Los Simpson cumplen 25 años: mira los mejores momentos

HomeroPara celebrar la fiesta, entregamos los grandes momentos de la serie más exitosa de todos los tiempos. Videos imperdibles.

Por InfoNews

En diciembre de 1989, más exactamente un día 17, la conservadora cadena televisiva estadounidense Fox emitió por primera vez una serie en dibujos animados que nunca nadie imaginó que se transformaría en lo que se transformó casi a poco de nacer.

Los Simpson acaban de cumplir un cuarto de siglo ininterrumpido al aire, siendo uno de los programas más famosos y exitosos de toda la historia de la televisión.

La serie, una sátira basada en las historias de una familia de clase media, comenzaba con un especial de Navidad llamado Simpsons Roasting on an Open Fire, el primer episodio larga duración luego de siete cortos emitidos por Fox.

De ahí a la fecha, transcurrieron 560 episodios e inumerables seguidores. “La gente habría pensado que estaba loco si yo hubiera dicho que duraría 25 años, pero ahora los 30 parecen razonables, e incluso ir más allá”, señaló a Chicago Tribune el guionista y productor de la serie, Al Jean.

En esta conmemoración, entregamos los 8 mejores momentos de la serie.

Lisa necesita frenillos.

Un Homero sindicalista es cooptado por la patronal porque su cerebro no deja de recordarle la voz de Marge diciendo “Plan dental, Lisa necesita frenos (frenillos)”.

Tienes una chispa! Quítamela, quítamela!

El padre de familia está asustado ante la posibilidad de que Bart, su único hijo varón, sea gay. Homero decide entonces llevar al muchacho a una fábrica de fundición de acero para que vea cómo son los “hombres de verdad”. Todo termina con una insólita fiesta en horario laboral.

Cabo de rastrillos.

En un homenaje al Cabo de miedo de Martin Scorsese, Bob Patiño no puede con sí mismo y persigue a la familia Simpson hasta un recóndito pantano donde se encuentra con su peor enemigo: el rastrillo.

Les traigo paz, les traigo amor.

Al mejor estilo ET, el Sr. Burns dedica sus viernes a un tratamiento especial contra su vejez que lo deja atónito, cordial y verde. Homero lo encuentra y cree que es un ser de otro planeta. Cuando la turba springfieldiana lo encuentra quiere matarlo porque les trae amor y paz y/o porque es el señor Burns, insólita.

A la grande le puse Kuca.

Por una casualidad Springfield recibe una enorme cantidad de dinero y no se decide mejor idea, a pesar de la oposición de Lisa, que crear un Monorriel. Homero, cansado de su trabajo en la planta nuclear, se postula como conductor del medio de transporte. Marge, muy preocupada por los antecedentes del proveedor del sistema, no deja de pensar: “A la grande le puse Kuca”.

Hable más fuerte que tengo una toalla!

Skinner y Krabaple intentan contactarse por teléfono con los Simpson pero Marge no llega a responder. En cambio, Homero, tras tomarse una ducha en la plata nuclear, atiende: “Hable más fuerte que tengo una toalla”.

Aurora boreal.

En un intrépido capítulo de Groening al mejor estilo Tarantino, el director Skinner invita al superintendente Chalmers a comer “hamburguejas al vapor” y termina incendiando su cocina. Ante la curiosidad de su superior, inventa una respuesta insólita. “¿Aurora boreal, en esta época del año y específicamente en su cocina?” “Sí” “¿Puedo verla?” “No”.

El coco está en la casa!

Con Marge ausente por su adicción al juego en el nuevo casino de la ciudad, Homero se hace cargo de la casa. A la noche, Lisa despierta asustada a su padre para informarle que “el coco está en la casa”, Homero se vuelve loco, tapia todas las ventadas, levanta una barricada en la puerta y espera con la escopeta en mano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.