Mohamed Laarosi, embajador saharaui en misión: “La única salida es el referéndum”

Embajador Laarosi 100_4573[1]Vino a Chile a mostrar la situación que padecen sus compatriotas, sometidos por Marruecos a vivir en campamentos de refugiados en Argelia o bajo su dominio en los territorios ocupados. Tuvo una agenda apretada, fue al Congreso y se fue con una sonrisa: la Cámara instó al Gobierno para que reconozca a la república que representa y que clama por un referéndum para determinar su definitiva independencia.

Por Francisco Martorell Cammarella

Hace más de un año, por amplia mayoría, se aprobó en la Cámara oficiar a la entonces Presidenta Bachelet para que a la brevedad Chile reconociera a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y estableciera relaciones diplomáticas.

Ello porque desde 1975, tras la retirada de España de su antigua colonia en el Sahara, Marruecos ocupó militarmente ese territorio, negando los derechos del pueblo que ancestralmente vive en el lugar y que es representado por el Frente Polisario.

Mucha agua pasó, en estos meses, bajo el puente. La mandataria dejó el cargo y la Concertación no pudo dar el paso que sí dieron otros países. La deuda era enorme: No sólo Chile en la ONU ha votado un sinnúmero de resoluciones en las que se le reconocen los derechos a la RASD en su conflicto con Marruecos sino que, además, en reiteradas ocasiones la Cámara ha solicitado al Gobierno que agilice el reconocimiento.

Sin ir muy lejos, durante el gobierno de Eduardo Frei, el canciller Juan Gabriel Valdés comunicó a su par saharaui la decisión de reconocer al país africano, cosa que a la fecha han hecho más de 80 países. Tal anuncio, sin embargo, no se materializó.

La Cámara le pidió a Bachelet en el 2007 y el 2009 que Chile cumpliera su compromiso. Nada pasó. Entonces los diputados volvieron a la carga y con el apoyo de las bancadas del PS, RN, el PPD, el PRSD, la DC y el PC, se aprobó el 4 de agosto pasado el Proyecto de Acuerdo Nº 134 que solicita “al Presidente de la República, activa y encarecidamente, por razones históricas constitutivas a la nación chilena, honrar definitivamente la palabra de Chile procediendo sin más dilación al reconocimiento de la RASD y al inmediato establecimiento de las relaciones diplomáticas”.

Para observar esta situación y contar de primera fuente qué está ocurriendo en el Sahara, estuvo en el país el embajador en misión de RASD, Mohamed Laarosi Bahia, quien aprovechó para conversar con El Periodista sobre estos temas.

“Todo nuestro pueblo está pendiente que ojalá, ahora, ya con otro gobierno en Chile, haya más voluntad y más coraje político”, dice al consultarle sobre qué cree que pasó para que la administración de Bachelet hiciera caso omiso de las tres resoluciones del Congreso. Y agrega: “No sabemos qué ha pasado y por más esfuerzo mental que hagamos, no podemos darnos cuenta de qué es lo que está más allá para que el entonces gobierno no haya tomado ese paso, teniendo en cuenta un apoyo político unánime, una opinión pública favorable y un caso de legalidad internacional y de descolonización evidente”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.