Unión hizo todo para ganar y terminó festejando un empate

Los rojos superaron en los 90 minutos futbolísticamente a la UC, tuvieron la pelota, tiraron más al arco e hicieron ver mal al líder del campeonato.

Uno a uno terminó el clásico entre la Unión y la UC en el Santa Laura. Resultado injusto para Unión Española que fue el equipo que más buscó el arco contrario, dispuso un planteamiento ofensivo y arrinconó, especialmente en el segundo tiempo, al puntero del campeonato, el que se supone es el mejor equipo del año.

El asunto es que si bien fue Unión la que hizo merecimientos para abrir el marcador, lo tuvo a los 25 Tobías Figueroa cuando iban en blanco, pero un caprichoso golpe en el palo le devolvió la pelota al meta Dituro y ahogó el grito de gol hispano, fueron los de la franja quienes se abrazaron. Minutos después de la salvada de la UC, tras una gran jugada de Buonanotte quien es derribado a la entrada del área por Ramiro González, Lobos convirtió a los 31 con un excelente tiro libre, en la única llegada católica en los primeros 45 minutos.

El golpe fue duro para los hispanos, que perdieron la calma, comenzaron a acumular tarjetas amarilla y no pudieron rehacerse hasta la segunda facción.

En el completo, mientras Beñat San José apostó todo a mantener el 0 en su portería, Palermo se jugó chances más ofensivas, metiendo a Católica en su área, aunque ninguna acción tuvo mucha profundidad. De los 16 remates rojos, solo 5 fueron al pórtico, pero sin gran riesgo para el buen arquero cruzado.

Y todo pudo terminar igual (o peor) que en la primera etapa cuando nuevamente Buonanotte logró escapársele a la defensa roja y finiquitar con calidad ante la salida de Sánchez, pero esta vez el palo (el mismo de la primera etapa) le devolvió la pelota al arquero hispano, frustrando la carrera de festejo que el “enano” ya había iniciado. Corrían 30 minutos del segundo lapso.

Pudo ser el 2 a 0. Pero no lo fue y Unión recobró el entusiasmo. Una buena jugada de Misael Dávila por la izquierda, luego de eludir a dos rivales e ingresar al área, fue reclamada como falta penal cuando el defensor hispano cayó por la acción de Fuenzalida. Sin embargo el árbitro no estaba para favorecer a los rojos. Menos después de pintarles 6 veces las caras con tarjetas amarillas (González, Sánchez, Gómez, Tello, Jaime y Palacios).

Y fue una jugada limpia, armada por los que vinieron de la banca, Carlos Muñoz y Gary Tello, la que le permitió a este último enfrentar a Dituro y batirlo cuando el partido ya expiraba y los 90 se habían cumplido.

Un empate muy festejado por los rojos, quienes hicieron mérito suficiente para quedarse con los 3 puntos en casa. Católica, por su parte, mantiene el liderazgo a la espera de lo que ocurra entre la U de Conce y Unión Calera que juegan en este momento en el Ester Roa. De ganar los caleranos quedarán primeros por diferencia de gol.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.