Guerra comercial: empresariado dice que crecimiento no llegaría al 2 por ciento

Chile es uno de los países de la región que más pierde con la guerra comercial entre EEUU y China, afirmó el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett.

“Con esta guerra comercial nadie gana y Chile particularmente va a perder mucho, es una muy mala noticia para nuestro país”, dijo Swett a Emol.

El empresario y líder gremial indicó que la guerra arancelaria afectará al país porque su mayor “exportación es cobre, tenemos dos principales socios comerciales que son EEUU y China y Chile eligió un modelo de desarrollo económico de apertura y aquí estamos hablando de proteccionismo”.

El precio del cobre ha disminuido sistemáticamente desde los anuncios de alza de aranceles y, además, China es el principal comprador de este material en el mundo.

Swett agregó que el empresariado está viendo este tema “con mucha preocupación” e indicó incluso que el crecimiento económico podría caer a menos de la mitad de lo pronosticado por el Banco Central para este año.

“El crecimiento para el 2018 se ha pronosticado entre el 4 y 5 por ciento, pero nosotros creemos que si se desata la guerra comercial este no va a superar el dos por ciento”, dijo.

A su vez, el empresario indicó que en la CPC están elaborando un plan de trabajo que incluye una serie de medidas económicas de emergencia para proponérselas al Gobierno en caso de que la guerra comercial se desate.

El jueves el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, convocó a cinco ministros y a las principales autoridades económicas del país a una reunión para analizar el impacto nacional que tendrá la guerra económica.

Luego del encuentro, Larraín afirmó que el Gobierno “está preocupado por el tema, pero está ocupado tomando medidas” y agregó que se enfocarán en explorar nuevos mercados para diversificar la economía.

El impacto del alza de aranceles en China y EEUU ya ha afectado a Chile debido a que el precio del cobre, principal producto de exportación, ha disminuido a mínimos anuales en el último mes.

Desde el 6 de julio, EEUU aplica un arancel del 25 por ciento a productos chinos por 34.000 millones de dólares y planea extenderlo a otros ítems, a lo que el gigante asiático ha respondido simétricamente.  En la jornada de hoy, Trump anunció que podría extenderlo a todos los productos chinos. (Sputnik)

zzz/fb/ml

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.