“Salvemos el año escolar”: un plan mediocre y arbitrario

Lo más probable es que seamos nosotros los profesores los encargados de implementar este plan mediocre, como si no tuviésemos la obligación de recalendarizar y garantizar un proceso justo para todas las y los estudiantes dentro del tiempo que quede eventualmente disponible

Gabriel Núñez A., Profesor Liceo A-1 de niñas “Javiera Carrera”

La información oficial, las fotos sonrientes y los decretos chorrean desde los periódicos y el portal del gobierno mientras que por parte del profesorado y los estudiantes se ha manifestado un rotundo rechazo.

Rechazo que se ha hecho carne en el fracaso de la convocatoria que obliga a las autoridades a extender el plazo. Extienden con eso la división y confusión imperante dentro de los liceos movilizados de la comuna.

Qué soprendente resulta que desde los acérrimos defensores de la libertad de enseñanza se obligue a inscribir en un plan de “salvar el año” de forma arbitraria, sin contar con el acuerdo de los profesores ni tomando en cuenta los procesos internos únicos e irrepetibles de cada liceo. Todo esto bajo la amenaza de no garantizar la vacante para el próximo año.

Lo más probable es que seamos nosotros los profesores los encargados de implementar este plan mediocre, como si no tuviésemos la obligación de recalendarizar y garantizar un proceso justo para todas las y los estudiantes dentro del tiempo que quede eventualmente disponible ¿Por qué entonces deben inscribirse en algo? ¿No se inscribieron en nuestros liceos ya cuando se matricularon? ¿Pretenden acaso que hagamos clases sólo a algunos estudiantes de nuestros liceos, por una sospechosa inscripción?

Los profesionales de la educación de los liceos capitalinos tienen una obligación moral y profesional con todos sus matriculados/as del año 2011. Olvidando eso, desde el gobierno –y la complicidad del alcalde afín– mediante su plan improvisado carente del más miserable fundamento pedagógico, sólo se consigue generar división y confusión dentro de las comunidades educativas.

¿Hasta cuándo la autoridad política se desliga de su obligación de dialogar con los actores sociales para resolver el conflicto? ¿Hasta cuándo se presiona hacia abajo en vez de hacia arriba cual es la instancia para resolver? ¿Pretenden acaso destruir el alma nacional que tiene lugar en nuestros liceos? Ustedes son los mandatarios, mandatados por nosotros. Queremos una educación de un país de verdad hoy.

Pero no, no quieren ser honestos y decir directamente que su objetivo es buscar quiénes son los estudiantes movilizados. Aquellos que han remecido la institucionalidad chilena, esta institucionalidad monumento a la desigualdad y defensora de la ignorancia, la frivolidad y la banalidad.

Los profesores comprometidos con la educación pública defenderemos el derecho de todos nuestros estudiantes. En eso, nos miramos con una certeza: somos muchos más los que queremos tener un país de verdad. Y lo saben.

3 Comentarios
  1. Felipe dice

    Que más podemos esperar tras más tres meses de propuestas vacías que sólo buscan “compensar económicamente” a los estudiantes y sus familias. Las “Propuestas-ofertas” no sirven cuando los “clientes” se han dado cuenta que finalmente ellos nunca han gozado de esa mítica frase en que se les adjudica “siempre” la razón…

  2. Andrea dice

    Totalmente de acuerdo con Gabriel, además hay que agregar que estas autoridades con su único norte, la “calidad”, con sus propuestas inmorales de salvar el año y romper el movimiento, prometen la promoción al curso siguiente, con menos de la mitad de los contenidos de las mallas curriculares. Se dieron cuenta hace tres días que con esto quedaban fuera los estudiantes de los liceos técnico profesionales, ¿qué les van a evaluar a ellos que tienen especialidades, si a los humanísticos – científicos les evaluarán casi el 60% del plan de estudio?

  3. Alberto dice

    De acuerdo con tu análisis.
    “Yo sí quiero estudiar”, decía un eslogan de esta campaña, sugiriendo implícitamente que el objetivo de las movilizaciones es una especie de “cimarra nacional” liderada por holgazanes. Qué lógica más barata… eso es una ofensa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.