WikiLeaks revela 287 archivos sobre empresas dedicadas al espionaje

Con la publicación de los llamados “Spyfiles”, WikiLeaks volvió a actuar luego que se anunciara en octubre la suspensión de la difusión de documentos secretos por falta de fondos, debido al bloqueo financiero que le imponen desde el año pasado varias multinacionales estadounidenses.

Por Alex Araya L.

La organización mediática de las filtraciones, WikiLeaks, volvió a la actividad con la revelación de 287 documentos que buscan poner en evidencia a las empresas de espionaje internacional y los sistemas de interceptación masiva que han desarrollado en occidente, en especial tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

En una conferencia de prensa en Londres, en la que participaron expertos informáticos de todo el mundo, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, señaló que los documentos publicados exponen las actividades de unas 160 compañías en 25 países que desarrollan tecnologías para rastrear y vigilar a las personas mediante sus teléfonos móviles, cuentas de correo electrónico e historial de búsqueda en Internet.

“Hoy hemos publicado más de 287 archivos que documentan la realidad de la industria de vigilancia de masas internacional, una industria que ahora vende equipos tanto a dictadores como a democracias para vigilar a poblaciones enteras”, señaló Assange.

Algunas de las acusaciones apuntan a empresas como la española Agnitio, que se dedicaría a “la manipulación e interceptación de teléfonos móviles”, según detalló la periodista italiana Stefania Maurizi, uno de los expertos presentes en la rueda de prensa.

Además se mencionó a la francesa Amesys por “haber vendido al régimen del presidente libio Muamar al Gadafi tecnología para interceptar la red de internet de los ciudadanos libios”.

Assange explicó que unió fuerzas con diferentes organizaciones para realizar este “ataque en masa” contra la industria del espionaje y agregó  que todo el mundo puede ser víctima de los espías, debido a que estas empresas ofrecen tecnología para productos como Google.

“Cualquiera que tenga un iPhone, una Blackberry o un correo de Gmail está vendido”, advirtió el australiano, según consignó la agencia EFE.

Con la publicación de estos documentos, denominados “Spyfiles”, WikiLeaks vuelve a actuar luego que se anunciara en octubre la suspensión de la difusión de documentos secretos por falta de fondos, debido al bloqueo financiero que le imponen desde el año pasado varias multinacionales estadounidenses.

1 comentario
  1. Luis j. dice

    Para allá iba la nunca bien ponderada Ena von W.cuando contrató estos sapos para vigilarnos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.