Comisión de Salud inició estudio de proyecto que permite la existencia de la profesión de optómetra

Según explicó el senador Fulvio Rossi, uno de los autores de la iniciativa, la idea es que el citado profesional pueda abocarse a diagnosticar vicios de refracción o problemas físicos del globo ocular, colaborando así con la labor de los oftalmólogos.

 

Con la presencia de los representantes del Colegio Médico, de la Sociedad Chilena de Oftalmología, del Colegio Nacional de Ópticos y de la Carrera de Oftalmología de la Universidad de Valparaíso, la Comisión de Salud del Senado inició el estudio del proyecto que modifica el Código Sanitario para permitir la existencia de la profesión de optómetra.

La iniciativa, que está cumpliendo su segundo trámite en la Cámara Alta, tiene como finalidad permitir que los optómetras puedan efectuar el examen para corregir algunos defectos de la vista, para los que bastan mediciones instrumentales, y recetar el correspondiente lente que la corrige.

Cabe recordar que actualmente solo los médicos-cirujanos con especialidad en oftalmología pueden diagnosticar y recetar lentes con fuerza dióptrica, esto es, que corrijan vicios de refracción, con la sola excepción de los lentes que corrigen la presbicia en mayores de 45 años, que pueden fabricarse y venderse sin receta médica.

Sin embargo, existen otras anomalías de la vista cuya corrección tampoco requiere necesariamente de la atención de un oftalmólogo, como los vicios de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo). Para esos casos, esta iniciativa propone que puedan recetar los lentes los tecnólogos médicos con mención en oftalmología y los optómetras.

DISMINUIR PROBLEMAS

Según explicó el senador Fulvio Rossi, integrante de la Comisión de Salud y uno de los autores de esta iniciativa “es muy indignante que en Chile haya 280 mil personas que son ciegas y que de ellas, más de la mitad debiesen ver y no pueden por falta de especialistas. Lo mismo pasa con los pacientes que tienen insuficiencia severa de la visión, donde hay un millón 200 mil personas de las cuales un poquito menos de la mitad debiesen ver y no lo hacen porque no tienen acceso a la salud”.

El legislador manifestó que “el que exista un especialista optómetra, bien formado, que tenga las capacidades de diagnosticar vicios de refracción que son problemas físicos del globo ocular, y diagnosticar un buen lente y hacer que las personas vean, permitiendo que los oftalmólogos se dediquen a las patologías, me parece que sería un avance muy notable en esta materia”.

En lo fundamental la iniciativa señala que los profesionales de colaboración médica “podrán prescribir las ayudas técnicas, fármacos de uso tópico, los tratamientos básicos y otros que el mismo reglamento establezca, siempre que ello sea efectuado en el marco de acción de un equipo de salud”.

Agrega que “cuando estos profesionales presten sus servicios a personas que presenten síntomas o antecedentes de patologías locales o sistémicas, deberán derivar de inmediato al paciente a un médico cirujano que haya certificado su especialidad correspondiente en conformidad a las normas vigentes, pudiendo colaborar con éste en la atención del enfermo para su rehabilitación si así se requiriese”.

Asimismo se plantea que los servicios profesionales del tecnólogo médico con mención en oftalmología y del optómetra, comprenderán la detección y compensación de los vicios de refracción ocular a través de su medida instrumental; la indicación, adaptación, verificación y control de las ayudas ópticas, la utilización de técnicas de reeducación, prevención e higiene visual, la evaluación, detección, tratamiento y prevención de las disfunciones visuales. Los tecnólogos médicos con mención en oftalmología y los optómetras al realizar el examen ocular podrán utilizar aquellos fármacos de uso tópico para el diagnóstico.

Comentarios (0)
Agregar comentario