La silla del Águila: elecciones en México 2018

El escritor mexicano Carlos Fuentes, en su novela de sátira política futurista, La Silla del Águila, publicada en el 2003, escribe: “Te ponen en el pecho la banda tricolor, te sientas en la Silla del Águila y ¡vámonos!  Es como si te hubieras subido a la montaña rusa, te sueltan…y haces una mueca que se vuelve tu máscara…la Silla del Águila, es nada más y nada menos que un asiento en la montaña rusa que llamamos La República Mexicana”.

Por Jaime Ensignia, sociólogo*

Este domingo 1ro de julio son las elecciones federales en México, en donde se elegirá al próximo presidente de esta nación, la segunda economía más grande de América Latina y el Caribe (ALyC).

Además se elegirán 500 Diputados y 128 Senadores. ¿Quién de los cuatro candidatos presidenciales ganará esta elección y se sentará en la Silla el Águila en diciembre próximo? ¿Quiénes son los candidatos que disputan la presidencia de México?:

1-. Andrés Manuel López Obrador, politólogo, más conocido como (AMLO), líder izquierdista con larga trayectoria política, primero en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y luego en el Partido Revolucionario Democrático (PRD), ahora con su Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), apoyado por el Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido Encuentro Social (PES), partido de centro derecha. Estas organizaciones han constituido el frente político y social Juntos Haremos Historia.

2-. Ricardo Anaya, abogado, del Partido de Acción Nacional (PAN), partido de centro derecha, el PRD, partido de izquierda y el Movimiento Ciudadanos. Todos juntos conforman la coalición Por México al Frente.

3-. José Antonio Meade, economista, candidato del PRI, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (NA), con su agrupación Todos por México.

4-. Jaime Rodríguez Calderón, ingeniero agrónomo, apodado El Bronco con su candidatura independiente. De esos cuatros candidatos, el mejor posicionado en las más diversas encuestas y sondeos de intención de voto, es AMLO, el cual, en una de las últimas encuestas está por sobre el 49% de los votos, el más cercano seguidor es Anaya, que estaría en un 26,7%, luego el candidato del PRI, Meade con un 21,2%, finalmente, El Bronco con un escaso 3%. En este sentido, AMLO, tiene una muy cómoda ventaja de 22 puntos, y todo hace predecir, de que este domingo, AMLO, en su tercer intento de llegar a la presidencia, esta vez, sí, que lo logrará.

Ha sido una campaña presidencial sin grandes debates de contenido. Los tres debates que la opinión pública mexicana tuvo la oportunidad de presenciar entre estos cuatro candidatos se caracterizaron por un muy bajo nivel de propuestas programáticas, centrados en la denostación entre cada uno de los candidatos, en algunos de estos debates todo giró en atacar al candidato mejor posicionado en las encuestas, en la máxima todos contra AMLO.

El proceso electoral en general, ha estado bajo un ambiente de violencia muy sorprendente. A la fecha, hay cerca 120 asesinatos políticos, de postulantes a los más diversos cargos de elección popular. El narcotráfico y los grupos armados de los carteles son los principales victimarios de estos asesinatos. La creciente corrupción en todos los niveles del aparato del Estado, y de la nación mexicana, es otro de los elementos constitutivos de este ambiente electoral, sobre el cual, la ciudadanía de este país ha expresado su hartazgo, como también con el modelo económico llevado a cabo indistintamente por los gobiernos de la “dictadura perfecta” del PRI, el cual gobernó más de 71 años, del PAN, con sus dos gobiernos -el de Vicente Fox y Felipe Calderón (2000-2012)-, así como el reciente gobierno del priista de Enrique Peña Nieto.

Los temas de la precariedad del Estado, el bajo crecimiento de la economía mexicana, la desigualdad y la creciente pobreza, observada en los últimos años, así como la injusticia social, la corrupción y la impunidad, serán los principales tópicos del próximo gobierno de este país, en donde sobre todo los sectores populares y marginados de la sociedad mexicana, estarán muy atentos a que estos desafíos sean solucionados. Menuda tarea para quién llegue a gobernar esta importante nación.

Finalmente, estas elecciones federales de parlamentarios, alcaldes, de buena parte de los gobiernos de los estados, pero principalmente las presidenciales en México, es parte de una de las tres elecciones más trascendentes en Latinoamérica –un año electoral muy especial en la región-. Junto a la reciente elección presidencial en Colombia en donde, según analistas no hubo derrotados, Iván Duque, candidato de la derecha conservadora de ese país, es el nuevo presidente de la nación, sin embargo, se debe tomar en cuenta la extraordinaria votación del candidato de la izquierda y del progresismo colombiano, Gustavo Petro. La última y quizás la más importante elecciones en el continente, se llevará a cabo en la primera vuelta presidencial en Brasil, el 7 de octubre próximo, en donde el ex presidente, Ignacio Lula da Silva, pese a encontrarse en la cárcel, es el candidato con la mayor intención de votos en esa contienda. Lula, de poder ser candidato, sin lugar a dudas, sería el vencedor de esa justa electoral.

Esto, y como ya hemos señalado, según el pronóstico de las más diversas encuestas que dan como ganador a AMLO en México, el panorama político regional latinoamericano evidenciaría un nuevo giro hacia posiciones progresistas y de izquierda. Habrá, sin duda que esperar, cuál es la noticia política que nos traerá este próximo domingo la presidencial mexicana, y lo que podría llegar a suceder el 7 de octubre en Brasil.

*Dr. en Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad Libre de Berlín. Fue director sociopolítico de la Fundación Friedrich Ebert en Chile (1994-2014). Director del Área Internacional de la Fundación Chile 21. Colaborador del Barómetro de Política y Equidad.

amloELECCIONESmexico
Comentarios (0)
Agregar comentario