Espionaje: revelan que EEUU se infiltró en centros de datos de Google y Yahoo

googleAsí lo sostiene The Washington Post. Según documentos que tiene en su poder el ex consultor de la CIA, Edward Snowden, el organismo de seguridad entró en los servidores internos para obtener información de sus usuarios.

Por Info News

Desde que comenzó el escándalo de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, todas las semanas se conocen más datos del poder del organismo de seguridad.

Ahora, según una exclusiva de ‘The Washington Post’, se revela que la NSA entró en los servidores internos de los gigantes Google y Yahoo para obtener información de sus usuarios, según documentos que tiene en su poder el ex consultor de la CIA, Edward Snowden.

La agencia, según el documento fechado en enero de 2013, obtenía diariamente millones de registros de los servidores internos de Google y Yahoo y los enviaba a su sede en Fort Meade, en Maryland. Eso sí, no todos los guardaban. Tenían acceso a informaciones de texto, vídeo y audio. Todo este mecanismo de espionaje se hacía bajo un proyecto denominado MUSCULAR, que se realizaba en colaboración con la agencia británica GCHQ.

No es la primera vez que se relaciona a la NSA con ambos gigantes tecnológicos. Otros documentos de Snowden sacaron a la luz el proyecto PRISM, por el que la Agencia tenía acceso a Google y Yahoo, pero de forma abierta. Es decir, bajo la sección 702 del Acta de Vigilancia de Inteligencia podían interceptar, de manera legal, comunicaciones que se desarrollaran por Google y Yahoo, bien pidiéndole a las compañías que le diera los datos o, incluso, sin necesidad de pedirlo. Pero no entrando en los servidores centrales de almacenamiento de datos de ambas compañías.

El proyecto MUSCULAR cambia las cosas. Aunque la Casa Blanca no ha confirmado la existencia de este proyecto, sí se han pronunciado tanto Google como Yahoo. En un comunicado, recogido en el periódico estadounidense, Google considera “preocupantes y problemáticas las afirmaciones de que el Gobierno interceptó el tráfico de información entre nuestros centros de datos. No tenemos constancias de esta actividad”. En la misma línea se ha expresado Yahoo, que afirma tener “estrictos controles para proteger la seguridad de nuestros centros de datos y señalan que nunca han dado acceso a los mismos a la NSA”.

Google y Yahoo, como otras empresas, mantienen centros de datos en los cuatro continentes que se comunican entre sí con cables de fibra óptica, formando una red que se conoce como ‘nube’. Accediendo a este flujo de información -en el que las compañías gastan millones de dólares para garantizar su seguridad- la NSA puede interceptar comunicaciones en tiempo real y en un número mucho mayor del que permitía el proyecto PRISM.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.