Autoridades niponas reconecen un proceso de fusión en dos reactores

Las autoridades reconocen la alta posibilidad de que se haya iniciado un proceso de fusión del núcleo en los reactores 1 y 3 y que existen altos riesgos de explosión en el reactor 3. Reconocen que se ha liberado radiación al aire. Ciento 60 personas pueden haberse expuesto a la radiación. La sensación de inseguridad se expande en la población, incluso en la capital, a unos 240 km. del lugar del accidente. Un técnico ha fallecido y otras 11 personas resultaron heridas tras la explosión en la central  Fukushima I.

(Por Patricio Salinas A) La agencia japonesa de seguridad nuclear (NISA) aseguró  que la explosión en la central de Fukushima I no había afectado al edificio de la contención, aunque sí se había llevado parte del techo y de la pared del edificio del reactor.

Japón atribuyó la explosión a que parte del hidrógeno liberado había explotado.

En un primer balance, la Agencia Internacional de la Energía Atómica anunció que un técnico falleció y otras 11 personas resultaron tras la explosión en la central de Fukushima I.

Las informaciones han sido por momentos muy confusas sobre lo que ocurre en las centrales nucleares ubicadas en la zona de la catástrofe.

Las autoridades niponas y la seguridad militar no han dado a conocer a la población toda la información de lo acontecido en los reactores afectados. Esto, según el periodista chileno-canadiense Carlos A Salinas, que radica en Japón, está causando incertidumbre, desazón entre la población nipona, pero también desata la ira en contra las autoridades. La población se siente manipulada.

Horas después de la explosión, las autoridades niponas intentaron una opción a la desesperada: refrigerar la nuclear directamente con agua de mar y ácido bórico, una sustancia que absorbe neutrones. Se ha repartido pastidas de yodo entre la población, como medida de precaución.  El yodo es una medida de protección de emergencia ante una posible nube radiactiva, que lleva yodo. El yodo satura la glándula tiroides y evita que actúe el yodo radiactivo

El reactor 3 de la planta sufre también problemas en su sistema de refrigeración, pero el ministro portavoz de Japón, Yukio Edano, aseguró que aunque se deforme su núcleo, eso no equivale a una fusión. Las informaciones son contradictorias. El sábado el Gobierno dijo que el nivel de radiación había quedado controlado tras la explosión, la operadora de Fukushima, Tokyo Electric Power (Tepco), aseguró que el domingo se había vuelto a superar el límite legal.

Este incidente fue catalogado por la agencia de seguridad nuclear del país como de nivel 4 en una escala sobre 7, lo que supone el peor suceso de este tipo en la historia de Japón, a la misma altura del ocurrido en 1999 en Tokaimura. Sin embargo, de acuerdo a los últimos acontecimientos, este nivel puede subir, igualandose al accidente de Three Mile Island en Pennsilvania (grado 5). Chernobyl tuvo grado 7

El accidente de Fukushima afectará previsiblemente a la industria nuclear en el mundo. Jan Baranek, potavoz de Greenpeace, comenta:  “La industria dice que estos sucesos no pueden ocurrir en reactores modernos (…), pero la energía nuclear es vulnerable a la combinación potencialmente mortal de un error humano, fallos de diseño y desastres naturales”.

La pregunta se hace evidente. ¿Es posible en Chile, como salida a los eventuales problemas energéticos, instalar centrales nucleares? ¿Qué opina Ud?

1 comentario
  1. Patricio González dice

    Japón tiene los estándares más altos de seguridad del mundo para las centrales nucleares y ,sin embargo, no ha sido capaz de evitar esta nueva tragedia que se suma al terremoto y al tsunami.La producción de energía nuclear utiliza una técnica que hace imposible su control en caso de alguna falla en su manejo,ya sea por causas internas de la poducción o ,como en este caso,externas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.