Renunció Sebastián Dávalos

El hijo de la presidenta Michelle Bachelet, quien ha protagonizado un escándalo político por los negocios de la empresa de su cónyuge, junto con pedir perdón, dijo que no había cometido delito alguno en su accionar funcionario y que daba un paso al costado para no dañar al gobierno.

El director sociocultural de la Presidencia e hijo de Michelle Bachelet, Sebastián Davalos, renunció hoy a su cargo, luego que él y su cónyuge fueran cuestionados por un millonario negocio inmobiliario en la comuna de Machalí.

Dávalos, tras repasar el trabajo que hizo durante los 11 meses que desempeñó el cargo ad honorem, pidió “humildemente perdón por este amargo momento” y dijo que daba un paso al costado, renunciando a la función que su madre le había encargado en marzo de 2014.

Señaló, asimismo, que estaba convencido de no haber cometido ilicito alguno y tampoco delito funcionario, al negociar en noviembre de 2013, un millonario préstamo con el Banco de Chile para adquirir en 6 mil 500 millones de pesos un predio de 44 hectáreas en la VI Región que hace pocos días fue traspasado en 9 mil millones, generando para la empresa de su esposa una ganancia de casi 3 mil millones de pesos.

“Deseo poner énfasis que no he cometido ilícito alguno ni delito funcionario, como algunos medios han sugerido. Es menester señalar que en la posición que me encuentro es a lo menos incómoda, pues se me ha criticado abiertamente por trabajar en el sector público y además por trabajar en el sector privado”, agregó.

El hijo de la Presidenta negó versiones de prensa que habían dado a conocer comentarios de él o su familia, argumentando que medio alguno se había contactado con ellos para pedirle su opinión sobre los hechos que denunció la revista Qué Pasa. “Rechazo categóricamente la publicación de información falsa respecto a supuestos comentarios realizados por mi u otros miembros de mi familia las cuales perjudican la honra de esta”, dijo Dávalos

Dávalos dijo que entendía el malestar “que esto ha generado esta situación y asumo que el perjuicio provocado ha dañado a la Presidenta de la República y al gobierno, quienes cuentan con mi total y absoluta lealtad”. “Es debido a lo anterior que no me queda más que pedir humildemente perdón por este amargo momento. Entiendo además que esto para algunos pudiera no ser suficiente. Es debido a lo anterior que decidido dar un paso al costado y renunciar a mi cargo de director sociocultural de la presidencia”, agregó.

Comentarios (1)
Agregar comentario
  • mario

    La ùnica beneficiada de todo esto es la nueragate, millonaria de la noche a la mañana, està casada con casada con separaciòn de bienes, es cinco años menor que el gordo, le van a llover las tentaciones…
    El gran perdedor es Chile, es demasiado el desprestigio de la polìtica.
    El responsable es el que facilitò la plata a dos bandas para afectar al gobierno que le podrìa tocar sus intereses en el futuro.
    Esto està mejor que las teleseries turcas…