Universitarios se suman a tareas de reconstrucción con trabajos voluntarios

Unos 120 voluntarios entre profesionales y estudiantes de la Universidad de Chile, de la Universidad de Santiago, de la Universidad Católica y de la Universidad San Sebastián coparon tres buses para llevar ropa y alimentos no perecibles a los afectados por el terremoto en Cauquenes, Constitución y Tirúa.

Los universitarios anuncian una atención las 24 horas del día para recibir donaciones sin perder ni un minuto. Entre los profesionales y estudiantes que van a ofrecer ayuda, se encuentran 40 voluntarios de la Universidad de Santiago, del grupo “Atrévete Usach”, jóvenes de diversas carreras que buscan poner al servicio de la comunidad sus conocimientos y experiencia profesional.

Nicolás Meneses, estudiante de cuarto año de la carrera de Ingeniería en Minas de la Universidad de Santiago de Chile, señaló que están en coordinación con los municipalidades de las principales zonas afectadas en la VII y VIII regiones, con quienes estuvieron en contacto para saber cuáles eran las principales carencias y los lugares en donde es más urgente hacer llegar la ayuda.

Meneses adelantó que los voluntarios organizados ya están en condiciones para emprender una nueva comitiva, que está vez tendrá como destino las comunas de Cerro Navia en Santiago y San Antonio en la V Región.

Los estudiantes también hicieron un llamado a las personas para que colaboren con alimentos no perecibles: arroz, conservas, fideos, harina, etc., y artículos de vestuario como abrigos, parkas, bufandas y gorros. El lugar de recepción de estas donaciones es en calle Antonio Varas 454, Providencia.

Comentarios (1)
Agregar comentario
  • Mirta Rivera Muñoz

    Muchos estudiantes que viajaron el lunes pasado a esa zona ya estaran llegando a Santiago, un saludo a todos ellos.