Crisis en el viejo continente:¿Unión o (des)Unión Europea?

foto ue 2Un bloque original de seis estados terminó ampliándose a 27, con lo cual se generó una Europa pacífica, democrática y solidaria entre sí. Lo que parecía ser un cuento de hadas, sin embargo, ha dado muestras de importantes fisuras y, lo más preocupante, entregado señales contradictorias respecto a la anhelada y destacada fraternidad europea.

Por Raimundo Gregoire Delaunoy

La actual expulsión de gitanos desde Francia, medida adoptada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la anterior, hecha por el gobierno de Silvio Berlusconi, en 2008, son una clara muestra de los nuevos tiempos de la Unión Europea.

La situación es peor aún si se consigna, tal cual asegura Robert Kushen, director ejecutivo del European Roma Rights Center, que Alemania, Dinamarca y Suecia también están llevando a cabo la xenófoba e inhumana acción del retorno obligado de miles de romaníes.

Esta tendencia quizás sea el mejor ejemplo, lamentablemente, de lo que podría llamarse el desmembramiento de los valores de igualdad, apertura, tolerancia y sana convivencia al interior de la Europa integrada.

Al respecto, cabe consignar que desde la parte legal no se están pasando a llevar preceptos, pues los ciudadanos rumanos y búlgaros no gozan de libertad de movimiento pleno, al menos hasta 2013. Esto es algo que se acordó al momento que Bulgaria y Rumania ingresaron a la Unión Europea y es una postura que comparten Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Malta y el Reino Unido. 

Sin embargo, la gran pregunta es cómo puede haber una contradicción tan grande en el bloque de integración europeo, que, por un lado, promueve la fraternidad y la solidaridad, pero, por el otro, no tiene problemas en expulsar a ciudadanos europeos, pues los gitanos rumanos y búlgaros son, guste o no, parte de la población del Viejo Continente. Que tengan libertad para moverse por Europa durante tres meses, pero que en caso de no obtener un trabajo sean devueltos a sus países no sólo es algo incoherente –según los valores esenciales de la UE– sino que se convierte en una desgraciada política poco humanitaria, injusta y, por sobre todo, racista. 

Por eso, no extraña que al interior del gobierno francés ya haya serias disputas por esta medida, que a algunos ministros ha causado gran desagrado. Lo mismo para la Iglesia Católica y diversas asociaciones gitanas. Mientras, la Unión Europea, con demasiada lentitud y parsimonia, ha decidido que Francia explique esta iniciativa, para ver si se toman medidas. La interrogante es, ¿se atreverá el bloque europeo a sancionar a uno de los pilares de esta unión?

5 Comentarios
  1. Lucie Junet dice

    Efectivamente, en los últimos años los Estados miembros de la UE han mostrado sus pocas capacidades para mutualizar fuerzas y crear sinergias que sirvan como plataformas para proyectos comunes imprescindinles para el futuro de un viejo continente confrontado con un mundo cambiante y en el cual se van invertiendo las jerarquías de poder.

    Los ejecutivos europeos tienen que arriesgarse a repensar el esquema de la UE e ir ahondando el tema de los ciruclos concentricos, permitiendo una mayor eficiencia de la integración entre los países dispuestos a unirse.

    Si no se da un giro calitativo en el modelo de integración, los mandatarios europeos se exponen a un debilitamiento estrutural de la UE, lo cual sería indigno y deshonroso delproyecto inicial y soñado por unos pocos visionarios europeos.

  2. Máximo dice

    Las derechas xenófobas y racistas de europa están jugando “otra vez” a un juego muy peligroso que se llama populismo, con la única intención de llenar de contenidos sus vacias propuestas políticas y para esto juegan la baza más ignorante de todas: EL RACISMO europeo que tanto ha costado al mundo en términos económicos (1ª y 2ª guerra mundial).
    Un Sarkosy por otro lado de origen inmigrante en Francia o un Berlusconi amo y señor de la más recalcitrante ignorancia todo esto ayudado por la otrora derecha Alemana de la señora Angela Merkel.

  3. gabriel castro dice

    es lo que hay no mas,yo parte de mi vida fui criada por la hija de un ingles ,la verdad prefiero con todo lo malo de este pais ante esas bestias supuestamente de paises desarrollados efectivamente han hecho aportes a la humanidad pero, a la vez demuestran cada cierto tiempo un salvajismo digno de toda irracionalidad,que ampara el racismo la intolerancia la persecusion de personas por su apariencia a esto agreguemos que aunque latinoamerica les mato el hambre,nos tratan como perros bastaria y seria necesario que le racionalicemos los envios de alimentos y tratarlos de igual forma a ver si nos respetan ,si uds.creen que que este comentario es resentido no es asi solo pregunteles a ciudadanos de un pais europeo pero de otra etnia ,ej.españoles y vascos franceses y gitanos etc.Hitler solo exteriorizo el sentimiento colectivo europeo .No nos sorprendamos con un 4to.REICH

  4. Teresa dice

    Supongo que es más fácil mirar desde fuera y, en este caso, mirar a Europa y su proceso como Unión Europea. Vivo hace unos años al sur de Europa, pero no he dejado de venir a Chile. Lo que plantea el artículo creo que se acerca mucho a lo que se vive alli, la idea de aquel continente a la vanguardia de la libertad, tolerancia, igualdad y solidaridad, ya no se expresa en la gran mayoría de la población ni en su legislación que igualmente discrimina. Sin embargo, tampoco nos creamos los que podemos dar ejemplo de lo contrario, Chile sigue siendo -en mi opinión- un país clasista, racista y consumista, muy bien aprendido de aquellos a quienes les rendimos tributo y que casualmente vienen del hemisferio norte. Es importante saber lo que ocurre en otros lugares, tener referentes, estar informados, pero es muy importante que eso nos sirva para estar muy atentos de lo que pasa aqui y mejorar lo que una tiene a su alrededor, en lo más próximo.

  5. […] también lo está haciendo Europa. No es coincidencia que la Unión Europea esté enfrentando una fuerte crisis (que viene de hace años y que posee déficits estructurales e ideológicos) y que el Magreb esté […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.