Ricos aumentaron sus ingresos en 9% mientras que los pobres 1%, según encuesta Casen

dineroLos nuevos resultados de la encuesta, que fue presentada por el Mideplan, evidenciaron un aumento en el ingreso de los sectores más acomodados, variando desde $2.705.630 a $2.953.920, lo que significa un crecimiento de 9 por ciento en las familias más ricas del país. En contraste, los sectores más pobres aumentaron sólo un 1 por ciento sus ingresos, con un alza de $113.010 a $114.005

Una nueva mala noticia tuvo la encuesta Casen. Esta vez los nuevos resultados de la medición evidenciaron un crecimiento en la desigualdad en el ingreso monetario entre los más ricos y pobres del país.

Mientras que el primer decil (aquellos cuyos ingresos están entre el 10% inferior del país), aumentaron sus poder adquisitivo desde $113.010 a $114.005, lo que significa sólo un 1%, los niveles del decil de mayores ingresos lo hicieron en un 9%, lo que resultó un alza de $2.705.630 a $2.953.920, como cifra de ingreso promedio.

“La comparación de dichos resultados con los obtenidos en versiones previas de la encuesta Casen, muestran que entre el período 2006-2009 se produjo un aumento en los niveles de desigualdad”, señaló en un comunicado el Ministerio de Planificación.

Según explicó dicha cartera, el cálculo monetario incluye los ingresos autogenerados por los integrantes del hogar, más las transferencias hechas por el Estado hacia esas familias.

Por otro lado, si se enfrentan los ingresos autónomos entre el 10% más rico con el 10% más pobre, es decir, que no incluyen la ayuda estatal, el decil más acomodado es 46 veces más grande, es decir, gana 46 veces más que el resto.

Para el ministro del Mideplan, Felipe Kast, la cifra se explica por la disminución en la creación de nuevos empleos, según informó radio Cooperativa.

En tanto, según el informe internacional de la PNUD sobre la situación de desigualdad en los países, evidenció que Chile es uno de los países con mayor desigualdad social del mundo con un índice de 0,55, superado por países como Haití y Tailandia, entre otros.

5 Comentarios
  1. marcela dice

    Qué vergüenza… qué tristeza mi país…

  2. SERGIO ALEGRIA dice

    No se quiere reconocer que los gobiernos de la concertación fueron de más a menos. Lamentablemente a las mujeres les hacen un flaco favor ya que no se puede criticar la gestión de la Sra. Bachelet. Todo el mundo sabe que lo mejor que se hizo en su período fue el marketing presidencial, haciendo por supuesto que el resultado de la gestión asistencialista pasara a segundo o tercer lugar. El desafío lo tiene Piñera, quien además de cumplir con su plan de gobierno, debe solucionar lo antes posible los errores de Bachelet, ya que la aceitada máquina concertacionista no se demorará mucho en endosarle a él la responsabilidad y el pueblo, sobre todo el que no tiene mucho conocimiento, creerá.

  3. Mario Briceño dice

    ¿Pobres? Se acostumbraron a las dádivas y al asistencialismo. Qué trabajen y saldrán de la pobreza. Pero eligen la botella y la pachanga.

  4. Nelson dice

    ¿Cómo se entiende que el presidente de Chile encabece, junto a 8 más,ese aumento del 9%?

  5. Nelson dice

    El gobierno oculta ciertas verdades, como lo demuestra un artículo en Cambio 21:

    “Identificado el problema, llama la atención que hayan sido las propias autoridades del gobierno, en conjunto con los principales legisladores de la derecha, quienes sentenciaran que “gracias” a las políticas sociales implementadas en la gestión de Michelle Bachelet aumentara la pobreza y empeorara la distribución del ingreso, opinión que destacaron la vocera de Palacio, Ena Von Baer, el ministro de Planificación, Felipe Kast, y el secretario general de la UDI, senador Víctor Pérez (“¿dónde quedó el crecimiento con igualdad y el modelo de protección social?”, preguntó con ironía).

    Sin embargo, en un análisis más profundo, Micco califica como de “apresurado” el diagnóstico entregado desde La Moneda, toda vez que “el ingreso per cápita mejoró desde el 2006 al 2009 y el rango de la distribución entre el decil más bajo y el decil más alto cayó de 34 veces a 32,5 veces. Tampoco fue enfatizado el hecho que las políticas públicas sí ayudaron a acortar la brecha”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.