Museo para el “Nunca Más”

victoriaVictoria Urabga Harboe

Directora Cátedra Unesco-UDP “Medios de Comunicación y participación ciudadana”

Hay muchas formas de recordar y varias maneras para no olvidar. “Será un museo para las enseñanzas profundas de los dolores de Chile”, dijo la Presidenta en la ceremonia de donaciones al Museo de la Memoria y de los Derechos Humanos. La opción que se marca es contundente: un lugar que genere puentes entre un pasado terrible y un presente-futuro que requiere de la convivencia armónica entre todos y todas. La Moneda, que sólo con ser escenario obliga a recordar, reunió a los donantes. Algunos son los de siempre, otros que hace tiempo no se veían y, también, muchas caras nuevas que habla de la diversidad de los aportes. ”¿Por qué estás acá?” se preguntan directamente algunos. Las respuestas dicen de entregas profundas. Colecciones de revistas, cartas, fotografías, artesanía, libros, material audiovisual que salen del espacio privado para contribuir a la formación de un gran todo colectivo.

“No podemos cambiar nuestro pasado, pero podemos aprender de lo sucedido”, es parte de lo que dice la primera piedra que se puso en el lugar donde se está construyendo el Museo. Aunque a costa de la intermodal, La Quinta Normal parece ser una ubicación favorable para el Museo en construcción. Una suma potente al eje cultural conformado por Matucana 100, la Biblioteca de Santiago y los otros museos de la zona.

Al igual que museos similares en Argentina, Alemania, Francia y Estados Unidos, este se centrará en un período histórico. El nuestro pondrá foco a lo ocurrido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990. Por esto, aunque la construcción física comenzó hace poco, la simbólica se inició con los primeros anuncios y el consecuente debate. Y es precisamente ese debate, el que nos conecta con la comunicación como derecho humano fundamental porque va de la mano de la libertad de expresión, del derecho a la información y del acceso universal a las tecnologías y al conocimiento. Es precisamente ese debate y las infinitas conversaciones que generará este museo en que la cultura se vuelve acción y este nuevo espacio público un aporte al proceso de construcción de futuro.

Sin embargo, esto se logrará sólo con el rescate de la memoria histórica (no poca cosa en un tiempo plagado de amnesias) sino, sobre todo, generando espacios para el aprendizaje, el encuentro, intercambio y la reflexión. Por eso espero que sea un museo vivo. No me refiero a la vigencia de sus exposiciones, que sin duda tendrá. Enfatizo la necesaria dinámica de relación y participación con la gente que lo visite y por qué no que lo empiece a soñar desde ahora.

¿Cómo nos gustaría que fuera el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Chile? Casi al término de un gobierno que se define como ciudadano, aún tenemos la gran oportunidad de ver también aquí posibilidades para que todo el que quiera aporte con ideas, aunque sea en un libro que recoja los sueños ciudadanos.

* Edición Nro. 173 de El Periodista

5 Comentarios
  1. jorge salazar dice

    Eso de nunca más , debiera ser así de aqui en adelante , pero si las circuntancias vuelven a repetirse ( desorden , anarquia , saqueos y tomas , no respetar la legalidad , hiperinflación , inmoralidades , guerrillas , ingreso clandestino de armas , etc ) ,espero que las ffaa vuelven a cumplir con su deber patriotico y en toda guerra hay vencedores y vencidos.
    Digo lo anterior porque llamo poderosamente los actos de vandalismo y saqueos en Concepción cuando ocurrio el terremoto.Medio Chile en el suelo y los saqueadores andaban sueltos y sin que la autoridad pusiera fín a tales actos.

  2. Alejandra dice

    oye salazar….sabes lo que es una guerra? búscalo en wiki para que no hagas el loco en estos blog. Lo qe hubo en chile fue un GENOCIDIO…o acaso no sabes que a tu querido perroceht lo tienen entre Hitler y Stalin en los museos de Europa? entre los ASESINOS mas grandes de la historia humana.
    Bueno si no pudiste viajar con la concerta..ahora a lo mejor en el gobierno de tus empresarios, alguno se pone con una pasaje….en una de esas….jajajajajajaja IMBECIL!

  3. Juan Carlos dice

    Aciagos días , Dictadura Brutal , años oscuros…son términos repetidos que parecen haber sido aprendidos en los mismos institutos de lavado de cerebro cubanos;sin embargo los 70 y 80 no fueron tiempos en los cuales no se podía salir a la calle ,¿como se explica que tanta música se bailó si el clima que la izquierda en forma coordinada nos quiere hacer creer?…Aunque mientan , los que vivimos nuestra juventud en esos años lo disfrutamos como dias normales..NO NOS LAVARAN EL CEREBRO!

  4. Guillermo Villar B. dice

    Triste espectáculo narrativo reflejan los dos últimos comentaristas”… Resulta casi penoso que sus cerebros permanezcan intactos respecto del conocimiento adverso que tienen en torno de la barbarie cometida durante el gobierno encabezado por “Daniel López” alias Augusto Pinochet. Viví también el proceso de Allende al que la CIA y los “dueños de Chile” pavimentaron el camino a las FF.AA. (instituciones de todos los chilenos) para hacerles creer que ser+ian los salvadores de la Patria. Ahora ellos, los de uniforme, quedaron con su manos manchadas de sangre y para toda la vida. ¿Quién se ocupó de rescatar de las manos foráneas el cobre que hoy nos mantiene en pie como Nación? Ese solo episodio de vida le significó la vida al Presidente Allende, señores. Lean la historia y los acontecimientos. ¿Se acuerdan que hasta el 10 de septiembre del 73 había un desabastecimiento atroz? El mismo 18 de septiembre del mismo mes la “producción y el desabastecimiento eran historia. ¿Quiénes conspiraron en esa materia? Saquen sus conclusiones y no piensen con el culo y las armas que liquidan a esta noble tierra larga y flaca,

  5. claudio dice

    y La “barbarie” durante el gobierno de Allende , tengo 2 compañeros de colegio asesinados por la brigada RAMONA PARRA .uno ,con una lanza enterrada en el cuello y el otro con un disparo en la cabeza aaaah pueda que hallan
    sido terroristas de derecha, uno de 9 años y el otro de 11…..

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.