Gobierno solicita antecedentes a Naciones Unidas sobre reclamo de Bolivia por militares detenidos

El ministro (s) Mauricio Lob recalcó que los militares bolivianos “no están detenidos en virtud de su condición de soldados ni de su condición de bolivianos, sino por haber traspasado ilegalmente las fronteras portando armamento de guerra”. Los conscriptos, sin embargo, solo fueron formalizados por lo último.

El ministro (s) Secretario General de Gobierno, Mauricio Lob, se refirió hoy a la carta que el Gobierno de Bolivia envió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en protesta por la detención de los tres soldados bolivianos que el 25 de enero pasado cruzaron ilegalmente la frontera con Chile portando armamento de guerra.

“El Gobierno no ha recibido formalmente aún esa carta. Es por esto que se le ha solicitado, a través de Cancillería, al embajador de Chile ante la ONU, Octavio Errázuriz, que la requiera formalmente esta mañana, y eso está ocurriendo. Sin perjuicio de ello, les reitero que -tal como lo ha aclarado el Presidente hace algunos días- esos soldados no están detenidos en virtud de su condición de soldados ni de su condición de bolivianos, sino por haber traspasado ilegalmente las fronteras portando armamento de guerra”, afirmó el ministro en su primera vocería en el Palacio de La Moneda.

En esa línea, el ministro (s) Lob destacó que “Chile ha respetado y seguirá respetando todos los acuerdos vigentes en esta materia y en este minuto es un tema que está en manos de la justicia. Como ustedes saben, en Chile rige el Estado de Derecho, y corresponde a los Tribunales de Justicia -y no al Gobierno- resolver esta situación. Esperaremos tener la carta protesta formal por parte de Bolivia y luego, si corresponde, habrá un pronunciamiento oficial por parte de Cancillería”.

“Ha habido un cierto doble estándar por parte del Gobierno boliviano que por una parte acusa una suerte de persecución a los soldados en razón de su nacionalidad o de su condición de miembros del Ejército y, por otra parte, no ha estado siendo lo suficientemente diligente para colaborar con la Justicia chilena y en la defensa de sus soldados, para que este proceso hubiese sido más expedito. Uno espera y esperaría que esa colaboración si se produjera”, agregó.

Finalmente, el ministro (s) afirmó que “es de esperar que exista una colaboración mayor por parte del propio Gobierno boliviano ante la Justicia y el proceso pueda ser más expedito de lo que ha sido hasta ahora”.

Los militares bolivianos José Luis Fernández Choque,18 años, Augusto Cárdenas García, 19 años y Alex Choque Quispe, 20 años, fueron sorprendidos por Carabineros en territorio chileno el viernes 25 de enero de 2013, a las 13:45 horas, en el sector denominado Tulapampa, de acuerdo al parte policial N° 09 de la Sub-Comisaría de Colchane.

A los conscriptos, tras su detención, se les imputaron los delitos de “Porte ilegal de Arma de fuego e ingreso ilegal al país”.

Posteriormente, en el Tribunal de Garantía, fueron formalizados únicamente por el primer delito, decretándose en contra de ellos la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que actualmente se encuentran recluidos en el Complejo Penitenciario de Alto Hospicio de Gendarmería.

Según el abogado Roberto Celedón, defensor de los conscriptos, tanto quiénes los denunciaron cómo qué hacían los citados soldados y dónde se encontraban al momento de la detención, resultan temas relevantes y que la Justicia debería tomar en cuenta para revertir la prisión preventiva.

Para el profesional, no existe delito y sí una extraña confabulación de hechos que parecieran “indicar, lamentablemente, que contrabandistas actuaron como si tuviesen relaciones privilegiadas con personal de Carabineros”.

En el escrito se detallan, con nombres y horas, las contradicciones de los partes chilenos y se muestra que, efectivamente, existía un grupo de contrabandistas de autos que fueron detectados y perseguidos por los militares bolivianos.

Dos de ellos, en declaraciones prestadas a la policía chilena, reconocen que son contrabandistas y que pidieron el auxilio de Carabineros cuando eran perseguidos por los efectivos bolivianos.

Renán Rober Cárdenas Troncoso, de nacionalidad boliviana, sostiene en su declaración policial que “se desempeña como conductor de vehículos exportados de la Zona Franca Zofri y que los interna por Pasos no Habilitados en forma ilegal al país de Bolivia, como se les denomina en la jerga actual vehículos “chutos””.

“‘Esta “víctima’ es contrabandista, lo declara él sin ambages, directamente y nada menos que al Teniente Fabián Retamal Riquelme”, dice Celedón en su escrito que pretendió revertir la prisión preventiva y que fue rechazada tanto en Apelaciones como por la Corte Suprema.

El boliviano, además, confiesa que fue contratado por un chileno, de quien ignora todo tipo de antecedentes (¡sic!), para trasladar en un camión 7 vehículos, lo que hizo a las 20:00 horas, del día 25 de enero de 2013, con un amigo apodado el Cóndor, para “trasladar desde la frontera de Colchane Chile, por pasos no habilitados vehículos afectos a Zona franca hacia el país de Bolivia” “y nos trasladamos hasta el sector del poblado de Cariquima”.

El confeso contrabandista relata que alrededor de las 05:00 horas procedieron a estacionar los vehículos “chutos” en el lugar Tula Pampa y cinco se trasladaron hasta la frontera con la finalidad de verificar si se encontraban los militares Bolivianos y poder pasar los móviles hacia la Frontera. Pero que, sorpresivamente, apareció un automóvil, marca Toyota, modelo Noahd, color Blanco, con militares bolivianos.

“Estos al ver nuestra presencia, procedieron a cruzar el límite Chileno y comenzaron a seguirnos, efectuando disparos en forma desmedida y descontroladas hacia nosotros, por lo cual en forma inmediata en compañía de otro sujeto me trasladé hasta un vehículo, automóvil, marca Toyota, modelo Nohad, color gris, y huimos del lugar”, señaló Cárdenas.

Comentarios (0)
Agregar comentario