Inversión extranjera directa cae por tercer año consecutivo en América Latina

La inversión extranjera directa (IED) en América Latina y el Caribe cayó por tercer año consecutivo en 2017, advirtió este jueves la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en un informe anual.

“Las corrientes de IED en América Latina y el Caribe, en promedio y con gran heterogeneidad en la región, cayeron por tercer año consecutivo en 2017 y se quedaron en 161.673 millones de dólares, un 3,6 por ciento menos que el año anterior, y un 20 por ciento por debajo de lo recibido en 2011”, señala el informe La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2018.

La Cepal publicó este informe anual en una ceremonia en Ciudad de México, encabezada por su secretaria ejecutiva Alicia Bárcena.

“No se trata simplemente de crear las condiciones para que lleguen capitales extranjeros, sino para que las inversiones se vuelvan fuentes generadoras de derrames tecnológicos y productivos, de empleo, y para que se orienten hacia un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible”, dijo la funcionaria.

En el documento, la agencia de las Naciones Unidas consigna que la caída de la IED se viene registrando desde hace tres años en forma consecutiva, si bien es una tendencia continuada desde 2011.

La Cepal sostiene que este fenómeno se explica por “los menores precios de los productos básicos de exportación, que han reducido significativamente las inversiones en las industrias extractivas, y por la recesión económica que se registró en 2015 y 2016, principalmente en Brasil”.

“La caída de la IED desde 2011 hasta ahora se ha concentrado casi exclusivamente en el sector de los recursos naturales, donde los flujos de inversión disminuyeron 63 por ciento, mientras en el sector de servicios cayeron 11 por ciento y en manufacturas aumentaron levemente”, afirma el estudio.

Algunos factores empujaron en sentido contrario, como la subida de los precios del petróleo y los metales, pero estos “no han sido suficientes para que se recuperara la IED en las industrias extractivas”.

“Mientras que en 2016 la gran mayoría de países de la región registraron caídas en las entradas de IED, en 2017 la IED subió en la mayoría de ellos (…) las caídas ocurrieron en Brasil (en donde disminuyó un 9,7 por ciento), en Chile (-48 por ciento) y en menor medida en México (-8,8 por ciento)”, indicó Cepal.

En América Central, la IED subió por octavo año consecutivo y llegó a 13.083 millones de dólares, especialmente en Panamá, que acaparó 6.066 millones de dólares de ese monto.

La región del Caribe tuvo un aumento de 20 por ciento de la IED, para llegar a los 5.835 millones, de los cuales 60 por ciento fueron a República Dominicana.

La Cepal considera “muy importante” el aumento de inversiones en turismo en los países caribeños, aunque también destaca el sector de los recursos naturales en Jamaica y Guyana.

El documento destaca el caso puntual de Argentina, que en 2017 recibió 11.517 millones de dólares en IED, un monto anual similar al de la década anterior, pero que representó un gran aumento respecto del año 2016, cuando solo habían llegado 3.260 millones.

Mientras Venezuela, dice la Cepal, no ha reportado cifras de IED desde mediados de 2015.

Las principales fuentes de IED en 2017 fueron la Unión Europea y Estados Unidos, la primera con inversiones en América del Sur, y el segundo en México y Centroamérica.

La Cepal destaca las telecomunicaciones, energías renovables y fabricación de automóviles como “ejemplos de cómo la IED puede contribuir a diversificar la estructura productiva, mejorar capacidades locales, crear empleo de calidad y generar encadenamientos con proveedores locales y regionales”.

Por último, el informe advierte que las tendencias globales apuntan hacia “la estabilidad” y por tanto para este año “no se prevé un cambio de escenario, con lo que las entradas de IED a la región permanecerán estables en torno al valor de 2017”.

La Cepal es un organismo dependiente de las Naciones Unidas con sede en Santiago de Chile, fundado para contribuir al desarrollo económico y social de América Latina y el Caribe. (Sputnik)

zzz/dcl

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.