Furia Roja rechaza alza de la reja y exige a dirigencia hispana una serie de medidas urgentes en el Estadio Santa Laura

Mediante la presente misiva manifestamos nuestra profunda molestia frente al comunicado que entrega Unión Española SADP, dado a conocer durante esta jornada” señala el comunicado de la coordinadora de la barra de Unión Española, conocida como Furia Roja, la que sale al paso a la decisión de la dirigecia de aumentar nuevamente la altura de la reja situada en la galería Honorino Landa

“Recordamos a los actuales dirigentes de la SADP, por si a alguno le falla la memoria, que la Furia Roja ha tenido un comportamiento ejemplar durante los últimos años, tanto de local como de visita, no viéndose involucrado en ningún incidente con fuegos de artificio o riñas dentro del estadio”, añade.

Denuncia que, pese a ello y considerando el contexto del plan estadio seguro, a “nuestra hinchada se le ha restringido muchos elementos de animación, que otras barras (de pésimos comportamientos) pueden ingresar sin problemas. Prueba de ello, es que, de ser lanzadas cintas de papel para la entrada de los jugadores a la cancha, se prohibirían en su totalidad instrumentos musicales y lienzos oficiales de la barra”.

Señala el comunicado, además, que Santa Laura es un estadio seguro para las familias, como dice la declaración de la dirigencia hispana, precisamente “al buen comportamiento de los hinchas de Unión Española, ya que muchas veces, las medidas de seguridad en torno al espectáculo son deficientes”.

La coordinadora, junto a esto, denuncia “la compleja situación vial que existe en los alrededores del estadio, las salidas simultaneas de barras local y visitante o peor, frente a hinchadas más numerosas como las de los tres principales clubes de Santiago, a la gente de Unión se les saca después que ellos, exponiendo a que familias completas queden a merced de la voluntad de esos hinchas”.

“Nos sorprende la rapidez con la que han vuelto a levantar la reja de la galería sur en una actitud completamente autoritaria, argumentado que es para mantener y velar por la seguridad de todos los espectadores, siendo que, en incidentes anteriores provocados por hinchadas rivales, no han tomado absolutamente ninguna carta en el asunto. Prueba de ello, es la agresión hace no mucho tiempo a gente de tribuna por parte de hinchas de Everton, las constantes agresiones con monedas u otros objetos a gente de Andes y los constantes desordenes, rayados y lanzamientos de artificio por parte de las tres hinchadas más numerosas de Chile. Peor aún, ejemplo del criterio de nuestros dirigentes, es que, a las barras con peores comportamientos, los “premian” entregando la mitad del estadio para que sus hinchas puedan comprar entradas. Nos hace pensar que el interés económico está por sobre el de mantener y velar por la seguridad de los espectadores”, agrega el comunicado.

Y agregan: “Somos partidarios de que los dirigentes se preocupen por el club y por su gente, que estén activos comunicando lo que pasa en Unión Española, pero siempre. Porque esta vez, por una protesta que se realizó en galería (con el apoyo de todo el estadio) para manifestar el descontento por la poca entrega en la cancha, fueron muy veloces para comunicar y tomar acciones, pero para otros temas muchos más sensibles para el club, como el fraudulento proyecto inmobiliario que pretendía levantar dos torres dentro del estadio, guardaron un absoluto secretismo, hasta ya no poder más frente a la presión comunicacional”. 

Destacan, asimismo, que como barra “no sólo se han encargado de alentar durante los partidos de Unión, también hemos contribuido a la labor social que le corresponde a los clubes, fomentando la participación de hinchas en diversas actividades como por ejemplo, aniversarios del club, festejos de Navidad y día del niño, campeonatos de baby fútbol, entre otros. Cada una de esas actividades, cada recibimiento al equipo, cada desplazamiento siguiendo a Unión, son 100% autogestionado por la gente de la propia barra”.

Para finalizar, la Furia Roja solicita una serie de medidas:
1. Procurar influir en la programación de los partidos del club, los horarios no resultan muy atractivos para que la familia vaya al estadio.
2. Arreglar completamente los baños de galería y andes. Algo tan básico como disponer de un mudador o papel higiénico, son muestras de la preocupación que tiene la dirigencia, además de la segregadora actitud si se compara con los baños de tribuna. 
3. Resguardar los límites de la galería norte con Andes y Tribuna, con guardias o mejoras de infraestructura.
4. Establecer el castillo como punto de salida para tribuna, ya que al salir por el estacionamiento se corre el riesgo de algún accidente 
5. Mejorar los accesos para discapacitados, colocar al menos un baño.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.