?

Yo sufro de bipolaridad (ríe): a veces me dan ganas de olvidarme de todo e irme para mi casa y decir: “aquí estoy perdiendo mi tiempo”. Pero luego digo no, la pelea hay que darla desde dentro.

Comentarios (4)
Agregar comentario
  • ivan

    Creo que la opinion que expresa Danae Mlynarz me representa plenamente, falta eso si mencionar la forma como se elige a los dirigentes de los partidos que yo considero debria ser un militante, un voto en votacion directa por un candidato y sea elegido el de mayor votacion. Esto deberia funcionar tambien para elegir candidatos a cargos de votacion popular. Muchas veces a pasado que candidatos designados desde la directiva o sus circulos de poder no representan ni interpretan a los votantes yo se pierden las elecciones por no tener buenos candidatos. Yo me cuento entre los desilusionados de los partidos y para las proximas elecciones, siempre he votado por la concertacion desde el no, voy a pensar mucho a quien le entrego mi voto. Es hora que el ciudadano tenga un poder de desicion mayor y no tenga que elegir entre un par de malas alternativas y votar por la menos mala. Asi es probable que la concertacion siga perdiendo elecciones y padron electoral siga envejeciendo sin renovarse.

  • Clotario

    El P-S ha caido en manos de empresarios camuflados de socialistas. Guatón correa, Guatón Solari… con esos dos ya llenamos la sala de reuniones del comité central. No entra nadie mas, y ellos han llevado al PS a lo que es ahora, ni la sombra de lo que fue.

  • kuma

    Y ustedes que no están de acuerdo con la infamia de los que se han tomado partidos que alguna vez fueron populares ¿ son minorías? si lo fueran por qué siguen militando? ¿no sera tiempo de pedir que se vayan todos y recuperar de una vez por todas las organizaciones para las bases?

  • Oscar Esteban Silva Vidal

    La señora Danae es poco creíble,yo personalmente tuve una experiencia mientras ocupo un lugar en una organización de la defensa ciudadana donde se hicieron mal manejos los cuales me perjudicaron y por no tener dinero no pude llevarlo a tribunales.Era dirigente de los colectivos donde el subsecretario de transporte tenia que resolver una situación personal como era el robo de mi auto y la patente de colectivo fui rechazado por el ministerio de transporte ,posteriormente hice el reclamo a la organización de la señora Danae y con sorpresa el esposo de esta señora Danae era el subsecretario de transporte,lo cual ella debió declararse inhabilitada antes de responder una mi queja
    en síntesis quien perdió?…Yo,militante del partido socialista,por mas de 40 años,ex preso político exiliado exonerado etc de ahí para adelante no he podido levantar cabeza y una situación deplorable lo de la defensa ciudadana !Nada! no podía cuestionar a su esposo,entonces una vez mas el perdedor fui yo,es mas la perdida del vehículo,fur un robo y el vehículo desapareció y no tuve la ayuda de esta señora que hoy levanta bandera.alguien dijo por ahí después de cuarenta años de militancia,Ni la sombra de lo que fue
    puros oportunistas stalinistas que esperan a Bachelet por el hueso.