Incertidumbre en Japón por situación de 6 reactores de Fukushima

(Por Patricio Salinas) Entre los habitantes de Tokio se vive en una “tensa calma”. Continúa la incertidumbre pero la mayoría opta por creer las informaciones recibidas desde el gobierno nipón y la central eléctrica quienes afirman que, la situación de las centrales nucleares en Fukushima está bajo control. Escenas de normalidad se destacan en la prensa local, gente paseando o dedicándose a la pesca. Sin embargo, aún no se sabe exactamente las repercusiones de este accidente nuclear. Las autoridades japonesas admiten un nivel 5 (accidente con consecuencias amplias). Los expertos europeos hablan de desinformación.

El Gobierno nipón ha insistido en que tiene todo bajo control, pero las sucesivas explosiones y fugas en las centrales y la evaluación de expertos y organismos internacionales que aseguran que la situación es más grave, hacen que hoy casi todos duden de la transparencia informativa de la administración nipona y de su  real capacidad para manejar la crisis.

En un artículo publicado en El País (16 de marzo)  se cita a el estadounidense Alex Kerr, quien explica a la perfección en su libro Dogs and demons cómo la actitud de los nipones ante la información difiere de la de los occidentales. Decir la verdad en muchos contextos resulta descortés, y los propios nipones aprenden y desarrollan desde pequeños su tatemae (pensamientos que se expresan en público y que no deben ofender a los demás) y honne (lo que se piensa de verdad, y que solo se emplea con gente muy cercana).

 Kerr manifiesta que en Japón el tatemae se ha empleado gustosamente en el último siglo y medio para proteger a las élites políticas y empresariales y mantener en la inopia al pueblo japonés, que en estos días se está mostrando, como siempre, intachable en cuanto a estoicidad y civismo.

Otros medios hacen paralelos con lo sucedido en Chernóbil, donde Gorbachov tardó 18 días en comentar públicamente el desastre. Entre esas comparaciones está el modo en el que el público se ha quejado por estar desinformado de una situación que inicialmente miembros del gobierno nipón dijeron era bastante menor y que ha llegado a tener niveles de catástrofe.

Incluso después de que los países escandinavos detectaran niveles de radiación inusualmente altos, pasaron varias horas antes de que la agencia de noticias soviética TASS admitiera que había ocurrido un accidente en Chernóbil, al norte de Kiev en la Ucrania soviética, el 26 de abril de 1986. Pero Moscú lo siguió negando. Durante las celebraciones del Día del Trabajo, las autoridades habían revelado que dos personas habían muerto en las explosiones en una planta y otras 18 estaban graves.

No se hizo mención al desastre en las ceremonias de ese día, mientras que la televisión estatal incluyó en su pronóstico del tiempo unas imágenes de unos segundos de gente en Kiev disfrutando del clima primaveral, al parecer para reducir las preocupaciones de los ciudadanos.

Louli Andreev, uno de los técnicos que ayudó a limpiar Chernóbil, comenta: “Después de Chernóbil, toda la fuerza de la industria nuclear estuvo dirigida a ocultar este desastre, para no dañar su reputación”. Y agrega: “La experiencia de Chernóbil no fue estudiada apropiadamente”.

Nanao Kamada, es una de las pocas voces críticas en la sociedad nipona, un hombre de 73 años,  hematólogo y lleva casi medio siglo empeñado en batallar contra la leucemia, uno de los cánceres que con más facilidad desarrollan las personas expuestas a la radiactividad. Kamada que es presidente de la Fundación de Apoyo a los Supervivientes de la Bomba Atómica de Hiroshima, manifiesta que: “Ahora es el momento de estar unidos para ayudar a las víctimas del terremoto y a quienes luchan por salvar a todo el país de una catástrofe mayor en Fukushima, después nos movilizaremos para forzar un cambio en la política energética nacional”. Y luego afirma convencido “Fukushima es el punto de inflexión que marca el inicio del fin de las centrales nucleares en Japón”.

 Este es el último informe sobre los seis reactores de la central nuclear de Fukushima entregada por el Consejo de Seguridad Nuclear

