Brasil es el organizador más atrasado en los últimos mundiales

BrasilLa construcción de los estadios está demorada y Brasil es el país organizador más atrasado en las obras de las últimas 5 Copas del mundo. Siete de los 12 recintos todavía no están listos para recibir a un partido de fútbol.

Por Cristian González (Infonews)

Desde hace varios meses las alarmas no dejan de estar encendidas por la construcción de los estadios en Brasil. A cinco meses para que empiece a rodar la pelota en la Copa del mundo siete de los doce estadios todavía no están listos para recibir a un partido de fútbol. Mucho menos se puede imaginar que el césped será similar al que Lionel Messi y Neymar pisan todas las semanas en Barcelona. O al que Cristiano Ronaldo está acostumbrado cuando se pone la de Real Madrid.

Esto se suma a las protestas en varias ciudades y a los escándalos ligados a hecho de corrupción por las astronómicas sumas que debieron gastarse en la organización de la Copa del mundo. Los costos que se plantearon en 2007, cuando quedó sellado el acuerdo para que Brasil sea la sede del próximo Mundial ya se triplicaron. Se estimaron unos mil 100 millones de dólares y ya van 3 mil 700 M. Como si fuera poco, esa cifra crece día a día y resta sumarle los valores de un estadio más.

Si se comparan las obras de los cincos últimos mundiales, sin dudas Brasil es el más atrasado en cuanto a la infraestructura, cuando restan apenas cinco meses. Con nada más que el 58.3 % de las obras concluidas (esto es 7 estadios de 12 previstos), el país sudamericana está aún por debajo de Sudáfrica, un país con escasa tradición en el fútbol y con zonas de las más pobres del mundo (60% o 6 de 10 escenarios listos). A la vanguardia de estas estadísticas está Alemania, que en 2006 a esta fecha tenía el 100% de sus obras finalizadas. Mientras tanto, Korea-Japón 2002 logró el 95% y Francia 1998, el 80 por ciento.

Grasil 1

Para darle crédito a estas voces de protesta, el presidente de FIFA, Joseph Blatter, se refirió hoy a las demoras en las obras y se animó a compararlo con Sudáfrica, anterior sede de la máxima cita del fútbol mundial. “Brasil está más retrasado en la preparación que Sudáfrica en el mismo período. Pero no dudo de que un gran país de 200 millones de habitantes organizará un gran Mundial de fútbol”, manifestó el suizo en una entrevista con la Revista France Football.

Sin embargo, no dudó en caerle a los organizadores: “Es la primera vez que un país tenía siete años para organizar un Mundial y tiene retraso”. Por su parte, Blatter contó detalle de su reunión con la presidenta de Brasil, la semana pasada, a quien puso en conocimiento de las demoras. “Le hice un pase en profundidad a Rousseff que recibió bien. Después nos hemos intercambiado mensajes y me ha dicho: `la pelota está en nuestro campo y voy a probarle que estaremos listos`”, contó el suizo.

Sobre las protestas, que durante la Copa Confederaciones se hicieron escuchar en gran número, el pope del fútbol eligió minimizarlas: “Puede que algunos utilicen el Mundial para hacerse escuchar. Pero cuando la competición comience y el seleccionado brasileño se lance a la conquista de su sexto título, no creo que nadie quiera dañar al fútbol”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.