Muralla de desinformación

elicuraEscribe Elicura Chihuailaf

“Chile, el entristecido e ilusorio país de blancos, el exitoso país del amorfismo político”

Mientras en Mehuin los pescadores artesanales mantienen día y noche vigilancia en su costa, que es su fuente de sustento y el de sus familias, para que naves piratas de Celco (Celulosa Arauco y Constitución) no entren a realizar supuestos estudios para su proyecto de instalación de un ducto para sus desechos que –sin duda– significarían irreparable contaminación en la zona, para muchas / muchos en este país (que necesitan saber más de ésa lucha de nuestra gente) es cada vez más dramática la realidad de la muralla de desinformación construida por el oligopolio de la “información” que ha venido haciendo desaparecer poco a poco, pero de manera sistemática, los escasos medios de comunicación alternativos que han surgido y / o existían.

Es el mismo monopolio que enfatiza la “celebración” –y no la conmemoración– del bicentenario del Estado chileno; el mismo que subraya la desaparición de la “muralla de Berlín”.

Chile, el entristecido e ilusorio país de blancos, el exitoso país del amorfismo político. Chile, país obstinado en parecer insensible y desmemoriado (desafortunada demostración dada a sus profesores y profesoras a quienes –como sabemos– no reconoce la “deuda histórica” que ya debiera haberles saldado). Pero ya se ha dicho: “un pueblo que resiste tiene derecho a defenderse”, y su arma más efectiva, se dice, es su decisión de hacer realidad sus Sueños.

Nos dicen: “Héctor Llaitul Carrillanca, trabajador social, dirigente de la Coordinadora Arauco Malleco, que lleva siete meses en prisión preventiva a la espera de juicio, ha afirmado: ‘En Chile hay 50 presos mapuche, es el país de América Latina que tiene más indígenas recluidos por defender derechos ancestrales. En la región no se conoce otro caso, ni siquiera Colombia’. ‘El Estado chileno ha militarizado nuestro territorio y ha criminalizado nuestra lucha por una presión que hacen los empresarios’. ‘De Concepción al sur hay 2,5 millones de hectáreas en manos de las forestales Mininco y Arauco, pertenecientes a los dos principales grupos económicos del país’, ‘constituyen un monopolio u oligopolio –en poder de las familia Matte y Angelini– que poseen cinco veces más tierras que todo el pueblo mapuche’, ‘son dueñas de cinco veces el territorio de los mapuche, que apenas ocupan entre 500 y 800 mil hectáreas entre 2.200 comunidades”.

Edmundo Lemun, padre de Alex Lemun Saavedra, joven estudiante asesinado hace ya siete años por un carabinero, dice: “Aquí existen responsabilidades de parte de la fiscalía militar y de los tribunales que no han hecho posible hacer justicia por la muerte de nuestro hijo. También de las autoridades de gobierno, que no han reconocido el asesinato de Alex hasta el día de hoy. Como familia nos hemos sentido muy mal en todo este tiempo, pues el gobierno ni siquiera ha intentado hablar con nosotros, no nos han llamado para poder dialogar ni tampoco se nos ha cedido un espacio. Nosotros hicimos una carta a la presidenta y hasta ahora no hemos tenido respuesta. Después hicimos otra carta, a la gobernación de Angol, sin resultados; y tampoco hemos tenido la posibilidad de entrevistarnos con algún ministro. No ha habido acceso para hablar con alguien de gobierno”.

La Otra Voz, desde la Patagonia, nos está diciendo: “Elena Varela, documentalista chilena perseguida por el Estado y por el gobierno de Bachelet, por documentar los testimonios y luchas del pueblo mapuche, está siendo enjuiciada por ‘asociación ilícita’ y autora intelectual de asaltos a bancos. Montajes realizados en su contra por las policías chilenas y el gobierno. Las evidencias utilizadas en su contra son pistolas de juguete y banderas del MIR, entre otras cosas, instrumentos de utilería que estaban siendo empleados en la grabación de su documental ‘Newen Mapuche’. La policía allanó su domicilio y las dependencias de Ojo Films, su productora, e incautó todo el material de grabación que Elena poseía, violando así el derecho a guardar la fuente que poseen los documentalistas, periodistas o trabajadores de los medios de comunicación. Elena fue encarcelada, torturada, y estuvo incomunicada por más de 90 días”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.