PNUD confía en métodos de “miles de años” para absorber gases invernadero

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) apuesta a los métodos más tradicionales y verificados para absorber gases que recalientan la atmósfera, como los bosques, dijo el asesor de la agencia en materia de cambio climático para América Latina, Gabriel Jaramillo.

“Desde el PNUD estamos impulsando mucho más la vía científica comprobada ya por miles, incluso millones de años, que es la captura de carbono a través de los bosques”, dijo Jaramillo en el marco de la la Semana del Clima de América Latina y el Caribe, que se celebró en Montevideo hasta el jueves.

El experto del PNUD sostuvo que la absorción de los árboles de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, “son soluciones naturales que no tenemos que experimentar y más bien nos dan beneficios mucho mayores”.

“Tener un bosque saludable no solamente te permite mantener el carbono acumulado, incluso acumular mucho más carbono”, lo que también entraña otros “beneficios globales”, enfatizó Jaramillo, magíster en ciencias ambientales y desarrollo sustentable por la Universidad de Lund, Suecia.

Por ejemplo, “beneficios en biodiversidad, beneficios sociales por el mantenimiento del suelo, por el mantenimiento y el fortalecimiento del ciclo hídrico, en agricultura, beneficios sociales para comunidades indígenas o que dependen del bosque y pues un beneficio global como humanidad”, enumeró.

En cambio, las investigaciones para “innovar en la descarbonización de la atmósfera” son “hasta el día de hoy bastante experimentales” y están financiadas a través de empresas tecnológicas emergentes y fondos que apuestan por esas iniciativas, aseguró.

Por esta razón, para el PNUD un asunto central para la región es frenar la desforestación y abordar los problemas que entrañan los monocultivos y el uso excesivo de agroquímicos.

MERCADO COMO REGULADOR

Jaramillo comentó que además de las políticas que puedan implementar los gobiernos, el mercado regulará las buenas prácticas para combatir el cambio climático.

“La aproximación de mercado puede ser una solución; el hecho de que la mayoría de los compradores de materias primas ya soliciten a los países que lo que exporten sea libre de deforestación es una muestra muy fuerte de cómo cambiará esto dentro de poco”, comentó.

Para el ecuatoriano será un tema de “supervivencia” de las industrias agrícolas o de la “propia economía primaria” para cumplir con las normas que el mercado ya está imponiendo.

A modo de ejemplo habló de los últimos acuerdos que firmó la Unión Europea en los que se impone una restricción en el uso de pesticidas.

Además, “no comprarán productos que hayan causado deforestación” lo que significa “una huella ecológica muy grande”, insistió.

En ese aspecto el PNUD puede contribuir a mitigar el impacto económico que tiene a corto plazo para los países la implementación de “modelos más sostenibles”, pero luego de que hagan la transición podría significar mayores ganancias económicas, según Jaramillo.

TRANSPORTE REGIONAL

Las emisiones de dióxido de carbono del transporte en América Latina no tienen gran impacto, sin embargo se podría disminuir su efecto abordando un sistema interregional para el movimiento de mercancías, comentó.

“El transporte de mercancía en América Latina se maneja mucho en carretera cuando podríamos tener sistemas mucho más eficientes como trenes, sistemas más compartidos entre países u otras opciones, la integración regional es sumamente importante en ese sentido”, reflexionó.

Jaramillo tiene más de 16 años de experiencia trabajando en áreas de desarrollo sostenible con enfoque en ambiente y cambio climático.

A lo largo de su carrera trabajó en entornos biológicos y culturales ricos y diversos como las Islas Galápagos, la selva amazónica y los Andes, según su hoja de vida publicada en la web del PNUD.

La Semana del Clima se llevó a cabo entre el lunes y el jueves en la capital uruguaya con autoridades y expertos de toda la región que revisaron la implementación del Acuerdo de París sobre cambio climático.

Los delegados latinoamericanos y caribeños discutieron asimismo la situación de la región para acceder a los mecanismos de mercado previstos en el Acuerdo de París para la mitigación internacional de gases invernadero.

Este asunto deberá quedar acordado para diciembre de este año, cuando se celebre en Katowice, Polonia, la Cumbre del Clima que debe adoptar las reglas de juego del Acuerdo de París.

En Montevideo también se expusieron innovaciones tecnológicas en transporte, energía y adaptación al cambio climático, modelos de economía circular y cuestiones de equidad de género, pueblos indígenas y ciudades sostenibles, entre otros asuntos. (Sputnik)

zzz/yyy/ms/dcl

* ONU * CLIMA * ENTREVISTA * PNUD *
Comentarios (0)
Agregar comentario