Festival Despierta 2012 satisface expectativas de miles de asistentes al Movistar Arena de Santiago

El maratónico show, que reunió en el escenario capitalino a Jorge Drexler, Pedro Aznar, Kevin Johansen, León Gieco, Chambao o Nano Stern, entre otros, contó con una alocución del poeta Elicura Chihuailaf. Diez mil personas presenciaron el espectáculo.

Por Pablo Ruiz y Florencia Martorell (fotos)

Decenas de músicos y puesta en escena prácticamente sin fallas, fue la tónica del festival Despierta 2012, que se realizó ayer en el Movistar Arena de Santiago y que reunió en el escenario a destacadas figuras del panorama latino y mundial.

Hasta el centro de eventos del Parque O’Higgins llegaron miles de asistentes para presenciar, a partir de las 18 horas y hasta cerca de las dos de la madrugada, un show de alta calidad de cantantes de la talla de los chilenos Nano Stern, Fernando Milagros, Gepe, los argentinos León Gieco, Pedro Aznar, Kevin Johansen, Lisandro Aristimuño, el uruguayo Jorge Drexler, el brasileño Paulinho Moska, la colombiana Totó la Pomposina y los españoles Chambao.

El espectáculo, cuyo objetivo era motivar a los ciudadanos a expresar sus preocupaciones sociales, ambientales y hasta políticas, se inició pasadas las seis de la tarde y tuvo una alocución poética de Elicura Chihuailaf, columnista de la revista El Periodista.

El galardonado literato mapuche leyó en mapudungun y español el poema “Ini rume ñamvn noel chi llafe” (“La llave que nadie ha perdido”), logrando el reconocimiento y el aplauso de las 10 mil personas que llegaron hasta el Movistar Arena.

El evento artístico-sociopolítico y cultural, además, incluyó muestras de danza, videos y artes visuales.

Antes de Chihuailaf, abriendo el festival que congregó a 11 grupos y solistas, de seis países distintos, se presentó el grupo español Chambao con la cantante La Mari, quien culminó su presentación cantando precisamente “Despierta”, con una sólida mezcla de flamenco, Pop y sonido Latino.

Al finalizar su presentación, en lo que sería el sello de la noche, los españoles instaron a los presentes a “cambiar al mundo desde nuestros pequeños mundos”.

Entre medio de cada canción, por las características del festival, los artistas se dirigían al público y por medio de proclamas, arengas y slogans, daban a conocer su posición respecto a la cuestión social o política. “Esta es la última (canción), pero antes de eso quería decir 3 palabras nada más, porque hay poco tiempo: Asamblea Constituyente Ahora”, pidió el chileno Fernando Milagros. Lo mismo hizo Gepe.

Precisamente esa causa, una cuarta urna en las elecciones de 2013, estaba presente en el lugar y los asistentes, además, pudieron ver cómo desplegaban su trabajo en terreno otras organizaciones, tanto medioambientalistas como solidarias: Amnistía Internacional, el Movilh, la Fundación Iguales, Coanil, Opción, Corporación Crearte, Patagonia sin represas y América Solidaria.

Sin embargo uno de los temas recurrentes y que recibió el apoyo del público, fueron las continuas manifestaciones a favor del movimiento estudiantil chileno por parte de los artistas. Kevin Johansen, al respecto, afirmó que “más que Despierta Chile, Chile despierta, ustedes nos están despertando”.

El uruguayo Drexler, por su parte, dedicó a los estudiantes la canción “Aquellos tiempos”, tema que refleja su visión como alumno de medicina del fin de la dictadura uruguaya y el inicio de la transición democrática. Sus canciones fueron las más coreadas de la noche.

En cuanto a la música, algunos aprovecharon de presentar sus nuevas creaciones, como el argentino Pedro Aznar con el disco “Ahora” y Kevin Johanssen con “Bi”. Este, acompañado de su banda The Nada, encendió como nadie al público del Movistar Arena al interpretar la cumbia andina “En mi cabeza”. Luego, junto a Drexler, al brasileño Paulinho Moska y Pancho Chévez, músico de Santa Fé (Argentina) que nació sin piernas ni brazos, cantó “No voy a ser yo”, generando uno de los momentos más emotivos de la velada.

León Gieco, que logró hacer cantar a todo el Movistar Arena con “Sólo le pido a Dios”, presentó un show “inclusivo”, denominado “Mundo alas”, en el cual es acompañado por artistas con diversos tipos de discapacidades, entre ellos una pareja con síndrome de Down que baila un tango, un bailarín en silla de ruedas y Pancho Chévez, quien con su armónica y voz interpretó “Canción para Beto”, el tema dedicado a su asistente de toda la vida.

El mencionado Pedro Aznar, quien deslumbró con un solo de bajo al presentar el tema “Miente”, también cautivó con sus nuevas creaciones de Ahora.

De los chilenos en escena, sin duda, fue Nano Stern quien más enganchó al público, aunque Gepe y Fernando Milagros cumplieron a cabalidad con las expectativas y el alto nivel de la noche en que Chile dijo Despierta. El primero, además, le envió un mensaje a la alcaldesa de Viña del Mar: “este es un verdadero festival”, afirmó Stern.

Tras 8 horas de música ininterrumpida y ante la algarabía de los asistentes, cerró el espectáculo la cantante colombiana Totó La Momposina.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.