Miles de personas han desfilado frente al féretro de Néstor Kirchner y apoyado a la presidenta Fernández

Mandatarios de varios países de la región, entre ellos el chileno Sebastián Piñera, se hicieron presentes hoy en Buenos Aires para entregar sus condolencias al gobierno trasandino. Mientras, medio millón de argentinos testimoniaron su admiración por el ex jefe de Estado y apoyaron a su esposa, Cristina Fernández.

A las 10 de la mañana del viernes está previsto que termine el largo desfile que se inició hoy en Buenos Aires para que cientos de miles de personas den el último adiós a quien gobernó Argentina entre 2003 y 2007.

Néstor Kirchner, de 60 años, dejó de existir en la mañana del jueves, por un infarto, cuando se encontraba con su esposa, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en la localidad sureña de Calafate.

La noticia caló hondó, tanto en el país vecino como en el resto del mundo, generando reacciones en todos los gobiernos, especialmente los latinoamericanos. Hoy, incluso, llegaron a rendir honores al ex mandatario los presidentes de Bolivia, Brasil, Ecuador, Chile, Paraguay, Colombia, Uruguay y Venezuela, entre otros.

DUELO EN CHILE

En nuestro país, el Poder Ejecutivo decretó duelo nacional de tres días. La gran bandera de la Alameda, frente al palacio de La Moneda, quedó a media asta en señal del dolor nacional por la muerte del ex jefe de Estado argentino.

El presidente Piñera, quien viajó a Buenos Aires acompañado de su esposa, sostuvo que se han vivido “momentos de muchas emociones. No solamente por la muerte de un ex Presidente. Es mucho más que eso. Porque uno, en estos tiempos, ha cultivado amistades personales. Y con Cristina y Néstor habíamos desarrollado una amistad verdadera, personal. De conversar como se conversa entre amigos, con confianza, con la verdad”, manifestó.

El Jefe de Estado chileno acompañó a la Presidenta argentina Cristina Fernández, a quien expresó además las condolencias del pueblo chileno. “Es una gran pérdida, sin dudas. Y más que pensar en el Presidente, pienso en el hombre, en el padre, en el marido. Tuve la oportunidad de estar con sus dos hijos y, sobre todo, con Cristina. Ellos hicieron un proyecto de vida en lo público y también en lo privado y va a tener que seguir luchando sola. Eso es muy difícil”, señaló.

Kirchner, actual diputado y presidente del Partido Justicialista (peronismo), se desempeñaba además como secretario general de la Unasur. Era un hecho que, dada su enorme popularidad, fuera el candidato a suceder a su esposa en la Casa Rosada en las elecciones del año próximo.

LIDERAZGO

En la prensa argentina, por su parte, se ha destacado su trayectoria, comparando su liderazgo con el que tuvo en los 40 y los 50 el general Juan Domingo Perón.

“Es difícil encontrar un parangón histórico con la desaparición de un líder de su porte, en tales circunstancias”, escribió el periodista Mario Wainfeld del diario Página 12. “Raúl Alfonsín falleció hace poco; el impacto y la emoción fueron grandes, tanto como el reconocimiento. Pero al líder radical todo le llegó cuando estaba en el ocaso de su carrera, cuando ya no era un protagonista de primer nivel. Tal vez el parangón más cercano sea la desaparición de Juan Domingo Perón durante su tercer mandato: una figura central, en torno del cual constelaba la política, que ordenaba (por así decir) amores, odios y alineamientos. Pero hay una diferencia sideral con esos días, que alude al legado que deja Kirchner. Sin Perón, era evidente que la Argentina se encaminaba, irremisiblemente, a una situación peor y su fuerza a una crisis fenomenal. Kirchner deja el centro de la escena en un país gobernado y gobernable. Con una economía y una situación social sustentables, con previsibilidad política. En el ’74 la política era colonizada por la violencia; en 2010 se cumplen varios años de paz social muy grande (para los parámetros argentinos) y con un rumbo mejorable (como todo) pero racional. Kirchner llegó a la Casa Rosada en un país devastado, se fue en otro, aún cargado de deudas sociales y contradicciones pero indeciblemente mejor”, concluyó el periodista argentino.

Las cientos de miles de personas que han desfilado frente al féretro del ex mandatario, que han debido aguardar entre 6 y 8 horas en una fila que alcanza las 15 cuadras, junto con despedir a Kirchner han manifestado su apoyo permanente a la mandataria trasandina.

El cuerpo del líder peronista será trasladado mañana a su región natal, Santa Cruz, donde será enterrado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.