La Glasnost de la Concertación

Maria de los AngelesEscribe María de los Ángeles Fernández R.*

 

Se acostumbra a decir que errores y fracasos, no solamente no son el fin del mundo, sino que constituyen oportunidades, tanto para el fortalecimiento como para el aprendizaje. Trasladar esta idea a la experiencia colectiva es harina de otro costal. ¿Cómo pueden asimilar algo así las organizaciones, más si éstas son de carácter político? La Concertación, devenida en oposición, ejemplifica dicha dificultad. Ha perdido oportunidades para ello, como fue el famoso cónclave. Por otra parte, las elecciones para renovar las directivas partidarias empujan al ombliguismo. Por si fuera poco, los cuatro expresidentes de la República, con autoridad para promover un proceso de autorreflexión, se reúnen para acordar el registro de la obra de sus respectivos gobiernos pero ¿no debiera ser ésta tarea de politólogos y de historiadores?

El libro de Eugenio Tironi, “Radiografía de una derrota”, abrió una rendija para analizar la derrota electoral. Es cierto que devela más cosas sobre el autor que sobre los factores que la explican, con resultados ambiguos. Centrado en la campaña, es un producto “vértice”, coherente con alguien que pretende servir a varios señores al mismo tiempo: academia, política y empresa.

Entender que la derrota estaba ya larvada, como lo indica en la sección “Larga declinación” o confrontar empíricamente el rol que jugó la postura que habría tenido la ex presidenta Bachelet son condiciones sine qua non para el diseño de una nueva carta de navegación. Igualmente, distinguir los factores de más largo plazo versus los de contexto, así como el estudio de otros menos explorados como el relativo a una forma de gestionar las cosas desde el Estado que comenzaron a acumular desaciertos y que el Contralor, en su momento, graficó como “la cultura del despelote”. Sin ello, la Concertación se ve arrastrada a respuestas placebo, huérfana de un marco estratégico de sentido. O bien incurre en un cierto conservadurismo institucional como cuando reduce la renovación de la política partidaria al recambio generacional.

Siempre habrá urgencias que conspiren contra el debate. Antes, porque se era gobierno; hoy, porque se debe priorizar la reconstrucción. Súmese a ello, la necesidad de responder a un gobierno no convencional, que recurre al llamado “efecto Penélope” que, tal como se teje y desteje, avanza en apariencia sobre temas propios de la Concertación mientras profundiza la privatización y la segmentación.

Desarrollar una visión común que incorpore los cambios estructurales en ámbitos tan urgentes como la educación o la salud, así como construir la política de alianzas para acoger la diversidad social y política que la Concertación no logró contener en sus domicilios partidarios, demanda un cierto tipo de liderazgo, que esté menos preocupado de su cuidado y más de desatar, al interior del conglomerado, su propia Glasnost.

*Directora Ejecutiva Fundación Chile 21

11 Comentarios
  1. Marco Briceño dice

    Buen punto. Comparto que Tironi abrió una rendija, pero que los líderes de la Concertación no quieren discutir y descalifican, así como así. Buen aporte el de los columnistas de El Periodista.

  2. Sombra dice

    Tironi, no abre rendijas, sólo cuida su negocio.

  3. Pedro dice

    No sólo es tiempo para el debate, sino necesidad de hacerlo, mostrar nuevos rostros y discutir el fondo del asunto. Longueira tiene razón cuando dice que la C gobernó con las ideas dela derecha. Faltó audacia. Ojalá en este tiempo, se escuche mas a las bases, si las hay, o seabran para que existan.

  4. Marco Briceño dice

    Veamos qué dijo Tironi, no desde dónde lo dijo o cómo lo dijo. El debate es bueno, sano, aleccionador; la descalificación señor Sombra, hecha desde las sombras, es inoportuna…

  5. Marta Naves dice

    Señora Fernández, cuando usted dice que el Gobierno “avanza en apariencia sobre temas propios de la Concertación mientras profundiza la privatización y la segmentación”, podría especificar cuáles son esos temas, por qué si son propios de la Concertación, ella no avanzó y a qué se refiere con que ellos, entiendo, contribuyen a la privatización y la segmentación. O si son otros, a su juicio, cuáles serías los que van en esa dirección.

  6. Andres J Vial dice

    Se equivocan, el negocio de Tironi es abrir rendijas y luego cobrar por ellas, a uno y otro lado del arcoiris.

  7. marta cruz dice

    Los partidos deben abrirse y renovarse, el todo vale ya no sirve para mantenerse en la cúspide y la Concertación debe salir a la calle a buscar gente. Mucha fundación y teoría, pero poco empedrado, dejo a Frei sin gente en la campaña y la UDI continua ganando terreno. Bienvenida la reflexión, pero más trabajo para entender en la realidad qué quiere la gente.

  8. Aleluya dice

    Basta de Concertación. Las cosas no se hicieron, simplemente porque los unía el espanto, es decir la dictadura de Pinochet, pero no existe un proyecto en común. Por eso, adoptaron las políticas de la derecha y las hicieron suyas. Lo que corresponde ahora, es sincerarse y ver qué modelo de país quiere cada uno de los partido y, sobre ellos, aunar voluntades. Juntarse únicamente para derrotar a la derecha el 2012 y 2013, con las mismas ideas de ellos, simplemente es mantener una estafa que funcionó por 20 años.

  9. Luz María dice

    ¿Como juntarse y derrotar a la concertación y ahora no saber cómo gobernar? ¡ ALELUYA!

  10. WASHINGTON HERRERA dice

    Pienso que los politicos profesionales aún no saben para donde va la micro, así de simple, la Concertación fue derrotada porque no fueron capaces las cupulas de los partidos de hacer participar al mundo de la comncertación en una primaria en donde se expresara su opinión los miles de adherentes y simpatizantes a lo largo de Chile, sino que impusieron un candidato privatizador, en que el pueblo no olvida, como por ejemplo el agua,y sin carisma y los desaguisados de aquellos que olvidaron hacer su tarea y así tenemos muchos casos que fueron minando la credibilidad por lo hecho en los 20 años de trabajo.

  11. César González dice

    La Ex Concertación se convirtió en una pandilla cuyo objetivo era fomentar el clientelismo, SOY PPD, PIENSO PPD, ACTUO PPD, no fue un caso aislado, lo anterior unido a la peor presidenta de los últimos veinte años, creo el marco único para la tormenta perfecta. Bachelet vivió su período preocupada de cuan bien le iba en las encuestas, pensando en volver en cuatro años más. Cuando le tocó actuar personalmente, dio muestras de falta de liderazgo y decisión – 27/F -. Tuvieron veinte años para hacer las reformas y avanzar en equidad y distribución de la riqueza, en cambio, permitieron la vergonzosa concentración de la Banca, el Retail, las Telecomunicaciones, la Energía, el Agua, etc. Se hundieron en la corrupción y en las peguitas fáciles. Hoy pretenden que la DERECHA defina y ejecute las medidas que ellos no supieron implementar. Hablan de renovación y son los mismos caciques que tienen cooptados los partidos, el GUTE – DC –, GIRARDI – PPD -, ESCALONA – PS -, ¿A quién convencen?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.