Preocupa alto sobreendeudamiento de chilenos reflejado en encuesta CERC

El informe señala que los grupos socioeconómicos de menores recursos son los que presentan mayores problemas, como asimismo, el tramo más joven de la muestra, esto es entre 18 y 25 años. Un 46% de los chilenos reconoce dificultades para pagar sus compromisos, en tanto otro 12 por ciento se declara en una situación aún más aflictiva.

El senador Pedro Muñoz (PS) expresó su inquietud con los datos entregados por la encuesta CERC, difundida este martes y referidos al elevado sobreendeudamiento de los chilenos.

El estudio demuestra que desde 1987 se viene registrando un aumento sostenido del grupo de personas que están endeudadas y con dificultades para pagar. El informe señala que los grupos socioeconómicos de menores recursos son los que presentan mayores problemas, como asimismo, el tramo más joven de la muestra, esto es entre 18 y 25 años.

El legislador recalcó la necesidad de analizar no sólo los resultados de la encuesta a nivel político, sino ocuparse de aquéllos indicadores que revelan los problemas más apremiantes para la ciudadanía, entre los que se cuenta claramente el elevado nivel de endeudamiento. Señaló que la masificación en el uso en las tarjetas de crédito y la mantención de un nivel de remuneraciones extremadamente bajo explica en buena parte esta situación que mantiene, según el estudio, a un 46% de los chilenos con dificultades para pagar sus compromisos, en tanto otro 12% se declara en una situación aún más aflictiva.

“Lo anterior representa un salto de casi 20 puntos en el sobreendeudamiento desde la última vez que se realizó la consulta en la encuesta CERC, en diciembre de 1999” –sostuvo Muñoz. Para el parlamentario otros datos muy significativos son el alto endeudamiento a nivel juvenil y el de los sectores económicos más desfavorecidos de la población.

Así, quienes se encuentran entre los 18 y 25 años presentan niveles de endeudamiento comparables a los demás tramos, bordeando el 50%, en circunstancias que muchos de ellos están en etapa de estudios o comenzando su vida laboral y, por tanto, con empleos aún precarios. Por segmentos socioeconómicos, en tanto, es muy relevante que un 90% de quienes se declaran de estrato bajo tengan un nivel de endeudamiento elevado, mientras sólo el 6% de ellos, no registran obligaciones financieras.

Para el senador socialista estas cifras revelan claramente la angustia que viven millones de chilenos cada mes y que les obliga a vivir exclusivamente para pagar sus deudas o incluso, pedir préstamos en un lugar para pagar otros compromisos. Afirmó que esta situación debe ser recogida por las autoridades económicas y por el Parlamento, con el objeto de legislar para establecer correcciones que alivien la situación y les permitan incrementar sus ingresos, por ejemplo, mediante el fortalecimiento de la negociación colectiva.

El legislador recalcó la necesidad de disminuir la tasa máxima convencional y, especialmente, la necesidad de legislar sobre la insolvencia que permita a los deudores aliviar su carga financiera mediante convenios de pago con sus acreedores. “Hay miles de chilenos que necesitan un mecanismo que les permita enfrentar su sobreendeudamiento sin tener que recurrir a la “bicicleta” para lograr pasar el mes, por eso es imprescindible tener una ley que regule un sistema similar a la quiebra, pero a nivel de hogares” –recalcó.

Muñoz presentó el 2006 un proyecto de ley que establece un procedimiento para la declaración de insolvencia que recoge experiencia internacional. La iniciativa crea dos sistemas paralelos. El primero, de carácter preventivo y extrajudicial, somete la situación del deudor, que aún no ha sido demandado, pero que advierte su situación de incapacidad para pagar, a un mediador que procura un acuerdo entre éste y sus acreedores. El segundo, de carácter judicial, ocurre cuando el deudor ya ha sido demandado por algunos de sus acreedores. En ese caso, podría oponer una excepción de insolvencia grave, tras la cual se notifica a los restantes acreedores para que en un solo  juicio y con la participación activa del Juez se busque un acuerdo. La participación del mediador o el Juez, según el caso, permitiría al deudor abordar en un solo procedimiento y con condiciones, tasas y plazos razonables todos sus compromisos, eliminando la necesidad de recurrir a nuevos créditos o repactaciones abusivas.

1 comentario
  1. jose Aguila dice

    El tema es bastante largo de exponer, pero en resumen seria lo siguente ” El sobreendeudamiento de la gente es un metodo absolutamente calculado por el sistema y tiene como objetivo fundamental crearles la ilusion del acceso a la ofertas maravillosa del mercado y por otro lado someterlos a una situacion de stress extremo que los haga funcionar solo en funcion de pagar las deudas y no pensar en cambiar dicho sistema”
    ?Cuanto tiempo dura dicha situacion? Hasta que la gente se pega la cacha que es lo que paso en chilito , por lo tamto se les acabo el recreo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.