  1. Reactor 1. La elevada presión dentro del edificio de contención ha llevado a los operadores a liberar gas del mismo. Más tarde, el 12 de marzo, una explosión destruyó parte del edificio del reactor. No hay indicios de problemas ni con la vasija de presión del reactor, ni con la vasija de contención primaria. Se ha logrado conectar un cable de energía, pero no se sabe si se podrá restablecer la electricidad para bombear agua de mar en el núcleo del reactor, que sigue descubierto.
  2. Reactor 2. Tras una explosión el 15 de marzo, oficiales japoneses expresaron su preocupación  porque la contención del reactor podría no estar intacta. El 18 de marzo, funcionarios de la Agencia japonesa de Seguridad Nuclear e Industrial (NISA) informaron de que un humo blanco continuaba emergiendo del edificio. Prosiguen los esfuerzos para bombear agua marina al reactor a través de la conexión de energía eléctrica. El núcleo continúa descubierto.
  3. Reactor 3. El 14 de marzo una explosión destruyó parte del edificio. Oficiales de la NISA informaron el 18 de marzo de que un humo blanco continuaba emergiendo del edificio. Prosiguen los esfuerzos para bombear agua al núcleo del reactor aunque a través del agua a presión de los camiones cisterna se ha logrado estabilizar. En este reactor (que contiene plutonio) preocupa especialmente la situación de la piscina de combustible gastado, pues “hay indicios de que el nivel del agua refrigerante no es adecuado y las autoridades japonesas están abordando este problemas vertiendo agua desde helicópteros al edificio y desde camiones. No hay datos sobre la temperatura del agua de la piscina.
  4. Reactor 4. Todo el combustible había sido sacado del núcleo del reactor antes del terremoto, para proceder a tareas de mantenimiento, y colocado en la piscina de combustible usado. Una parte del caparazón externo del edificio fue destruida por la explosión en el reactor 3 el 14 de marzo, y se informó de dos incendios, posiblemente uno de ellos en la citada piscina el 15 de marzo, que se extinguieron de forma espontánea, si bien el viernes seguía viéndose salir humo. “Las autoridades están preocupadas por la condición de la piscina”, destaca el OIEA. Por primera vez se ha logrado verter agua sobre él.
  5. Reactor 5. El reactor se encontraba en parada por recarga desde enero de 2011. Sin embargo, los instrumentos de medición del combustible del reactor han mostrado un crecimiento gradual de las temperaturas. Los operarios han configurado un motor de diesel para activar la circulación del agua en el núcleo. Los equipos que trabajan para solucionar estos problemas han abierto boquetes en el techo del edificio para prevenir una posible acumulación de hidrógeno, algo que se cree pudo haber sido la causa de explosiones en otros reactores.
  6. Reactor 6. El reactor se encontraba en parada por recarga desde enero de 2011. Sin embargo, los instrumentos de medición del combustible del reactor han mostrado un crecimiento gradual de las temperaturas. Los operarios han configurado dos motores de diesel en el reactor 6 para activar la circulación del agua en las piscinas de combustible gastado y en el núcleo. Los equipos que trabajan para solucionar estos problemas han abierto boquetes en el techo del edificio para prevenir una posible acumulación de hidrógeno, algo que se cree pudo haber sido la causa de explosiones en otros reactores.
2 Comentarios
  1. WASHINGTON HERRERA dice

    Bien por Dn.Patricio Salina, por mantenernos informado a diario de esta catástrofe humana, que tiene al mundo preocupado ya que las Autoridades Nipona, la información la mantienen restringida por razones obvias,como lo indican algunos experto en la cultura japonesa, son cuidadoso en mostrar sus sentimientos y emociones a como son los latinos.
    Reitero mi admiración por todos aquellos que se sacrifican por los demás en esta emergencia,en este caso personal de las centrales, bomberos,policía y FF.AA y voluntarios están exponiéndose mas haya de sus fuerzas, sabiendo su destino final, su pueblo les reconocera este sacrificio sin ninguna duda.
    Lamentablemente esta noticia que debería estar en todos los medios, por los riesgos que enfrenta la Humanidad y mantener informado los avances en el control de la emergencia, se trata de la Energía Nuclear, que liberada a la Atmósfera del planeta, puede provocar enfermedades irreparable en el Ser Humano,pero en forma vertiginosa ya que la radio actividad se propaga con rapidez.Pero los medios se fueron al norte de África, dejando en un segundo termino, lo que siga ocurriendo en Japón, reitero mis felicitaciones al Mostrador por mantener en primer plano de la Noticia, la catástrofe.

  2. Jean-François Bradfer dice

    Al enfriar los reactores con agua del mar, y producirse vapor que se expande al atmósfera, se genera simplemente un evaporador de agua salada y un concentrador de sal, con una precipitación y cristalización sobre las superficies calientes. Poco a poco una costra impedirá la transmisión de calor, el calentamiento progresivo del material radioactivo, luego su fusión (El plutonio funde a 640ºC, y el uranio a 1132ºC mientras que la costra de sal fundirá a 801ºC) y ojala que la agrupación del material no llegue a la masa crítica; sino significa explosión nuclear. Me pregunto cuanto tiempo más se enfriará con agua del mar, en vez de agua dulce. El tema se ve bien complicado para los días a venir…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.