Subvenciones a combustibles fósiles quintuplican a las que reciben las energías renovables

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) denunció que los subsidios en todo el mundo para combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) alcanzan anualmente los 224 mil millones de euros, mientras que las renovables se llevan unos 41 mil millones, cinco veces menos. Las perspectivas de las energías nucleares, según el informe, no son halagadoras: “La energía nuclear crecerá poco y será principalmente en China, Rusia, India y otros países. Hay mucha discusión sobre el renacer nuclear pero cuando miras la construcción ves que hay mucha diferencia entre lo que se habla y lo que se construye”.

La Agencia, que pide eliminar las subvenciones a los combustibles fósiles, como acordó el G-20 en Pittsburgh en 2009 , algo que las potencias  mundiales siguen sin cumplir, es un organismo que asesora a 28 países occidentales, importadores de petróleo. Fue creada en 1974, durante la primera crisis del petróleo. Su informe anual es referencial y de ser un organismo conservador en torno a energías alternativas  se ha convertido en un organismo defensor de la energía limpia y que ve en la lucha contra el cambio climático una forma de reducir la dependencia de la importación de petróleo y gas. Sin embargo, la AIE, sigue considerando la energía nuclear como energía limpia, lo que es altamente debatible según los expertos.

La agencia considera que las ayudas a los combustibles fósiles distorsionan el mercado y que estas subvenciones no ayudan a los más pobres a tener acceso a la energía.

El informe advierte que: “ Las perspectivas de la energía en el mundo hasta el año 2035 dependen decisivamente de cuál sea la actuación de los gobiernos y de cómo las políticas que se implanten puede afectar a la tecnología, el precio de los servivios energéticos y la conducta del usuario final”. 

Más adelante recomienda que: “El porcentaje de la producción de petróleo de los países de la OPEP en 2035 será de un 52% y eso es un nivel que tenían cuando la primera crisis del petróleo. Por eso es importante para los países importadores que encuentren medidas de demanda: coches eléctricos, híbridos enchufables para reducir la demanda o será un gran reto”.

Las nuevas fuerzas emergentes como China e India aumentan la demanda de combustibles fósiles que en un futuro próximo no cubrirán más que el 60% de las necesidades energéticas.

La mayor incertidumbre viene de China, que ya es el principal consumidor de energía, por delante de EEUU. Sin embargo, Fatih Birol, economista jefe de la AIE, subraya que : “Cuando pensamos en China siempre miramos en las tensiones que generará en los mercados mundiales si aumenta su demanda de petróleo o de carbón. Pero no miramos que China se está convirtiendo en líder del mercado de nuevas tecnologías. De aquí a 2035 en solar, eólica, nuclear y coches eléctricos, China hará la mayor parte de las inversiones. Esto les hará líderes en esas tecnologías y serán capaces de bajar los costes de producción y dominarán la industria de la energía limpia, la exportarán al resto del mundo”.

 Para mayor información ver: www.iea.org  y  www.energiasostenible.es

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.