Hasta el secretario general de la ONU fue espiado por orden de EEUU

El gobierno de Barack Obama, según lo señalan cerca de 250 mil documentos filtrados por Wikileaks a través de 5 periódicos, dio instrucciones a sus diplomáticos para que espiasen a Ban Ki-moon y una gran cantidad de políticos extranjeros y otros altos funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas.

Desde el supuesto boicot de China a Google, las intenciones de Washington de aislar al presidente de Venezuela, Hugo Chávez y hasta un pedido de información sobre la salud mental de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, aparecen en los papeles dado a conocer hoy por el sitio en internet y que tiene a la prensa mundial de cabeza buscando pistas, nombres o situaciones.

El espionaje se produjo bajo el mandato de Obama, quien a través del Departamento de Estado que dirige Hillary Clinton, pidió a su personal en el extranjero que recopilara información como las tarjetas de crédito, horarios de trabajo y en algunos casos hasta datos biométricos de candidatos latinoamericanos, según la información que forma parte de la filtración masiva de documentos diplomáticos que la web entregó a cinco publicaciones en todo el mundo.

Sin embargo, según informó Página 12, Wikileaks denunció que su servidor había sido atacado y que no iba a estar operativo, por lo que la única manera de acceder a la información que ha recabado es a través de las cinco publicaciones que tuvieron los documentos previamente, El País (España), The New York Times (EE.UU.), The Guardian (Reino Unido), Der Spiegel (Alemania) y Le Monde (Francia).

De acuerdo a las revelaciones de estos periódicos, Estado Unidos quería tener casi una ficha policial de las actividades que desarrollaban algunos políticos y altos funcionarios. Especialmente llamativo es el caso de los aspirantes a la presidencia de Paraguay en las elecciones de abril de 2008, cuyos datos fueron objetivo de espionaje al igual que información respecto de supuestos casos de corrupción oficial, lavado de dinero, relaciones de Paraguay con Cuba, Venezuela, China, Taiwán y Rusia, y la existencia de yacimientos de hidrocarburos en la región del Chaco paraguayo. Los documentos también revelan pedidos de espionaje para recolección de datos sobre el narcotráfico y la construcción de mezquitas en el país latinoamericano, informa Página 12.

El espionaje que se pide a los empleados de las embajadas y misiones abarca desde las gestiones y apariencia física de los diplomáticos iraníes y norcoreanos en Nueva York hasta los planes e intenciones del secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon.

Uno de los aspectos que llama más la atención es el espionaje a que se somete a Ban, algo que según establece la normativa de la Organización de Naciones Unidas (ONU) es ilegal, tal y como explica The Guardian.

De Ban Ki-moon se solicita información biométrica detallada, al igual que de otros altos representantes de la organización, de los que se pide detalles sobre la toma de decisiones en torno a los grandes asuntos que tienen sobre la mesa.

Por su parte, la Casa Blanca condenó la “peligrosa y temeraria” filtración de cables diplomáticos estadounidenses divulgados, hecho al que califica como un “robo”.

En un comunicado difundido con antelación a que varios periódicos de todo el mundo publicaran la filtración facilitada por la página, la Casa Blanca aseguró que la divulgación de los cables pone en peligro los intereses de EE.UU. en política exterior, a agentes secretos y “la causa de los derechos humanos, así como las vidas y el trabajo de los individuos” que los defienden.

Además, el gobierno estadounidense argumentó que los informes diplomáticos a Washington son “información franca y a menudo incompleta”, que no representa necesariamente la política de EE.UU. ni tampoco “forja las decisiones políticas definitivas” cada vez.

1 comentario
  1. Alonso dice

    Este asunto me recuerda el ventilado y recordado “Watergate”, que sirvió para mimetizar un hecho simultáneo y mucho mas importante de la “era Nixon” como fue la desregulación de los mercados financieros (que, entre otras cosas, dejo el Trabajo y sus frutos en manos de especuladores) y responsable de la crisis economica global que venimos sufriendo desde hace algunos años.
    ¿Conocen el truco de armar un alboroto o riña en la esquina y mientras nos agolpamos a mirar nos meten al mano al bolsillo?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.