Unión Española admite grave situación financiera y denuncia acoso de la TGR

Ante la “inquietud de algunos hinchas”, porque los rojos no reforzaron el plantel para el segundo semestre, Unión Española SADP emitió un comunicado en el que denuncia un “insólito acoso” de la Tesorería General de la República que podría llevarla a la quiebra y a su desaparición.

Unión Española SADP salió al cruce de las críticas de su hinchada, que cuestionaban a diario la falta de refuerzos para el plantel, argumentando que la actual situación obedece a que “desde el año pasado los fondos que Unión recibe del CDF y que son su principal vía de financiación, han sido embargados unilateralmente por parte de la Tesorería General de la República”.

El embargo, según reza un comunicado dado a conoce en su página web, se produjo de “forma intempestiva y sin previa notificación a Unión Española SADP, dejándonos en total indefensión y vulnerando nuestro derecho al debido proceso”.

Se trata, dicen los dirigentes, de una “supuesta deuda” de 160 millones de pesos que vendría desde hace 26 años, la que hoy alcanzaría la friolera de casi dos mil millones, sumando multas e intereses.

“La actual administración de Unión Española SADP, cuando adquirió el Club hace diez años, nunca se le manifestó por parte los vendedores la existencia de esa supuesta deuda” señala el comunicado y agrega que el club “ha interpuesto ante los Tribunales de Justicia las pertinentes acciones legales, civiles y penales, en defensa de sus legítimos derechos, tanto contra los anteriores gestores del Club como contra la Tesorería General de la República”.

De acuerdo al comunicado, “de no ser por el irrestricto apoyo entregado a nuestro equipo durante estos meses tanto por la Institución SEK como por D. Jorge Segovia, en la actualidad Unión habría ya quebrado y desaparecido, a consecuencia de este insólito acoso al que estamos siendo sometidos”.

En el punto 7, recogiendo las críticas de la hinchada, que reclaman por no contar con nuevos refuerzos y la partida de jugadores, la institución dice que es la situación actual la imposibilita plantearse “realizar nuevas contrataciones hasta recuperar los fondos bloqueados y que ya ascienden a más de 1.000 millones de pesos”.

Los dirigentes acusan también “que está acción de la Tesorería nos deja en franca desventaja deportiva frente al resto de equipos, poniendo incluso en riesgo conservar la categoría pues nos obliga a la venta de jugadores y nos impide reforzarnos al igual que los demás equipos”.

Y culmina destacando que “la actual administración de Unión Española siempre ha cumplido todas sus obligaciones tributarias y económicas con total cabalidad, lo cual es bien sabido por la Tesorería y todos los hinchas del club, por lo cual es doblemente doloroso el agravio al que estamos siendo sometidos actualmente”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.