Medidas de prevención en los ascensores: Para subir y bajar sin riesgos

El grave accidente sufrido la semana pasada por un trabajador que reparaba un ascensor en el centro de Santiago puso en relieve la seguridad de estos aparatos. Experto de la ACHS afirma que los usuarios deben avisar a la administración del edificio si detectan fallas y, al mismo tiempo, mantener conductas que no los expongan.

Entrar y salir del ascensor es para muchos un acto cotidiano y casi irreflexivo, al cual no se presta mayor atención… hasta que ocurre un accidente. Hace unos días, el trabajador Manuel Ocampos, de 40 años, sufrió graves lesiones cuando su brazo derecho quedó atrapado en un engranaje mientras realizaba labores de mantención al elevador en un edificio de calle Teatinos.

Este hecho puso de relieve la seguridad en este medio de transporte vertical. Que la ruta de acceso debe ser iluminada, segura y señalizada, o que la puerta de la sala de máquinas tiene que ser resistente al fuego, son sólo algunas indicaciones que entregan prevencionistas y expertos en la materia.

Pero, ¿cuáles son los cuidados que debemos tomar como usuarios?

Manuel Chapa, especialista en ingeniería ocupacional de la Asociación Chilena de Seguridad, señala que es fundamental evitar ingresar o salir cuando el ascensor se encuentra en proceso de cierre de puertas. Añade que no se debe saltar ni provocar movimientos laterales, así como no apoyarse en las puertas deslizantes, las cuales podrían atrapar parte de la ropa o el cuerpo del usuario.

Chapa agrega que es importante no ingresar cuando se sobrepasa la capacidad máxima de del ascensor -la que puede estar expresada en kilos o número de personas-, o entrar en él cuando la luz esté apagada, pues, probablemente, se encuentra en mantenimiento o fuera de servicio.

Además de evitar conductas de riesgo, el experto de ACHS sugiere observar algunos detalles al momento de subirse a un ascensor. “Debemos fijarnos en que se encuentre limpio y que el piso no esté roto. Asimismo, el deslizamiento del elevador debe ser suave, sin ruidos y debe contar con iluminación comparable a la del pasillo. Es necesario que tenga  luz de emergencia en caso de corte de energía eléctrica”, precisa Chapa.

Si las personas que viven o trabajan en un edificio detectan una falla, deben recurrir al administrador y posteriormente manifestar el hecho en la Dirección de Obras Municipales, pues ésta es la responsable de fiscalizar que los ascensores de su jurisdicción se encuentren certificados. Por último, es fundamental que el afectado haga la denuncia al Juzgado de Policía Local de la comuna correspondiente.

Sube y baja

Manuel Chapa, Experto de la ACHS, indica cuáles son las condiciones que el ascensor debe cumplir:

-El ancho mínimo de la puerta debe ser de 0,85 m, y la altura mínima 2,1 m.

-El piso debe ser de concreto o metal.

Comentarios (0)
Agregar comentario