Diario de Marcel Claude suspende su circulación “temporalmente” por problemas financieros

El periódico dominical de circulación nacional que había nacido en abril pasado y que alcanzó a editar 32 ediciones anunció “la suspensión temporal” porque “todo el esfuerzo financiero de solventar esta iniciativa se ha sustentado en el endeudamiento de una sola persona que hoy supera los 25 millones de pesos”.

Treinta y dos ediciones alcanzó a circular el diario dominical “UNO”, fundado por el economista Marcel Claude y que basó su modelo comercial en el aporte individual de cientos de personas.

Pasados apenas 6 meses desde que apareciera la primera edición, de 20 mil ejemplares según los responsables, se anunció el cierre “temporal” del periódico, al mismo tiempo que se asegura que “ya nadie podrá afirmar hoy en día, a partir de la breve experiencia de este semanario, que no es posible romper el duopolio informático de los medios escritos de comunicación, puesto que, a pesar de esta suspensión, podemos sostener que fue una experiencia exitosa”.

En la editorial del número del domingo 31, además, se desmenuzan los problemas que debió enfrentar el medio, que apostaba que “una iniciativa como ésta sería bienvenida por amplios sectores de la sociedad chilena”. Pero ellas, dice, se quedaron “en las palabras y nada más”. “Intentamos abrir un flujo de apoyo de personas dispuestas a crear una cooperativa propietaria del diario y esperábamos unas 30 mil personas, lo que nos habría permitido un capital inicial y una venta asegurada de ejemplares que permitiera sostenerlo financieramente. Sin embargo, el número de personas inscritas no superó las 400 y de ellas, no más de 15 enviaron las cartas respectivas para cumplir el requisito jurídico de inscribirlas como socios de la cooperativa. Lo recaudado por esta vía no alcanzaba ni siquiera para solventar el costo de impresión de un mes y el Diario Uno lleva ya siete meses de circulación”.

El Uno, según el editorial, buscó alianzas estratégicas pero ellas nunca se materializaron. “Se conversó con sectores políticos que hoy claramente no disponen de espacio ni medios para comunicar sus proyectos políticos pero, desgraciadamente, la respuesta fue siempre la misma, palabras de buena crianza y nada más”.

Si bien mencionan los escasos aportes y el alto endeudamiento de una sola persona, que no dicen quién es pero entendemos que será su director, Marcel Claude, los duelos de Uno aseguran que no renunciarán “a seguir en la tarea de volver a imprimir el periódico”. En ese caso, la empresa deberá resolver otro problema, el que tiene con el nombre, ya que la Radio Uno, se ha opuesto ante las instancias respectivas al uso de la marca por parte del diario de Claude.

7 Comentarios
  1. Gonzalo Chavez dice

    Lamento la situación y asumo mi responsabilidad, porque si bien lo compre todos los domingos desde que apareció, no participe de el financiamiento como se proyectaba. Super lamentable, por que la prensa hoy más que nunca se ha convertido en un obsecuente departamento de comunicaciones del actual Gobierno (cuyo resultado es el supuesto apoya en encuesta Adimark). Y esa pega la realiza desinformando y ocultando la, casi única preocupoación de Piñera, movilizar todos los recursos disponibles del Estado hacia el sector privadoi, por la vía oculta (a lo menos a la opinión pública)de los Decretos Supremos o vía administartiva para saltarse la discusión legislativa.

  2. Carlos dice

    Una pena. Lamentablemente trabajó sobre supuestos más que verdades. El chileno medio no esta ni ahi con hacer sacrificos personales o actos solidarios….por algo ganó Piraña y la concertación goberno 20 años…

  3. Cecilia Baldovino dice

    Un gran saludo al Diario Uno, mis disculpas pero recién ahora me entero que existe, feliz me sumo a los aportes, vale la pena. Gracias a Marcel Claude un privilegio que una persona tan capaz y valiente como él se atreva de esta forma. Un ejemplo, mucha fuerza!!
    Voy a averiguar como contactarlos para dar un granito de arena, gracias de nuevo

  4. Andres Jose Vial dice

    Gonzalo, Carlos y Cecilia, dejemos de llorar por lo que no está y apoyemos lo que existe. Vuelquen sus esfuerzos en ayudar sitios como éste y revistas impresas como El Periodista. El UNO, como otros, murió y no volverá.

  5. arturo rojas dice

    Me enteré muy tarde de su existencia; de hecho lo compré este domingo y al leer la editorial se me acabaron ls ganas de seguir leyendo; es una pena que todos estos esfuerzos no tengan buena acogida; hasta hace poco estaba suscrito a LND pero su calidad ha decaido demasiado ya; yo no molestaa nadie con sus temas y eso no es bueno; para eso està el duopolio

  6. mhgomez dice

    sorry, porque los comentarios que hago habitualmente pueden hacerme parecer de –> pero no es así y lamento que la libertad de expresión no se pueda difundir por falta de recursos, ahora bien, se debe asumir las culpas internas también, porque si un proyecto de estas características no permanece en el tiempo, es UN FRACASO! las empresas (entiendase proyectos emprendidos y no negocios) inician sin un plazo determinado (en casi la totalidad de los casos) y si termina anticipadamente es principalmente por:

    1.- falta de visión
    2.- entropía
    3.- Falta de adaptación al medio

    y me oriento a que fue la última la causa de la devacle, pues orientar la información al 5% (no nos hagamos los lesos) hace que el mercado al que apunta esté muy disminuido.

    Espero puedan volver con un proyecto mejorado.

  7. Gonzalo Chavez dice

    Andrés, plenamente de acuerdo por eso sigo a El Periodista y sugiero, también, a Cambio 21 y Ciper, donde se puede encontrar periodismo valiente, independiente y con investigación de calidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.